Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moreno propone trasladar a RTVE el modelo de consenso de la TV canaria

El candidato a presidir la Corporación estatal reclama el fin de la batalla política por su gestión

Francisco Moreno, en presidencia del Gobierno de Canarias, el día de su toma de posesión en RTVC. | | JOSE CARLOS GUERRA

Francisco Moreno, en presidencia del Gobierno de Canarias, el día de su toma de posesión en RTVC. | | JOSE CARLOS GUERRA

Rotunda y consistente defensa del actual administrador único de RTVC, Francisco Moreno, de su proyecto para presidir RTVE en la nueva etapa del ente público. En su comparecencia, junto a otros cinco de los 94 candidatos, ante la Comisión de Nombramientos del Congreso. Moreno desgranó en poco más de quince minutos lo esencial de sus propuestas trufando medidas técnicas y operativas sobre las que él considera que debe apuntalarse el futuro de la corporación pública, con reflexiones sobre el modelo y filosofía de gestión con dos mensajes esenciales: el ejemplo de los logros obtenidos en el propio ente audiovisual canario desde que él se hizo cargo del mismo hace dos años, y la necesidad de superar el enfrentamiento político en el ámbito estatal en torno a la corporación.

Moreno, uno de los favoritos para hacerse con el mando directivo de la Corporación en sustitución de Rosa María Mateos, actual administradora única provisional, comenzó recordando que se presentaba “desde la ultraperiferia subtropical de este Estado” para “defender lo que diseñamos a contrarreloj hace ya dos años y medio”, en referencia al proyecto presentado al concurso de méritos abierto en un primer momento pero que luego fue anulado para volver al modelo de designación parlamentarias de los diez miembros del Consejo de Administración de RTVE. Y fue a partir del ejemplo de “consenso” logrado en Canarias para la actual etapa del ente autonómico y de los resultados de audiencia, desde donde proyectó su propuesta para la nueva etapa de la Corporación estatal. Contextualizando su intervención en la difícil situación que vive el país por la pandemia sanitaria y sus efectos económicos y sociales, Moreno aseguró que “a todos nos compete elevar el prestigio y la utilidad práctica de nuestra radio y televisión publica estatal y dejar atrás un modelo y unas prácticas si no queremos que el ente se convierta en irrelevante y no ayude a combatir todos los otros virus que amenazan el futuro de las sociedades democráticas”. E insistió en esta reflexión añadiendo que “en estos meses especialmente duros, donde otros medios públicos autonómicos se han prestado con eficiencia y han sido parte esencial en la lucha contra la pandemia y sus consecuencias, los canarios lo saben muy bien que eso es posible y que disponen de una plaza pública para compartir información de solvencia y entretenimiento de calidad”.

“Dirigir es convencer y poder cumplir entre todos los objetivos que nos marquemos”

decoration

En respuesta a las cuestiones planteadas por los portavoces de los grupos políticos y resumiendo su proyecto, que logró la séptima mejor evaluación en el concurso de méritos, Moreno resaltó que “para contribuir a combatir tanta disgregación social necesitamos más que nunca contribuir a la cohesión de la comunidad con contenidos que no nos alienen, pero sí que nos alineen, que nos ofrezca una informa confiable que garantice la pluralidad, el debate de ideas y nos entretengan con programas que den tanta importancia a la ética como a la estética”. En este sentido afirmó que “para parar el imparable declive resulta inaplazable la tarea de despejar el campo para que ese cohete llamado RTVE pueda volver a lanzarse y despliegue de una forma eficaz para poner luz a pantallas cada vez más negras”.

Externalización de programas

Fue en este momento donde dejó los mensajes más rotundos hacia los partidos políticos, a los que reiteró que “para que ese deseo de cambio de la Corporación sea posible, y sea parte de las soluciones que requiere este país y no de los problemas que nos siguen enfrentando, la mecha que puede encender ese cohete depende más de ustedes que de quienes podamos resultar elegidos”. Insistió entonces en el actual modelo canario que él lidera con el apoyo mayoritario del Parlamento de Canarias, recordando que él es “beneficiario actualmente de esa voluntad de consenso que tan buenos resultados está dando en la RTVC, que en un año ha pasado de ser sexta cadena en seguimiento, a ser tercera, un mérito logrado por todos en un contexto en el que los políticos han dejado a los profesionales hacer su trabajo”.

