Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desafío ruso

«Esta guerra afectará de forma especial a un territorio frágil como Canarias»

El profesor de Economía y Empresa, José Manuel Corrales. | La Provincia

José Manuel Corrales analiza las consecuencias que la invasión a Ucrania tendrá para Canarias desde el punto de vista económico, social, político, geoestratégico, e incluso migratorio. Como experto en economía y en política internacional, Corrales asegura que el inicio de este conflicto en Europa es el peor escenario posible en un momento en el que las islas empezaban a tener unos ciertos indicadores positivos.

¿Cuáles cree que serán los próximos movimientos militares de Rusia en Ucrania?

Está clarísimo que van a deponer al gobierno y van a cambiarlo. La única duda es si van a invadir todo el territorio o se van a quedar en una operación que se denomina Salami que es anexionar determinadas regiones de Ucrania.

¿Cuál ha sido el motivo de más peso que ha impulsado a Putin a iniciar esta guerra?

Una recuperación de la idea del imperio zarista de la gran Rusia. Primero con el reconocimiento a Donnetsk y Lugansk, que son dos regiones de mayoría prorrusa. Y luego con la ocupación de la península de Crimea, que tiene un alto valor estratégico, en el 2014,. Esto indica claramente que lo que pretende es anexionarse regiones y desbaratar lo que era un estado independiente, convertir a Ucrania en una zona de protección rusa. A mí me parece gravísimo en lo que supone de flagrante delito contra la comunidad internacional. Y es más grave el hecho de que Putin haya dicho con toda claridad que considera que Ucrania no tiene derecho a existir, que tiene que ser eliminada y que ese territorio es una extensión de Rusia.

¿Es tanta la repercusión que esto va a tener a nivel global?

Claro, porque no estamos hablando de un país menor, sino de 45 millones de habitantes, de una extensión superior a España, de un país que es el principal productor de grano y trigo de Europa. Una vulneración del derecho internacional porque van a desbaratar el estado y deponer el gobierno. Eso hay que darlo por hecho, entre otras cosas porque el ejército ucraniano no tiene capacidad de resistencia. Hay un verdadero desequilibrio de fuerzas y está claro que Putin logrará sus objetivos. Otra cosa que la invasión llegue hasta el final, que ocupe todo el territorio, que no se circunscriba al este y sur del país porque a lo mejor lo que quiere Putin es lograr un corredor desde el sur hasta Odesa que le permitiría poder controlar una zona de alto valor estratégico, de alto valor económico. Pero esa es la única duda, porque van a entrar en Kiev a sangre y fuego y no hay posibilidades que en Ucrania salgan victorioso.

«Rusia quiere borrar a Ucrania del mapa y eso no se lo podemos permitir por la seguridad del mundo»

decoration

¿Cree que las sanciones no tendrán un efecto disuasorio?

No porque, en el fondo, Rusia ya ha llegado a un acuerdo de alianza estratégica con China y ese acuerdo les permite que Rusia, poniendo su potencial militar, y China poniendo su potencial enorme a nivel económico, como gran gigante económico de Asia, que se puede convertir en una potencia hegemónica en el actual orden mundial. Estados Unidos ha jugado sus cartas muy mal. Ha jugado con sus intereses porque no forman parte de Europa.

¿Cuáles serán las consecuencias económicas negativas específicamente para Canarias?

El encarecimiento de los productos energéticos va a ser brutal. Ha habido ya un encarecimiento del gas, el petróleo, de todos los productos energéticos. Y ese encarecimiento va a suponer un aumento de la inflación a todos los niveles, un aumento de la carestía de vida, ya estamos en el 6 y pico por ciento de crecimiento de la inflación. Pero esa dinámica inflacionista puede continuar e incrementarse en los próximos meses.

¿Por qué este conflicto afecta más intensamente a las Islas?

Porque somos más dependientes económicamente que ninguna otra parte de Europa. Somos una región ultraperiférica, un territorio frágil, de carácter archipielágico y no continental. Todo lo que sea generar inseguridad e incertidumbre nos afecta mucho. Porque si hay sector en la que la seguridad e incertidumbre genera mucho daños es al sector servicios, al turístico. Si hay problemas y restricciones en los aviones, en los vuelos, eso nos va a afectar económicamente. Nosotros tenemos una parte de turismo de Rusia y Ucrania. Y países como Alemania van a sufrir muchísimo con esta crisis. Ten en cuenta que en Alemania el 40 % de su previsión energética es del gas ruso y ya han suspendido un contrato de envergadura con ellos. Es muy probables que esto vaya a ser un verdadero golpe a las probabilidades de crecimiento y de recuperación de las economías del centro de Europa que nos va a afectar a nosotros. Porque si ellos pierden posibilidades económicas, eso se traduce en menos turistas y menos posibilidades de viajes a Canarias y recuperar ese terreno que habíamos perdido durante la pandemia.

