Fernando Enseñat dimite y Enrique Martínez presidirá la gestora del PP de Fuerteventura

El presidente insular del Partido Popular de Fuerteventura, Fernando Enseñat, votando el pasado 28M.

El presidente insular del Partido Popular de Fuerteventura, Fernando Enseñat, votando el pasado 28M. / LP/DLP

Salvador Lachica

La Junta Directiva regional de los conservadores canarios, celebrada en Santa Cruz de Tenerife, decidió crear una gestora del PP en Fuerteventura tras la dimisión que presentó Fernando Enseñat como máximo dirigente del partido en la isla. Al frente de la misma estará Enrique Martínez, acompañado por Roberto Marbán como secretario general.

Enseñat desveló a este periódico, tras la reunión, que adoptó su decisión después de analizar que «seis años al frente del PP en Fuerteventura es un tiempo más que suficiente» y que es «necesario dar entrada a gente nueva y más joven» para dirigir los designios de los conservadores majoreros.

«Me voy satisfecho por haber unido el centroderecha en la isla, y ahora me quiero centrar más en el ayuntamiento y en el Parlamento», aseguró.

Fuentes del partido desligaron este cambio en la cúpula del PP majorero del hecho cierto de que muchos cargos públicos cuestionaran la actuación de Enseñat durante las negociaciones post electorales del 28 de mayo, que culminaron en un acuerdo entre CC y el PSOE que dejó fuera a los conservadores de los equipos de gobierno en el Cabildo y los ayuntamientos de la isla.

Varios cargos del partido lo señalaron como culpable de que en la isla no pactaran CC y PP

Desde CC se señaló directamente a la deslealtad de Enseñat durante las negociaciones, lo que obligó a los nacionalistas a pactar con el PSOE, amén de que no se olvidaban de que, bajo los auspicios del ya dimitido presidente del PP majorero, los conservadores presentaron una moción de censura, en mayo de 2019, a Isai Blanco para arrebatarle la Alcaldía de La Oliva, que pasó a manos de Pilar González, o en septiembre de ese mismo año censuraron a Candelaria Umpiérrez en Tuineje para darle el mando a Esther Hernández.

Sin embargo, el presidente del PP canario, Manuel Domínguez, obvió cualquier mención a esta polémica y, oficialmente, quiso «agradecer» a Enseñat «su esfuerzo, su dedicación, su empeño y, sobre todo, los resultados obtenidos en estas últimas elecciones».

Marbán, el número dos de la gestora majorera, también se vio envuelto en una polémica interna en 2019 cuando un total de seis cargos públicos del PP, de los quince con los que contaba este partido por aquel entonces en Fuerteventura, manifestaron su desacuerdo con su nombramiento como presidente del comité electoral insular al haber estado afiliado y pedir el voto para Nueva Canarias en los comicios de 2015.

Marbán fue objeto de polémica interna en 2019 por haber estado afiliado y pedir el voto a NC

Tanto Martínez como Marbán tienen como mandato del Comité Ejecutivo Regional llevar al partido, sin sobresaltos, hasta el congreso insular que tendrá que celebrarse en un año y medio.

Además de abordar la creación de la gestora en Fuerteventura, la Junta Directiva de los conservadores canarios aprobó por unanimidad, a propuesta de Domínguez, la nueva estructura del Comité de Dirección de los populares en el Archipiélago, que quedará conformado por cinco vicesecretarías: Organización (Laura Lima), Comunicación (Jessica de León), Acción Sectorial (Rosa Vieira), Política Municipal (María Saavedra) y Movilización y Afiliación (Sonsoles Martín). 

‘Número 3’ de nueva creación

Además, Domínguez sigue contando con Poli Suárez, actual consejero de Educación Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno, como su hombre de confianza al frente de la Secretaría General.

La novedad en la estructura orgánica del partido se centra en la creación del coordinador general, que será Jacob Quadri, diputado palmero y alcalde del municipio de Barlovento.

Tras «14 años en la oposición», Domínguez quiere con esta nueva estructura orgánica «abordar los retos que tenemos para que el PP siga siendo un referente, reconectar con la sociedad y trabajar para lograr una mayor implantación territorial, en la que nuestros afiliados desarrollarán un papel fundamental».

«El PP tiene que salir a la calle y mostrar su proyecto y así prepararnos para las próximas elecciones», concluyó Domínguez.

Jacob Quadri: el ‘Bendodo canario’

Para el presidente del PP canario, Manuel Domínguez, las funciones de Jacob Quadri como coordinador general de los conservadores están claras y, de forma resumida, vendrán a ser como «las que ejercía Elias Bendodo» en el partido a nivel nacional: «como el secretario general está en el Gobierno y yo mismo estoy en el Gobierno, necesitamos a una persona que esté en apoyo del número dos, en coordinación con las vicesecretarías, para llevar a cabo, principalmente, la política que a mí me preocupa, y mucho, que es la referida a los municipios , y atender a nuestros comités y presidencias insulares y municipales». Se trata, por tanto, de un vaso comunicante de la cúpula regional del partido entre el Gobierno y el resto de estructuras orgánicas locales, con el fin de «moverse por el Archipiélago para coordinar la forma de hacer política en un territorio disperso, que no tiene que ver con el de la Península». Para Domínguez, «estar en el Gobierno es estar en gestión, en planteamientos de decisiones con otras tres fuerzas políticas, pero como partido político sólido que se está preparando ya para las próximas elecciones, es importante que estemos en la calle, que se conozca a nuestros candidatos, a sus cargos orgánicos y públicos, y nuestras propuestas». De ahí que, desde ayer, «emprendemos una nueva etapa con un grupo de hombres y mujeres con vocación y ganas de trabajar con proyectos e ideas propias para Canarias». | S.L.