Según el candidato canario, “si la política de bloques enfrentados vuelve a imponerse para afrontar esta nueva etapa de RTVE, todos los esfuerzos que luego podamos hacer chocarán con ese pecado original, y esa casa no permite a más provisionalidad”. “Les pido pues que hagan ese vital y necesario esfuerzo de consenso y sean ustedes lo primeros protagonistas de esa nueva RTVE”, reclamó. Moreno aseguró que su proyecto pretende “acometer de manera visible y tangible la recuperación y relanzamiento de la Corporación y persigue un objetivo similar al que ya atesoran las grandes televisiones publicas europeas, posicionarla como el grupo líder de comunicación en España y paralelamente persiguiendo la máxima influencia en el espacio cultural iberoamericano”, aspirando al “liderazgo desde la utilidad pública, porque no hay servicio público sin público”. Defendió además la potenciación de los centros territoriales porque “garantizan la cohesión territorial y permiten el conocimiento de nuestra propia identidades locales”, y apostó por “poner en hora el reloj de unos medios públicos que tienen que adaptarse a las circunstancias digitales y globales del siglo XXI”.

“La independencia de criterio en los informativos debe ser el pilar de la credibilidad”

decoration

El periodista canario recordó su paso por RTVE durante once años, seis de ellos en tareas directivas, así como sus dos etapas al frente del ente audiovisual del Archipiélago, incluido el actual. “Dirigir es convencer y poder ser convencido y poder cumplir entre todos los objetivos que nos marquemos”, afirmó ante los portavoces de los grupos, quienes en su mayoría habían resaltado su currículum tanto en su faceta de periodista, como de gestor en distintos medios audiovisuales, así como la calificación obtenida en el concurso de méritos.

Moreno aseguró que no había mantenido contactos con ningún grupo político durante este proceso de evaluación para acceder al Consejo de Administración y, en su caso, para presidir RTVE, y aseguró que “ese es uno de los vicios que se pueden cometer y buena parte de las soluciones que nos piden a los candidatos depende más de ustedes que de los propios candidatos”.

Sobre la externalización de servicios y programas por parte de RTVE, uno de los asuntos sobre los que fueron preguntados los cinco candidatos que ayer comparecieron en el Congreso, Moreno aseguró que “todo tiene que ser de acuerdo a las necesidades que se planteen”.

Aseguró que “RTVE no es solo un monstruo de comunicación que deba realizar internamente todo con recursos propios”, sino que también es “un motor de la industria audiovisual española y tiene que favorecer esa industria”, apostando por “no hacer fuera lo que se pueda hacer dentro, y hacer fuera lo que no se pueda hacer dentro”.

Resaltó por otra parte que “la independencia de criterio en los informativos de RTVE y en toda su programación debe ser el pilar de la recuperación y de la credibilidad de esta empresa”, y que “es absolutamente fundamental y garantizarla es la tarea fundamental de un buen presidente”. Dar estabilidad, reponer plazas y adaptar las plantillas a la nuevas realidades tecnológicas fueron otros de los objetivos marcados por su proyecto.

Junto a Moreno defendieron ayer sus respectivos proyectos los cuatros primeros calificados en el concurso de méritos, Francisco Javier Montemayor, Rafael Camacho, José Manuel Pérez, y Manuel Ventero, aunque cabe recordar que todos ellos han subido un puesto en esa tabla tras el fallecimiento hace un año de la periodista de la propia TVE Alicia Gómez Montano, la candidata que mejor puntuación logró. Para hoy están convocados otros siete candidatos y el resto irá compareciendo en las próximas semanas.

Si el calendario se va cumpliendo y no hay nuevos retrasos, el proceso de nombramiento de los nuevos consejeros (seis elegidos por el Congreso y cuatro por el Senado), entre los que se designará al nuevo presidente de la Corporación, concluirá antes del verano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats