Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Toledo Niz Secretario de Organización de Coalición Canaria

«Fernando Clavijo ya es el candidato oficial de CC con el 95% de los avales»

David Toledo, secretario de Organización de CC. José Carlos Guerra

A falta de la celebración del consejo político de CC el próximo 30 de septiembre, el secretario de Organización del partido, David Toledo Niz (Arrecife, 1988), ya adelanta que «a todos los efectos» Fernando Clavijo será el candidato para presidir el Gobierno autonómico en 2023. Toledo considera que estos últimos años han sido «los más negros» de la historia de Canarias y asegura que el partido en la oposición ha madurado mucho. 

En menos de un año hay elecciones autonómicas y CC elegirá candidatura a la presidencia del Gobierno canario después de verano, aunque todo apunta a que repite Fernando Clavijo. ¿Ya cuenta con los avales suficientes?

En el consejo político del 10 de junio abrimos el proceso de elección del candidato o candidata a la presidencia del Gobierno de Canarias y concluye el próximo 30 de septiembre. A día de hoy Fernando Clavijo ha dado un paso adelante, ha ido por los siete consejos políticos insulares y por la organización juvenil y la totalidad de la organización le ha dado el apoyo. Nos ha presentado el 95% de los avales sin que haya terminado el plazo. A todos los efectos es el candidato oficial a falta de que formalicemos el acto en el consejo político el próximo 30 de septiembre.

Otros partidos como PP han decidido poner al frente una cara nueva. ¿CC nunca se lo planteó?

En CC tenemos las cosas claras, Fernando lo tenía claro. Nosotros crecimos en más de 45.000 votos en las elecciones de 2019 con respeto a 2015. Lo que ocurrió fue que partidos de toda índole se unieron para sacarnos del Gobierno. En la oposición hemos aprendido mucho y nos hemos renovado como partido.

¿Renovación pero con la misma persona al frente?

Fernando fue una renovación en 2015, estuvo cuatro años en la presidencia del Gobierno en la que creo que fue una de las etapas más gloriosas del Ejecutivo de Canarias donde aprobamos herramientas fundamentales para el Archipiélago como el REF o el Estatuto de Autonomía. Son normas jurídicas que al final son tangibles. Uno cuando va a comprar, cuando echa gasolina o cuando se sube a la guagua está haciendo uso de ese régimen económico y fiscal. Aunque por desgracia en este mandato nos lo han pisoteado muchas veces los partidos estatalistas. En Canarias siempre tenemos que empezar de cero a luchar para que se respeten nuestros fueros, da igual el gobierno que esté en Madrid.

Y en el resto de listas de la formación, ¿habrá caras nuevas?

Depende de la isla y depende del municipio habrá renovación de caras nuevas o habrá estabilidad porque así lo piden los resultados electorales de 2019. Hemos elegido al candidato de Las Palmas de Gran Canaria que es Francis Candil, que es una cara nueva para la capital. En Arrecife hemos elegido al candidato, Echedey Eugenio, que fue el candidato que obtuvo el mayor resultado de la historia democrática de CC. Pero hemos elegido también candidatos nuevos en La Laguna, como es el caso de Jonathan Domínguez. Depende del lugar, habrá conjugación de experiencia y juventud porque nos tenemos que adaptar a los tiempos que estamos viviendo. En el Gobierno de Canarias hemos puesto al frente a un economista y un gestor que en momentos de incertidumbre, como los que estamos viviendo, es lo que nos hace falta.

Usted justamente representa una de las caras jóvenes del partido. ¿Ve a los jóvenes canarios implicados con el nacionalismo?

Lo vemos en el partido. Mira el caso de María Fernández, una joven que acaba de tener acta de diputada en el Congreso. El número dos en este caso del partido soy yo. Los dos diputados con más actividad en el grupo parlamentario, Jesús Alexander Machín y Jana María González, son miembros de la organización juvenil. El cambio generacional está ahí, pero tenemos que conjugar la experiencia y la juventud. Y esto al final no se basa en una sola persona. Michael Jordan tiene una frase que a mi me encanta, que es que el talento individual gana partidos, pero el trabajo en equipo gana campeonatos, y yo creo que la fortaleza de CC es el equipo.

¿Estará Vidina Espino en las listas del equipo?

Eso lo decidirá cada organización insular. Nosotros somos un partido abierto, un nacionalismo integrador, y aquí tiene las puertas abiertas todo el que venga a sumar y que ponga por delante de sus intereses los intereses de Canarias. Lo que tiene que tener claro el que llega es que aquí se defiende a Canarias cada día desde que te levantas.

¿Se plantean algún tipo de pacto electoral nacionalista con Nueva Canarias?

Es evidente que ganas siempre hay porque en todos los congresos nosotros tenemos claramente remarcado que buscamos la unidad del nacionalismo canario. Hay veces que se ha dado la unión como en las listas del Congreso, y hay veces que no. Nosotros estamos abiertos al entendimiento porque al final ellos son una escisión de Coalición Canaria. Ahora no sabemos que va a pasar con ellos, parece ser que el Ministerio del Interior les ha dado de baja. Lo sentimos por los afiliados y los votantes de Nueva Canarias ya que a muchos de ellos los conocemos en primera persona porque han salido de nosotros. Es un espectáculo dantesco. No cabe en la cabeza de nadie que el partido haya dejado de lado las obligaciones de presentar las cuentas y encima se trata del vicepresidente del Gobierno de Canarias y el consejero de Hacienda.

¿Qué valoración hace del acuerdo con NC en el Congreso en esta última legislatura?

Ellos incumplieron el acuerdo en cuanto a que nosotros teníamos que entrar en el Congreso en mayo y al final fue en junio. Para nosotros tampoco ha habido una lealtad, nos enteramos por la prensa de que iban a apoyar la candidatura de Pedro Sánchez y ni nos lo dijeron. Ahí empezaron esas deslealtades por parte de NC. Tampoco hemos entendido que siempre se hayan plegado a los requisitos de Sánchez. Cuando Pedro Quevedo apoyaba al Gobierno de Sánchez era partícipe de lo que estaba ocurriendo con el tema migratorio en Canarias, era partícipe de que Canarias se situara como la decimosexta comunidad en cuanto a renta per cápita en los presupuestos generales del Estado. Entonces el acuerdo no ha sido satisfactorio porque ellos no han defendido los intereses de Canarias, han defendido los intereses del PSOE, para poder mantenerse por el pacto de las Flores.

En un principio muchos dudaron del pacto de las Flores y finalmente se ha mantenido unido. ¿Se lo esperaba?

Es la etapa más negra que hemos vivido en la historia de Canarias. Crisis pandémica, crisis económica y social, el volcán y la inflación que ha provocado la invasión de Rusia en Ucrania. El Gobierno de Canarias no ha tomado ni una sola medida, Ángel Víctor Torres ha esperado en las escalerillas del Falcon a que Pedro Sánchez le dictara lo que teníamos que hacer en Canarias. No hemos tenido un presidente de Canarias, hemos tenido un afiliado del PSOE, un delegado del Gobierno. En el Archipiélago somos adultos para tomar nuestras propias decisiones. El pacto de las Flores se propuso dos grandes leyes: la ley de la renta ciudadana y la ley del cambio climático. Y no ha sacado ninguna adelante aunque ellos tienen mayoría absoluta. Es evidente que el pacto no está funcionando, igual que no ha funcionado absolutamente nada.

¿Repetirá el cuatripartito?

El pacto de las Flores ha funcionado como departamentos estancos donde ASG ha hecho lo que ha querido, donde Torres no ha controlado ni a Casimiro Curbelo ni a Román Rodríguez. Podemos es un partido que va a desaparecer y NC está extinto. El PSOE tiene un desgaste tremendo porque lo que ha hecho con Canarias no es normal. El pacto de las Flores no va a repetir, Canarias está cansada de lo que ha pasado en estos cuatro años.

¿Cree que CC ha hecho una oposición responsable después de llevar tantos años en el poder?

Totalmente, desde el primer minuto. Firmamos el Pacto de Reactivación Social y Económica, presentamos más de 500 iniciativas y más de 18 documentos. Todos de forma constructiva para que el Gobierno tuviese ideas de como gestionar lo que estábamos viviendo . Fuimos un partido leal al Ejecutivo. Nos desoyeron y ningunearon en la mayoría de los casos. Nosotros vamos a seguir proponiendo. Hemos tenido una cura de autocrítica, de humildad. Ahora somos más maduros y estamos más cohesionados. Ahora somos más fuertes que hace cuatro años. Hemos recorrido Canarias y todos los sectores. Ellos creían que con todos sus pactos nos íbamos a descomponer como si nosotros solo sirviéramos para estar en el poder. Pero nosotros estamos aquí para aportar a Canarias y así lo hemos demostrado. En estos dos años se han afiliado más de 200 personas porque creen que somos la única alternativa real, han probado el pacto de las Flores marchitas y quieren volver a quien nos defiende desde aquí, no desde Madrid.

