Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quevedo pone en marcha el cronómetro para ceder su escaño

El diputado de NC afronta el último año de legislatura antes de dejar paso a María Fernández, con quien alterna el sillón del Congreso

Imagen de archivo de Pedro Quevedo accediendo a la tribuna de oradores del Congreso. | | EFE

Imagen de archivo de Pedro Quevedo accediendo a la tribuna de oradores del Congreso. | | EFE

El pasado 10 de mayo se cumplió un año y medio desde las últimas elecciones generales, el 10-N de 2019, y con ello se inicia la cuenta atrás del último año de legislatura para el diputado de NC, Pedro Quevedo, que deberá ceder el escaño en junio de 2022 a María Fernández, de CC, quien le acompañó como número dos en la lista por Las Palmas en la coalición electoral entre ambas formaciones nacionalistas. Fue el acuerdo al que llegaron para tratar de tener representación en el Congreso por la provincia oriental, tras haber quedado fuera en las elecciones de abril de ese mismo año. Ambos partidos acordaron que Quevedo ocuparía el escaño los primeros dos años y medio de legislatura, y que Fernández le relevaría para ocupar el escaño por Las Palmas el año y medio final.

María Fernández. | | LP/DLP

María Fernández. | | LP/DLP J. Anastasio

De esta forma, NC perderá dentro de doce meses una relevante plataforma de acción política y de presencia pública y mediática, mientras que CC sumará la llegada de Fernández a la actual presencia de Ana Oramas como diputada por Santa Cruz de Tenerife, y volverá por tanto a tener dos representantes en el Congreso. La sustitución de Quevedo por Fernández producirá en paralelo un pequeño pero visible cambio en la aritmética parlamentaria de la Cámara porque restará un escaño a la mayoría de apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez, que perderá a uno de sus socios de investidura.

Los relevos pactados por NC y CC en su acuerdo de alianza electoral de 2019 se empezarán a producir en los próximos días los alayuntamientos de Gran Canaria de Telde –15 de junio– y Santa Lucia de Tirajana –en octubre–. En ambos municipios los cambios serán a la inversa que en el Congreso, pues corresponde a los regidores de CC ceder el bastón de mando a los representantes de NC. Las direcciones de los dos partidos aseguran que tanto los relevos municipales, como el del escaño en el Congreso, se producirán en los términos acordados. Pero ninguno de los partidos se atreve a aventurar si se repetirán pactos de este tipo en el futuro.

Quevedo asegura que «el acuerdo se mantiene y se respetará con claridad meridiana, todo el mundo tiene que cumplir y nosotros cumpliremos», mientras que María Fernández recuerda que se trata de un pacto de «aplicación automática» y afirma no tener «ninguna sombra de duda» de que NC «cumplirá lo acordado». El hecho de que la abogada sea desde hace dos meses directora de la Gerencia Municipal de Cultura y Deportes de Santa Lucia de Tirajana no enturbia este proceso, según afirman desde ambos partidos, porque en nada afecta al pacto. Fernández recuerda que ha accedido al puesto en concurrencia pública frente a otros nueve candidatos y lo dejará cuando acceda al Congreso al ser incompatible con el escaño.

Por su parte, Quevedo asegura que en el año que le queda en la acción parlamentaria en Madrid seguirá planteando su objetivo de «identificar y defender las singularidades canarias en el Congreso porque está demostrado que si no loo hacen los diputados de obediencia canaria no lo hace nadie, y debe quedar claro que existen asuntos muy relevantes por los que pelear». En concreto, menciona la necesidad de que el Gobierno central ajuste sus políticas migratorias, sobre las que se declara «absolutamente insatisfecho», a la situación de Canarias; el incumplimiento del REF en relación con la deducción para producciones audiovisuales; o la necesidad de encajar la singularidad del cultivo del plátano en la Ley de Cadena Alimentaria. «Lo que se está produciendo constantemente es una lesión de los intereses de Canarias, básicamente por desconocimiento, y es ahí donde tratamos de actuar», afirma Quevedo.

El diputado nacionalista es crítico con el Gobierno de Sánchez por la escasa respuesta que ha dado a la situación que atraviesa Canarias en este tiempo de pandemia y crisis económica, y porque «hay un cumplimiento del REF, que era algo que formaba parte del frontispicio del acuerdo de investidura». «Nosotros hemos cumplido claramente el compromiso de apoyar aquellas políticas en las que creemos al margen del ruido enorme que está caracterizando esta legislatura en relación con la respuesta a la pandemia, y hemos defendido las medidas del Gobierno para la protección de los servicios públicos, la de los trabajadores más vulnerables, las ayudas sociales y todas las políticas contracíclicas que se han aplicado», recalca Quevedo.

El diputado de NC, con todo, recuerda que ha tenido algunas discrepancia importantes con el Ejecutivo de Sánchez, como la negativa a establecer un corredor turístico seguro para tratar de salvar la principal industria en las Islas tras el confinamiento por la pandemia, las ayudas al sector, o la gestión de la crisis migratoria.

«Mantener una actitud como la nuestra es complicado, pero tenemos la obligación de focalizar los intereses y singularidades de Canarias porque sabemos que si no estamos atentos se producirá un daño por desconocimiento o por infravaloración de nuestros problemas», resalta.

En relación con el acuerdo con CC y sobre las relaciones entre ambas formaciones en el Congreso, Quevedo asegura que «las discrepancias han sido públicas y notorias», en referencia especialmente al posición diametralmente opuestas que mantuvieron frente a los Presupuestos estatales de este año, «porque CC es una formación que tiene su propia dimensión y sus directrices», pero recuerda que «con carácter general hemos tenido una alta coincidencia en el voto en el hemiciclo». Sobre la posibilidad de que ambos partidos se planteen en el futuro alianzas electorales como la actual, cree que «hay tiempo para discutirlo», pero destaca que «tenemos claro que la fortaleza del nacionalismo canario en Madrid es determinante».

Compartir el artículo

stats