El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Poli Suárez, ha denunciado que el Gobierno de Canarias deja sin ayudas de inserción al 97% de los canarios en riesgo de exclusión y señaló que sólo el 3% de la población en el umbral de la pobreza recibieron en 2020 una Prestación Canaria de Inserción (PCI), «unos datos que demuestran que el escudo social del que presume el Gobierno de Canarias sólo se encuentra en sus discursos y titulares y no en la realidad de miles de familias».

Tras conocer los datos ofrecidos por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, que sitúan a Canarias como la segunda comunidad autónoma con menor cobertura en prestaciones en relación con las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social, Poli Suárez lamentó que las Islas «sigan en el pelotón de cola y a más de 6 puntos de la media nacional».

En este sentido, el portavoz popular aseguró que los datos revelados por este informe «ponen de manifiesto el fiasco que han supuesto las políticas sociales y la falta de compromiso real del Gobierno de Canarias con los casi 600.000 canarios que, la crisis sanitaria y una ineficaz política económica desarrollada en 2020, han colocado en situación de pobreza en las islas».

«Una vez más, queda en evidencia que el escudo social del que presume el gobierno de izquierda deja desprotegidos a más de medio millón de canarios, que no reciben ningún tipo de ayuda ni respaldo social del Ejecutivo de Torres», añadió.

Asimismo, Poli Suárez urge a la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, a presentar el plan de inclusión social y contra la pobreza que se aprobó por unanimidad en el Parlamento de Canarias, a petición del Partido Popular, «pues todos los informes que hemos venido conociendo en los últimos meses coinciden en alertar del aumento de la pobreza y la exclusión social en Canarias«, destacó el dirigente de la formación popular al respecto.