¿Y cómo quedan las Islas desde si lo analizamos desde el punto de vista geoestratégico?

Lo peor que nos puede pasar es esa situación de incertidumbre e inseguridad. A Canarias que tiene que ser una plataforma intercontinental de acercamiento con África, Europa y América latina, esa dinámica de bloques y de guerra no nos conviene para nada. Es lo peor para nuestro desarrollo turístico. Y, sobre todo, porque si todos vamos a sufrir la dependencia energética, Canarias que no tiene posibilidades de salvarla porque depende del exterior para muchísimas cosas, va a tener que buscar alternativas nada fáciles para el desarrollo económico.

Aparte del turismo, ¿qué otros sectores se verán más afectados en Canarias?

Va a tener impacto en toda la cadena de producción y logística porque para transportar todas las mercancías se van a encarecer esa cadena de producción. Y aquellas indicaciones que decían que España podía crecer este año al 5,6 por ciento del PIB, y Canarias entre el 6 y el 7 del PIB, y que en 2023 podríamos recuperar lo perdido en 2020 por la pandemia del Covid, todas esas previsiones ahora están en entredicho. No vamos a entrar en previsión a corto plazo, pero la recuperación económica va a ser más difícil. Hay que tener en cuenta que las bolsas han caído. Y que esto va a suponer un enorme impacto en la inflación eso ya no lo duda nadie. Y se va a encarecer la cesta de la compra tampoco. Y que los problemas sociales se van a recrudecer porque hay menos poder adquisitivo, es algo que nos debe preocupar. Y el desarrollo turístico, que es fundamental, es donde hay una repercusión más negativo.

¿Y cómo ve el fenómeno migratorio en esta coyuntura?

Rusia y Ucrania son los mayores exportadores de trigo y cereales a nivel mundial. Si estos países no exportan por una situación de guerra, y hay sanciones y bloqueo económicos, se puede desatar una crisis alimentaria fundamentalmente en el norte de África y en el medio oriente. Esa crisis puede intensificar una crisis migratoria, y uno de los principales destinos sea Canarias.

«Europa van perder sus probabilidades de crecimiento económico y esto va a afectar al turismo»

decoration

Y todo esto sucede cuando los indicadores económicos en el Archipiélago eran positivos.

La inflación el año pasado creció al 6,5 % y los salarios al 2 %, supone que se perdió un 4 % de poder adquisitivo de salario y pensiones. Esta guerra puede provocar que la inflación suba aún más que en 2021 y los salarios tampoco pueda crecer a ese ritmo por la pérdidas en las cuentas públicas. Y ese medio millón de personas en Canarias que no llegan a fin de mes, tener una pérdida del 10% del poder adquisitivo supone un aumento de esa marginación y echar por tierra esa recuperación económica. El pero escenario que pusimos los que hablamos de esos buenos indicadores en 2021 era que se produjera una guerra de invasión, que es lo que pasó.

¿Esta guerra va a tener otras consecuencias inesperadas de forma colateral en las Islas?

La verdad es que estamos en el peor escenario. Yo creía que íbamos a salir de la crisis de la pandemia con un crecimiento robusto. En enero los datos eran muy positivos en la contratación definitiva en Canarias. Fue el mes en que se contrataron más personas desde 1997, desde el siglo pasado, el mayor grado de estabilidad del empleo. Pero, claro, estamos ante un escenario que cambia brutalmente con esta guerra, y las repercusiones, aunque nos veamos muy lejos de Ucrania, van a llegar aquí, porque estamos hablando del corazón de Europa. Yo me temo que esto introduce elementos de mucho desequilibrio, de mucha inseguridad, de mucha inestabilidad, que es lo peor que podía pasar para la recuperación económica de Canarias y del mundo en general.

¿Tanta repercusión tiene esta guerra en comparación con las que se han librado recientemente en Afganistán, Siria, Libia, Chechenia, o Kazajistán?

No es o mismo lo que ha pasado en Ucrania que lo que ha pasado en Afganistán porque Afganistán u otros conflictos son países que no están en el corazón de Europa, que no tienen una posición geoestratégica tan singular y habría que decir, después de esto, que si a Putin le sale bien, qué viene ¿Moldavia, Polonia, Lituania, Estonia. O Letonia, que ha sido repúblicas bálticas? ¿Y si invade Finlandia porque entiende que son países que están en su área geográfica? Es que claro, no sabemos hasta dónde puede llegar. Y tampoco podemos confiar que haya mecanismos de control o corrección porque la opinión pública de Rusia, ante las sanciones, y los problemas que se puedan derivar por esas sanciones, vaya a responder. Es que ayer la población de Rusia se echó en buena parte a la calle a protestar contra la guerra contra Ucrania. Porque, además, los lazos entre el pueblo ruso y el ucraniano, son de hermandad, y se detuvieron a dos mil personas. Es que el régimen de Putin no está dispuesto a permitir que haya disidencia interna y no hemos logrado, como Unión Europea u Organización de las Naciones Unidas, o los Estados Unidos, disuadirle de que puede invadir Ucrania.