¿Ya tienen listo el programa electoral?

Lo llevamos haciendo estos tres años. Hemos recorrido sectores de todo tipo y son los que nos han dicho que es lo que les hace falta y hacia donde debe ir Canarias. Ahora en septiembre empezaremos una tercera ronda de visitas para terminar de perfilar el programa porque nuestra fuerza reside en las Islas.  

Mohamed VI aplaude el giro de Sánchez sobre el Sáhara mientras las pateras continúan llegando a las Islas. Ya son más de 10.000 personas en lo que va de año. ¿Considera un fracaso el acuerdo con Marruecos?

Evidentemente es un fracaso. Que hablen los periódicos de que el rey de Marruecos está orgulloso de la política exterior de España es sinónimo de que aquí pasa algo muy raro. En Canarias ha crecido un 25% la migración y ha descendido un 25% en la Península y Baleares. Lo que han hecho es controlar más las fronteras de Ceuta y Melilla y han abierto las de Canarias. En una política de comparación Canarias siempre sale perdiendo. Aquí tenemos 2.500 menores no acompañados que no se reparten. Torres sale diciendo que hay que pedir a Europa una responsabilidad solidaria, pero no le pide a su propio estado que las comunidades autónomas tengan esa solidaridad compartida. Es evidente que lo que pasó en la cena entre Sánchez y el rey de Marruecos es que se comprometieron a cerrar España haciendo la vista gorda con lo que pase en la frontera con Canarias.

¿Cambiará Sánchez de postura?

No, Sánchez no va a cambiar. Es una persona que no escucha a nadie, solo a él mismo cuando está delante del espejo. Y no tenemos en las Islas a un presidente que le diga que cambie porque al final solo hay un delegado del Gobierno. Lo que está pasando en muy grave. Evidentemente tenemos que tener buenas relaciones con Marruecos porque es vecino, pero no a cualquier precio. No se puede pisotear los derechos de los canarios. No se puede agachar la cabeza cuando Marruecos tiene una ocurrencia como ocurrió con los límites de las aguas canarias. Hay que tener un mínimo de respeto, y el respeto es el derecho internacional, no lo está teniendo Marruecos y Pedro Sánchez está siendo cómplice porque esta mirando para otro lado.

Lanzarote es la isla con más llegadas de pateras en este último mes. En un fin de semana se acumularon más de 600 personas. ¿Está la isla preparada para tantas llegadas?

En Lanzarote tenemos un albergue juvenil, el único que tenemos en la isla y está lleno de menores inmigrantes desde hace dos años. Los ayuntamientos están solos. En Arrecife nunca han contado con nosotros. El Gobierno instaló un CATE al lado del centro de la Policía Nacional y ahora hace un mes levantaron unos muros de tres metros alrededor del CATE a modo de cárcel porque parece ser que se estaban escapando los migrantes. Lanzarote no tiene más sitio para poner a las personas que llegan. El año pasado los pusieron en naves industriales que alquilaron a empresarios de la isla e incluso una de ellas era una granja y estaban las cabras y las ovejas compartiendo espacio con los migrantes. Lo que necesitamos en Canarias y en España es una política global. No se trata de levantar muros, centros y campamentos. Las competencias en materia migratoria son estatales, por lo que debería existir un reparto solidario porque es una obligación. El problema de nuevo es que no tenemos un presidente fuerte en Madrid que diga hasta aquí hemos llegado. Canarias no tiene los lugares, ni la competencias, ni la fuerza para gestionar todo. Hay 2.500 menores que necesitan una educación y Canarias no esta preparada para darla porque son muchos.

Justamente el presidente Sánchez estaba de vacaciones en la isla durante el último episodio de llegadas.

Lo de este señor no tiene nombre. Sánchez estaba a 500 metros de donde llegaban los migrantes y no fue capaz de quitarse las gafas de sol y salir de la hamaca para ver lo que ocurría. Murieron dos niños a 500 metros de la misma puerta de la casa, y no fue capaz de salir. Lo que estamos viviendo es terrible. Llevamos años así, también lo vivimos en el muelle de Arguineguín y en Órzola, que hasta la alcaldesa de Haría se tiró de noche al mar embarazada de siete meses para rescatar migrantes que estaban muriendo en la costa.

Compartir el artículo

stats