Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rusia invade Ucrania

La invasión rusa corta el floreciente comercio ucraniano con Canarias

Las exportaciones a Kiev están en máximos por el crecimiento de las ventas de pescado | El negocio con la amenazada Europa del Este supera los 200 millones

El pánico de los ucranianos en España: "Están cayendo las bombas sobre nuestros familiares"

El pánico de los ucranianos en España: "Están cayendo las bombas sobre nuestros familiares" Agencia ATLAS | Foto: EFE

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El pánico de los ucranianos en España: "Están cayendo las bombas sobre nuestros familiares" Moisés Álvarez Montero

«Nuestro importador en Ucrania nos ha dicho que, de momento, mantiene el pedido para llevárselo dentro de dos meses, pero claro, hay que esperar». Roberto Santana, uno de los fundadores del Grupo Envínate –que exporta vinos a Kiev y también a Rusia–, resume así la «incertidumbre» en que la invasión de Ucrania ha sumido a las empresas canarias con intereses en la zona. No solo por lo que pase en el país, sino por cómo la guerra pueda afectar a la estabilidad de la Europa del Este. De entrada, el avance de las tropas rusas hacia Kiev deja en el aire las florecientes relaciones comerciales entre Ucrania y el Archipiélago. Pero el problema mayor para los importadores y exportadores isleños no es el negocio bilateral con Kiev, sino el comercio con países que como Polonia o la República Checa tienen un importante peso en el tráfico de productos y mercancías en la Comunidad Autónoma. Países que se ven directamente afectados por lo que sucede en la cercana Ucrania y que sufren así en primera fila la «seria amenaza para la seguridad de Europa» que, en palabras de la OTAN, representa la invasión ordenada por Vladímir Putin.

El caso de la bodega Envínate es un claro ejemplo de lo que supone Ucrania para el comercio exterior de Canarias. Santana explica que no es su principal importador pero sí un destino estable para sus vinos. En cifras globales ocurre algo parecido. Kiev está lejos de ser un socio primordial para las empresas del Archipiélago –por más que lo sea para algunas firmas en concreto– pero sí es un mercado en franco crecimiento. De hecho, las exportaciones isleñas a Ucrania, es decir, los productos y mercancías que las empresas de la región envían a Kiev, Odesa o Járkov, ascendieron en 2021 a algo más de 7,4 millones de euros, su máximo histórico. Las firmas de la Comunidad Autónoma facturaron así el año pasado por las ventas en la lejana Ucrania casi el doble que en 2020, y ello a pesar de que el conflicto con Moscú, todavía con la forma de una guerra fría, ya había estallado. En la última década, desde los escasos 750.000 euros de 2011, las exportaciones de Canarias a Kiev se han multiplicado por diez. Incluso, Ucrania es uno de esos pocos países con los que el Archipiélago tiene una balanza comercial positiva, esto es, uno de esos países a los que les vende más de lo que les compra. Las importaciones se quedaron en 2021 en algo menos de 900.000 euros.

El vino, como los caldos de Envínate, es el segundo producto en importancia entre las exportaciones a Ucrania. Pero la mercancía que está detrás del despegue del comercio entre ambos territorios es el pescado. Hasta un 93% de los envíos son , en su mayor parte, merluza congelada. Las ventas a Kiev de merluza argentina –lo que en las Islas se conoce como mora– suponen 6,9 millones de los 7,4 que sumó en 2021 toda la exportación.

El caso de Rusia es distinto. A diferencia de Ucrania, Moscú es un mercado cada vez más residual para las empresas canarias. Los intercambios entre Rusia y las Islas han caído en la última década desde los prácticamente 42 millones de euros de 2011 hasta los 6,6 millones del año pasado, una cuantía que deja a Moscú por debajo de Kiev en importancia para el comercio de la región. El producto que más se envía de Canarias a Rusia son las golosinas –poco más de 380.000 euros– y el que más se importa, las plantas y semillas, por las que las empresas isleñas pagaron en el último año casi un millón de euros. En total hay 42 negocios en el Archipiélago con intereses comerciales en Ucrania y/o Rusia, de los que once facturan un mínimo de 50.000 euros anuales.

Con todo, son muchas más las empresas que cruzan los dedos para que el comercio con la Europa del Este y las antiguas repúblicas soviéticas no entre en barrena. Ya solo en Bulgaria, Chequia, Polonia, Rumanía y Eslovaquia –en la Europa Oriental– y Estonia, Letonia y Lituana –países de la antigua URSS–, los exportadores e importadores se juegan un negocio bilateral de 217,1 millones. Entre estos países, que han pedido a la OTAN que blinde su seguridad, Chequia y Polonia tienen especial relevancia para las Islas, con las que mueven un negocio bilateral de casi 140 millones de euros.

217,1


Europa Oriental


  • El comercio con los países de la Europa Oriental más afectados por la guerra en Ucrania -incluidas las ex repúblicas soviéticas de Estonia, Letonia y Lituania- suma 217,1 millones.


101,1


República Checa


  • La República Checa es el principal socio comercial del Archipiélago en la Europa del Este. Los intercambios con Praga llegaron en 2021 a 101,1 millones, sobre todo en importaciones.


38,6


Polonia


  • Polonia es el segundo país en importancia para el comercio canario en la Europa Oriental. Las mercancías que se movieron en 2021 entre Varsovia y las Islas ascienden a 38,6 millones.

8,3


Ucrania


  • Aunque aún en cifras modestas -8,3 millones de euros el año pasado-, el comercio bilateral entre Ucrania y la Comunidad Autónoma no ha dejado de crecer en los últimos ejercicios.


6,6


Rusia


  • Rusia, que en la década anterior llegó a ser un notable socio comercial de Canarias, tiene un peso casi residual en los intercambios de mercancías de la región, apenas 6,6 millones.


Compartir el artículo

stats