Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Lucha contra las redes del tráfico ilegal

Detienen a 14 inmigrantes que dirigían pateras con cuatro fallecidos

Algunos patrones se enfrentan a delitos por organización criminal y homicidio imprudente

Un grupo de inmigrantes, en el exterior del campamento de El Matorral, en Fuerteventura, donde se ha detectado un enfermo por coronavirus. | | EFE

La Policía Nacional detiene a 14 migrantes en Gran Canaria y Lanzarote como presuntos autores de delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, tres de ellos además por pertenencia a organización criminal, mientras que otros cuatro por homicidio imprudente al considerar que eran los patrones de siete pateras y cayucos en las que murieron cuatro personas.

Los detenidos han sido identificados por los inmigrantes como los responsables del manejo y navegación de las embarcaciones que arribaron entre el 27 de diciembre de 2020 y el 25 de marzo de este año a las costas de Arguineguín (Gran Canaria), Órzola y Arrecife (Lanzarote), según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

En total, viajaban en estas embarcaciones 249 personas, de las que 55 eran menores de edad, y habían realizado la travesía sin ningún tipo de medida de seguridad, chalecos salvavidas, comida o bebida.

Además la embarcación que alcanzó Gran Canaria, en la que fallecieron cuatro personas y una más tras ingresar en un hospital de Las Palmas de Gran Canaria y en la que viajaban 52 personas, realizó una travesía de seis días hasta ser rescatado por Salvamento Marítimo cuando se encontraban a más de 130 millas al sur de la Isla.

Estas personas al tercer día de la travesía se habían quedado sin agua, lo que motivó que tuvieran que beber agua del mar, implicando esto un empeoramiento de su estado.

Asimismo, tras ser atendidos por miembros de Cruz Roja a su llegada al muelle de Arguineguín algunos de los migrantes fueron ingresados en centros hospitalarios de Gran Canaria debido a su comprometido estado de salud.

Las pasajeros carecían de bebida, comida, chalecos y otros equipos de seguridad

decoration

Ante estos hechos, los agentes de la Policía Nacional iniciaron una investigación que permitió identificar a 14 de los integrantes de las embarcaciones como los responsables del manejo y navegación de las mismas.

En este sentido, las pesquisas policiales culminaron con la detención de todos ellos como presuntos autores de delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, tres de ellos además por pertenencia a organización criminal, y otros cuatro por delito de homicidio imprudente.

Asimismo, los investigadores pudieron comprobar que dos de los patrones arrestados en Arrecife de Lanzarote, de 53 y 55 años de edad, y de nacionalidad marroquí, cuentan con numerosos antecedentes policiales, ya que habían sido expulsados de España con anterioridad.

Sin embargo, volvieron a entrar en España a través de embarcaciones que hicieron el viaje de forma irregular y a pesar de tener en vigor la prohibición de entrar en territorio español.

Tras ser instruidos los correspondientes atestados policiales, todos los detenidos fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes, quienes ordenaron el ingreso en prisión de ocho de ellos, quedando a la espera de la situación de otros seis que pasaron durante el día de ayer a disposición judicial, según ha comunicado la Policía Nacional.

Por otro lado, uno de los inmigrantes alojados en el campamento de El Matorral, en Fuerteventura, ha dado positivo en la covid-19, ha confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Dos marroquíes habían sido ya expulsados y tienen antecedentes policiales

decoration

El hombre dio positivo en la covid-19 el lunes, tras realizarle la prueba de cribado que se les practica a los inmigrantes antes de ser trasladados a otros centros de acogida.

Al parecer, la persona que ha dado positivo ha sido trasladado este martes a la conocida como Nave del queso, un recinto adaptado para alojar a las personas que llegan en patera mientras pasan la cuarentena. También han sido aislados sus contactos estrechos, hasta que se determine si están enfermos o no.

En la actualidad, el campamento de El Matorral acoge a más de 400 personas repartidas en carpas a las que ya han empezado a hacer pruebas de cribado, para evitar un efecto contagio entre el resto de personas que se encuentran alojadas, así como el personal que se encarga de su atención diaria.

El campamento de El Matorral, ubicado en las antiguas inmediaciones del Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE), forma parte del grupo de infraestructuras creadas por el Ministerio de Migraciones para acoger, a través del llamado Plan Canarias, a las personas que llegan en las barquillas a las Islas.

Compartir el artículo

stats