Salvamento Marítimo ha desembarcado en lo que va de jueves en el muelle de Arguineguín, que actualmente alberga a 927 personas, a 348 ocupantes de once embarcaciones, dos de ellos bebés, a quienes ha auxiliado al sur de Gran Canaria.

A las 148 personas de cinco barquillas rescatadas entre las 02.15 y las 05.25 horas, se han sumado otras 75 auxiliadas entre las 09.39 y las 10.15 horas, han precisado a Efe fuentes de Salvamento Marítimo.

El remolcador de Salvamento Marítimo Miguel de Cervantes había acudido a confirmar dos ecos compatibles con la presencia de otras tantas pateras detectados por el SIVE.

Unas sospechas que se han traducido en la localización de dos nuevas pateras en la zona: la primera de ellas ocupada por 28 varones magrebíes, uno de ellos menor, y la segunda, auxiliada por la Salvamar Menkalinan y ocupada por 47 inmigrantes subsaharianos, entre ellos una mujer y un bebé.

Tras dejar en tierra a estos 75 inmigrantes, la Menkalinan ha regresado al sur de Gran Canaria a confirmar nuevos ecos detectados en el radar del SIVE, que se han materializado en el rescate de otras 125 personas, entre ellas otro bebé, que viajaban en cuatro embarcaciones.

En esta nueva operación, la Menkalinan ha auxiliado, a las 11.43 horas, a 40 inmigrantes de origen subsahariano - 35 varones, tres mujeres y dos menores, uno de ellos bebé-, para seguir, a las 12.32 horas, con un nuevo operativo en el que ha podido rescatar a otras 34 personas de origen magrebí, entre ellos una mujer.

Seguidamente, a las 13.37 horas, la tripulación de la misma Salvamar Menkalinan se ha hecho cargo de un grupo de 19 varones magrebíes, para acabar su despliegue a las 14.08 horas, con el rescate de otras 32 personas de origen magrebí, entre ellas cuatro mujeres.

Cuatro muertos en una patera localizada en aguas marroquíes

Mientras, la Marina Real Marroquí encontró ayer en aguas del Mediterráneo, al norte de Nador, una patera a la deriva con 50 emigrantes subsaharianos a bordo, cuatro de ellos ya fallecidos (dos bebés y dos mujeres), informó hoy a Efe una fuente militar.

Los rescatados recibieron los primeros auxilios a bordo del buque de la Marina marroquí y posteriormente fueron conducidos al puerto de la ciudad septentrional de Nador para someterlos a un interrogatorio rutinario de la Gendarmería.

La fuente no reveló las nacionalidades de los emigrantes interceptados.

El control de las costas marroquíes se ha intensificado en todo el norte de Marruecos desde 2019 y ahora las pateras y embarcaciones ilegales salen principalmente desde el sur del país y el Sáhara Occidental hacia Canarias, pero a veces se detecta tráfico irregular de embarcaciones también en aguas del Mediterráneo.

En lo que va de año se han registrado 18.348 llegadas irregulares de emigrantes a las costas de Canarias, la mitad de ellas en el último mes, siendo casi todos ellos marroquíes en este periodo.

Una proyección de la Dirección General de la Policía calcula que España se expone a una llegada de inmigrantes procedentes del noroeste africano sin precedentes. Según esos cálculos, teniendo cuenta la media diaria de arribada de migrantes durante este mes –alrededor de 400 a las Islas– la cifra anual en los próximos años alcanzaría los 140.000 en Canarias, 180.000 en toda España. Un tercio llegarán desde Marruecos. Un país que, apunta el documento hecho público ayer por la Cadena Ser, estaría enviando un mensaje claro al Estado de demanda de contraprestaciones a cambio ampliar la vigilancia en los frentes mediterráneo y atlántico e impedir los movimientos de las mafias de tráfico de personas.