¿Pero no se dice que la guerra existía desde 2008?

Bueno, pero no es lo mismo que haya un conflicto de baja intensidad. Ni era lo mismo que Rusia invadiese las regiones de Donessk y Lugansk, que la invasión de todo un país. Es verdad que todo esto se puede recomponer. Y que los efectos de todo esto pueden ser menores. No hay que ser extremadamente pesimista.

A nivel global, ¿a quién le afecta más negativamente todo este conflicto?

Ucrania un país de 45 millones de habitantes. Estamos hablando de un país del tamaño de Francia y con la población que tiene España. A la Unión Europea le va a afectar mucho. A Estados Unidos le va a afectar menos, entre otras cosas porque Estados Unidos ya está pensando en hacer caja sustituyendo a Rusia como proveedor de productos energéticos, pero a nosotros económicamente, socialmente y políticamente nos viene fatal porque se está alimentando esa dinámica de bloques y se está configurando una alianza Rusia-China que es muy potente. Sólo hay que mirar lo que ha dicho Donald Trump, que fue presidente de Estados Unidos, y que estuvo a punto de volver a salir, que le parece una magnífica idea, que Putin es una persona muy responsable y que considera que tiene razón, y que lo que debería hacer Estados Unidos es lo mismo con México. Con esta mentalidad, estamos en una situación muy peligrosa y habrá que ver qué países de la Unión Europea están siendo aliados del expansionismo de Putin, que lo condena con la boca pequeña, pero Viktor Orbán en Hungría está siendo claramente simpatizante de este expansionismo ruso, y de este panacionalismo que se intenta volver a imponer en Europa. Y eso es retrotraernos a los años 30, es gravísimo.

¿Y qué pasará después de la invasión con los ciudadanos que no vean el dominio ruso?

Es relativamente fácil invadir un país cuando tienes un ejército como el ruso, pero una cosa es muy diferente es controlar el país, y que ese control permanezca durante mucho tiempo. Ucrania es mucho más grande que Afganistán, tiene muchísima más población y Afganistán fue fácil invadirlo. Pero ni los soviéticos ni los americanos, lograron vencer a los talibanes. Luego, el control puede convertir a estos países en estados fallidos como sucedió con Irak.

¿Y Estados Unidos no puede adoptar una postura más radical y beligerante como ha hecho con el yihadismo?

No es tan fácil porque Putin tiene tanto armamento nuclear como Estados Unidos. Está claro que Rusia estaba perdiendo protagonismo en las relaciones internacionales y han puesto su potencia militar encima de la mesa. Y la verdad es que todo esto que la inteligencia americana estaba avisando de forma insistente que esto pudiese pasar.

«El impacto en la producción va a encarecer la cesta de la compra y bajar el poder adquisitivo»

decoration

¿No puede haber una reacción interna tanto política como social en contra de Putin?

La reacción interna puede pasar en un país democrático y pluralista, pero Rusia no es un país democrático. Y no han salido a protestar a la calle en Europa en contra de esta invasión. A lo mejor había que reeditar aquello del no a la guerra porque esto es una guerra, una agresión a un país soberano. y de Rusia han salido centenares de miles de personas, pero cuando dos mil están encarceladas solo por eso, a gente hay que entender que no pueden convertirse en héroes sin más. Debe de haber una respuesta unitaria de las Naciones Unidas, de la Unión Europea, plantear sanciones e incluir a Putin, que no pueda mover sus activos, y un bloqueo al sistema de pagos aislando al Kremlin de los estados financieros. .

¿Y ahora cómo quedaría Rusia en el panorama político?

Putin ha hecho cuentas y ha dicho «lo que yo pierdo por las sanciones me lo va a dar China que puede estar muy interesado en recibir el gas». Es, adquirir una posición de centralidad y geoestratégica que completado con el potencial bélico de Rusia. Tiene una minoría prorrusa que puede estar muy movilizada ahora en Ucrania que le ha permitido esta oposición. Putin quiere borrar a Ucrania del mapa y eso no se lo podemos permitir porque la seguridad del mundo depende de eso. A final de los años 30 Hitler anexionó los sudetes, luego invadió Checoslovaquia, Austria, Países Bajos y Francia. Vamos a ver hasta donde llegan sus intenciones militaristas porque si no se le paran los pies tenemos un problema muy serio que lo vamos a vivir en Canarias de multitud de maneras.

Compartir el artículo

stats