Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de Canarias | Medalla de Oro a Cruz Roja

Cruz Roja: el compromiso recibe el Premio Canarias

Cruz Roja recibe la Medalla de Oro de Canarias por su apoyo a las familias isleñas durante la pandemia y por su labor de atención y acogida a los migrantes

Voluntarios de la Cruz Roja atienden a un menor que llegó en patera al muelle de Arguineguín. | | JUAN CARLOS CASTRO

Canarias otorga su Medalla de Oro 2021 a Cruz Roja por tender la mano a las familias isleñas afectadas por la crisis económica y sanitaria derivada de la pandemia de la covid-19 . El galardón también destaca la labor de la organización en las playas y muelles del Archipiélago, donde sus voluntarios reciben a los migrantes que llegan exhaustos tras duras jornadas de travesía por alta mar. 

La labor de Cruz Roja está ligada a la historia de Canarias desde hace 147 años. Casi un siglo y medio al lado de la población más vulnerable de las Islas. Pero si hay una imagen de la organización grabada en el imaginario colectivo de los canarios es la de sus voluntarios recibiendo a pie de playa a migrantes exhaustos tras pasar días navegando por alta mar en una embarcación precaria. La peligrosa ruta Atlántica de la migración se reactivó el año pasado y 23.322 personas –22.205 hombres y 1.117 mujeres, de ellos 3.462 menores de edad– arribaron a las costas del Archipiélago de manera irregular. Ante este drama humanitario, Cruz Roja sacó músculo y redobló esfuerzos para atender y dar acogida a los migrantes, un cometido que se vio aún más complicado por el contexto de la pandemia de la covid-19. Una crisis sanitaria que hirió de gravedad a la economía de las familias, a las que Cruz Roja tendió la mano a través de su Plan Responde, con el que atendió a más de 165.000 isleños. Su función solidaria, carácter voluntario y compromiso social son merecedores de la Medalla de Oro de Canarias 2021, con la que se también se entrega el reconocimiento del pueblo canario.

“Para nuestra institución es un honor ser reconocida con este galardón, pero también es una responsabilidad. Nos obliga a hacer las cosas un poquito mejor, porque esta crisis es tan grande que a veces parece que no acaba”, señala el presidente de Cruz Roja en Canarias, Antonio Rico. Quien destaca que el año 2020 fue un reto para todos los sectores de la sociedad y que su organización no podía quedarse al margen. “Al principio simplemente nos apretamos el cinturón para poder atender a las personas que tocaban en nuestra puerta y vimos como la crisis sanitaria se iba a convertir en una crisis social”, apunta Rico.

Con el Plan Responde, la organización atendió a más de 165.000 canarios durante 2020

decoration

Cuando se activaron todas las alarmas ante la aparición del, hasta entonces desconocido, SARS-CoV2, Cruz Roja se volcó en informar y formar a las personas para que conocieran la enfermedad generada por este virus y como prevenirla. El avance de la pandemia obligó a decretar el confinamiento de la población para tratar de detener los contagios. En ese momento, la labor de Cruz Roja para atender a los mayores fue prioritaria. “Queríamos hacerles participes, que supiera que contaban para la sociedad y que supieran que no estaban solos”, afirma Rico y añade que para él “la lucha contra la soledad de los mayores es lo que merece un mayor reconocimiento”.

El repunte migratorio del año pasado supuso un desafío para la Administración pública, las organizaciones sin ánimo de lucro y para la sociedad canaria, que se volcaron en la atención y acogida de las personas que llegaron desde África en busca de un futuro mejor. El presidente de Cruz Roja en Canarias explica que “la ruta atlántica es tremendamente dura y tiene un índice de mortalidad muy alto. Además, durante el tiempo de travesía por el continente africano los derechos humanos de estas personas se ven vulnerados continuamente”.

Cruz Roja se encarga de la primera asistencia humanitaria de personas migrantes y refugiadas, a través de sus Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Ayuda Humanitaria. Sus voluntarios se despliegan ante la llegada de embarcaciones y ofrecen atención humanitaria básica (ropa, mantas, alimentos, kits higiénicos…) y atención sociosanitaria a estas personas en situación de extrema vulnerabilidad, que llegan en condiciones muy precarias, con problemas de deshidratación, hipotermia y heridas causadas durante la travesía. Los voluntarios que reciben a los migrantes en el muelle o en la playa “se dejan una parte de su alma allí, pero para ellos es más importante poder ayudar a esas personas, para que al llegar vean una mano amiga, que les atiende, que les apoya”, destaca Rico.

Desde su implantación en las Islas, en 1874, Cruz Roja ha tenido un constante espíritu innovador para dar cobertura a las necesidades que iban surgiendo en la sociedad. Las primeras ambulancias, los puestos de socorro, los bancos de sangre, la lucha antidiabética y antireumática o los equipos de rescate de montaña llegaron a Canarias de la mano de esta organización. “Cruz Roja ha sido punta de lanza en muchas actividades. Tratamos de detectar los cambios sociales y las carencias para ocupar esos espacios y cuando la Administración asume esas funciones nosotros damos un paso atrás”, sostiene Rico. Quien recuerda que hubo épocas en las que las personas más vulnerables no tenían acceso a la sanidad y la organización abrió dispensarios para darles atención.

Sus voluntarios son los primeros en atender a los migrantes que llegan a las costas canarias en patera

decoration

El ADN de Cruz Roja lo componen sus voluntarios, quienes son la demostración palpable de que hay muchas personas que no están dispuestas a dar la espalda a los dramas humanos que ocurren a nuestro alrededor. En Canarias, la organización cuenta con el valioso apoyo, puntual o continuado, de más de 16.000 personas, de ellas más de 3.400 se sumaron al voluntariado para hacer frente a la Covid-19. Estas personas dedicaron altruistamente su tiempo a realizar traslados sanitarios, hacer seguimiento telefónico a los mayores, desplegar albergues para personas sin hogar e infraestructuras hospitalarias, dar apoyo psicosocial, ofrecer educación virtual para niños y niñas vulnerables o distribución de bienes básicos de primera necesidad a personas y familias sin recursos en las islas.

Humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, carácter voluntario, unidad y universalidad son los valores por los que se rige Cruz Roja. Unos principios sobre los que la organización, presente en 189 países, ha consolidado su mensaje universal de solidaridad.

Compartir el artículo

stats