Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Palma | El conflicto en Europa aplaza los actos

Los homenajeados de La Palma, ante el aplazamiento del acto: «No hay decepción sino resignación»

Varios de los condecorados consideran justificado el aplazamiento | Los vecinos mantienen la manifestación para exigir soluciones para las familias afectadas

«No hay decepción sino resignación» | LP/DLP

Más que decepción, lo que imperaba ayer entre varios de los que iban a recoger en presencia de los Reyes alguna de las medallas concedidas por su actuación ante la emergencia en La Palma ,era la resignación ante el estallido de una guerra que ha obligado a cambiar todos los planes. Sin embargo, están tranquilos y se muestran convencidos de que el acto se celebrará «sí o sí» más adelante. 

Todo estaba listo en La Palma. Las banderas y banderines estaban colocados, los atriles y tarimas en su sitio y ya se había llevado a cabo el rastreo de seguridad en los edificios y espacios que iban a acoger ayer y hoy la celebración del Acto de Homenaje a la ejemplaridad del pueblo de La Palma y la XXVI Conferencia de Presidentes. Pero la invasión rusa de Ucrania desbarató todos los planes. Sin embargo, entre los que iban a recibir alguna condecoración por la actuación de sus colectivos durante la erupción en Cumbre Vieja no había decepción por no poder recibir su merecidísimo homenaje. 

«Cómo vamos a estar decepcionados si el reconocimiento nos lo han dado ya los vecinos de La Palma», recalca Jesús Díaz, presidente de la Asociación Alfa Tango, que participó desde el primer momento en la gestión de la emergencia y que recibirá una de las medallas. Bajo su punto de vista la cancelación «era la mejor opción» ya que de haberse celebrado «La Palma no hubiera tenido la visibilidad que merece» al quedar opacada por el resto de los asuntos de actualidad.

«A nosotros nos da los mismo ahora que más adelante», confirma Domiciano Yanes, vicepresidente de Ayuda en Emergencias Anaga, otro de los colectivos que ha sido condecorado por su actuación durante la erupción. «Será la medalla que recibamos con más dolor porque nos recordará la desgracia que sufrimos», explica. Insiste en que «a nosotros nos han confirmado que el acto se hará sí o sí» por lo que no se muestra preocupado por que esta cancelación suponga un aplazamiento sine die, aunque admite que es «normal» que no pongan fecha hasta más adelante. 

«La decepción que hemos tenido ha sido por el estallido de la guerra pero no por la suspensión porque nuestro trabajo ya está hecho», señala Germán Pérez, jefe de bomberos de la Asociación de Bomberos Voluntarios de La Palma. Lo primero para él ha sido «el apoyo y el aliento que nos han dado los vecinos» por lo que el acto, aunque importante, no deja de ser algo «secundario». 

Sobre todo porque para muchos de estos colectivos el trabajo todavía no ha terminado y continúan desempeñando labores para hacer frente a las consecuencias que ha dejado la erupción volcánica. 

«No hay decepción sino resignación»

«La medalla es para todo el grupo y poderla recibir de manos del jefe del Estado nos motiva mucho más». Así resumen Alexis Hernández, responsable de la Agrupación de Protección Civil de Santa Cruz de La Palma, la importancia que supone para la agrupación estar entre quienes recibirán en el futuro una de las condecoraciones concedidas en presencia del rey Felipe VI. 

Le parece muy correcto que se haya suspendido el acto, no solo porque la actual situación bélica en Ucrania lo hacía lo más sensato sino también porque «La Palma se merece un día de atención en exclusiva».  

Sin embargo, para las empresas que iban a participar de una manera o de otra en los actos, su cancelación les ha acarreado algunos inconvenientes. «Es una faena», señala la responsable de una de las empresas de montaje de los materiales necesarios para su celebración. En su caso, muchos de ellos habían sido trasladados hasta La Palma desde Madrid específicamente para estos días. «Nos enteramos a las 9:30 de que se había suspendido ya con todo montado pero son cosas que pasan», insiste, mientras trasladan las piezas desde el edificio hasta uno de los camiones.

Otros no eran tan comprensivos y hay quien opinaba que el acto de homenaje se debería haber celebrado «aunque fuera por videoconferencia», más que nada para que los técnicos no hubieran trabajado en balde.  

La suspensión de los actos era la comidilla en cualquier esquina de La Palma, aunque la mayoría de los vecinos se mostraba comprensivos. «Qué vamos a hacer si ha surgido esto lo tendrán que organizar otro día». «Está justificado después de lo que ha pasado en Ucrania, otra desgracia», comentaban. Eso sí ninguno parece estar dispuesto a renunciar al homenaje. «Tienen que hacerlo aunque sea más adelante». 

«No hay decepción sino resignación»

Y así la isla de La Palma sigue esperando bajo un volcán que continúa escupiendo gases y ceniza, que algunos operarios se afanaban ayer por retirar de la calzada de una calle de Los Llanos, muy próxima a donde hoy se hubieran reunidos los presidentes autonómicos. 

Un escenario que algunos vecinos afectados querían aprovechar para reclamar mayor consideración en la toma de decisiones, así como más información y transparencia. Lo harían a través de una manifestación en la que querían expresar el «descontento» por cómo se está gestionando el plan de reconstrucción. 

A pesar de la suspensión del foro en el que iban a reunirse los presidentes, las asociaciones vecinales y las plataformas de damnificados convocantes han decidido mantener la protesta, que tendrá lugar hoy entre las 18:00 y las 20:00 horas y que partirá del instituto Eusebio Barrero de Los Llanos de Aridane. En ella, reivindicarán la llegada de las ayudas de emergencia y de reconstrucción, así como unas indemnizaciones justas. 

Compartir el artículo

stats