Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Manuel García Ramos deja el liderazgo del PNC, con magua por no lograr la unidad nacionalista

El actual presidente renuncia a repetir en el cargo en el congreso del 5 de marzo de este casi extinto partido | El dirigente alega que, a sus 73 años, quiere dejar paso a la sangre nueva y se quedará asesorando

Juan Manuel García Ramos en el Parlamento canario.

El profesor emérito y escritor Juan Manuel García Ramos ha decidido, tras 20 años, dejar las riendas del Partido Nacionalista Canario (PNC), una formación que parece casi extinta o difuminada en Coalición Canaria (CC) después de haber concurrido en varias elecciones juntos. El actual presidente de este partido anuncia que no se va a presentar de nuevo al cargo en el congreso de la organización que se celebrará a principios de marzo. Prefiere no decir cuántos afiliados y simpatizantes conserva aún ni desvelar quiénes van a ser las «jóvenes» promesas que lo van a sustituir en esta formación. Dejará de ser el líder, pero se queda como asesor, asegura, y mantiene el escaño que obtuvo con Coalición Canaria hasta el final de legislatura. 

Después, en las elecciones de 2023, ya no repetirá en cargos electorales políticos, asevera, porque ahora tiene 73 años y quiere dejar paso a la sangre nueva, pero se queda con un sabor amargo o con la magua de no haber logrado la unidad nacionalista de Coalición Canaria y Nueva Canarias principalmente, un mandato de anteriores congresos y de los estatutos de su partido, expresa. 

El PNC celebrará su XII Congreso Nacional previsiblemente el 5 de marzo y en ese acto Juan Manuel García Ramos anunciará que no opta a la reelección.

Tenía en mente un proceso de posible integración de las formaciones nacionalistas pero no se ha podido hacer, remarca. A su juicio, la unidad nacionalista es imprescindible, y más ahora «con la amenaza de Vox» de que entre en el Parlamento canario en las elecciones de 2023, con más fuerza por la crisis interna del PP.

El PNC antes tenía representación en distintas instituciones, pero ha ido perdiendo peso porque «muchos militantes» no ven la alianza electoral con CC, y «ahora vamos a ver si nos fortalecemos como partido pero no abdicar en nuestra voluntad de unidad», concreta. «La unión con CC nos ha costado mucho y se trata de hacer una reflexión en ese sentido», expone, pero eso ya le toca a los nuevos, a la juventud que, dice, se ha sumado al partido. 

Escritor y Premio Canarias

Juan Manuel García Ramos (La Laguna, Tenerife, 1949) es escritor, doctor en Filología Románica, catedrático de Filología Española de la Universidad de La Laguna y profesor emérito. Ha sido presidente del Ateneo de La Laguna, vicerrector de la Universidad de La Laguna y consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias (1987-1991) con Fernando Fernández y Lorenzo Olarte, además de diputado y presidente de la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento de Canarias. Aparte de presidente del Partido Nacionalista Canario es el representante de mayor edad de la Cámara. Tiene cinco novelas publicadas, una treintena de trabajos críticos de literatura hispanoamericana y numerosos premios dentro y fuera del archipiélago además de su, también vasta, carrera política, en la que ha formado parte ya en tres legislaturas del Parlamento canario. En el año 2006 le fue otorgado el Premio Canarias de Literatura en reconocimiento a toda su trayectoria profesional.

Ahora dirige un partido que no se sabe muy bien ni cuántos afiliados tiene ni cuántos votos aporta a Coalición Canaria. Desde CC se entiende que el peso electoral es mínimo pero se valoran las siglas del PNC como un tema simbólico y emotivo, porque es un partido histórico en las Islas, y también se reconoce la valía académica de Juan Manuel García Ramos y sus aportaciones en asuntos culturales, de educación o de política exterior. 

Y ciertamente el PNC es un partido histórico. Nació el 30 de enero de 1924 la Habana, un acuerdo que fue suscrito por los elementos más significados de la numerosa colonia canaria residentes en Cuba, inspirándose en los ideales por los que luchó Secundino Delgado, en su activa y efímera vida (1867-1912). 

Su primer presidente fue José Cabrera Díaz, tipógrafo de profesión y que había sido líder sindical de los trabajadores canarios: el 5 de agosto de 1900 había fundado la Asociación Obrera Canaria. Pero en los años 20 José Cabrera Díaz ya abandonó sus postulados obreros. Aunque el PNC de La Habana se autoproclamara como heredero del pensamiento de Secundino Delgado, lo cierto es que el partido estuvo alejado de los planteamientos de Secundino Delgado de liberación nacional y social, cercanos en ocasiones al anarquismo.

El órgano de difusión del PNC fue el periódico El Guanche. También adoptó como bandera canaria la conocida como Bandera del Ateneo (o Bandera de Secundino, aunque este no fue su creador, y ni siquiera hay pruebas de que llegara a utilizarla), es decir, azul con siete estrellas blancas colocadas en la posición que ocupan las islas geográficamente.

Este primer PNC tuvo pocos años de duración. En 1982 se realizó el Congreso constituyente del actual Partido Nacionalista Canario, recuperando el nombre de la organización que existió en los años 20, así como algunos de sus símbolos.

En 1993, junto con otras organizaciones políticas, pasa a formar parte de Coalición Canaria, para abandonar unos años más tarde, en 1998, dicha formación.

A lo largo de los años el PNC se ha presentado a las elecciones junto a diversas fuerzas políticas. En las elecciones al Parlamento de Canarias de 2003 concurrió junto a formaciones, como el Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), bajo la denominación de Federación Nacionalista Canaria (FNC). En las elecciones al senado de 2004, en la isla de El Hierro el PNC se presentaría conjuntamente con el PSOE. En 2007 el PNC y CC acordaron concurrir juntos a las elecciones.

Compartir el artículo

stats