Noemí Santana defiende que «Podemos recuperará la calle» desde el Grupo Mixto

La que fuera máxima dirigente de la formación morada en Canarias asegura que «los cinco diputados tiraremos hacia la izquierda» al Gobierno del PSOE y Sumar

Noemí Santana escucha las declaraciones de Ione Belarra y Javier Sánchez en el patio del Congreso de los Diputados.

Noemí Santana escucha las declaraciones de Ione Belarra y Javier Sánchez en el patio del Congreso de los Diputados. / LP/DLP

Salvador Lachica

Salvador Lachica

Noemí Santana, única representante electa de Podemos Canarias en el Congreso de los Diputados, defiende que con la decisión de la fuerza morada de romper la coalición con Sumar y pasarse al Grupo Mixto, «Podemos podrá recuperar su razón de ser como única formación política a la izquierda del PSOE y recuperaremos la calle», lo que se traducirá en más respaldo social y electoral que en el pasado mes de mayo.

«Hemos cometido muchos errores, y quizá haber participado en gobiernos y no haber explicado bien algunas actuaciones nos alejó de lo que fuimos, pero ahora volveremos a esa senda al desmarcarnos de Sumar, que ha demostrado que será una fuerza política subalterna del Gobierno y sometida a lo que diga el PSOE», afirmó.

Precisamente, para Santana las próximas elecciones europeas del mes de junio «servirán para baremar nuestra fortaleza» respecto al resto del espectro político que se sitúa socialmente a la izquierda del PSOE.

Santana insistió en que «desde el Mixto tiraremos al Gobierno hacia la izquierda y eso nos ayudará a visibilizarnos, pues quedó claro que la estrategia de Sumar era amordazarnos y arrinconarnos», con lo que negó que «vayamos a desestabilizar» al Ejecutivo que preside el socialista Pedro Sánchez.

Asegura que en noviembre el 86% de la militancia otorgó un aval para abandonar Sumar

Así se lo confirmó ella misma al ministro de Política Territorial y Memoria Democrática y expresidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, al igual que Ione Belarra hizo con el ministro Félix Bolaños o Lilith Vestringe con Rafael Simancas: «los tranquilizamos en ese sentido».

«Lo que está claro es que vamos a ser el contrapeso al PNV, Junts y CC, que no son precisamente fuerzas progresistas. En este momento hay más partidos no progresistas que de izquierdas en el seno de los firmantes del apoyo de investidura, ya que está claro que Sumar hará lo que diga el PSOE. Podemos será la garantía, desde el Mixto, de que se llevarán a cabo políticas sociales de progreso», insistió.

De esta forma, Santana confirmó lo que viene siendo un secreto a voces en los pasillos de la sede del Legislativo en la madrileña Carrera de San Jerónimo: que Podemos, aun si se hubiera quedado en Sumar, formará equipo con ERC en todas las futuras negociaciones de las distintas iniciativas parlamentarias.

Acuerdos con CC

Un tándem que, en lo personal, no descarta que se extienda en asuntos referidos al Archipiélago, a la otra diputada canaria en el Grupo Mixto y otrora adversaria electoral y política: Cristina Valido

«Hemos hablado estos días y es posible que hagamos un frente común en breve en todo aquello que se refiere a la inmigración y, sobre todo, a los menores migrantes tutelados que tiene la Comunidad Autónoma», adelantó.

La diputada por Las Palmas tampoco se muestra excesivamente preocupada por el hecho de que, tras las protestas de Sumar, la Mesa del Congreso decida quitarle la presidencia de la Comisión de Derechos Sociales y Consumo pese a que fue propuesta para ese cargo por la coalición que ahora Podemos ha abandonado.

La diputada por Las Palmas no descarta acuerdos con Valido sobre inmigración y menores tutelados

«Eso no lo decide Sumar como dicen sus portavoces, lo decide la Mesa del Congreso, y la elección fue nominal, a la persona y no al grupo que la propone», aseguró.

Y es que la que fuera máxima dirigente de Podemos Canarias también insiste en que «hay precedentes, el propio Pedro Quevedo o Meri Pita, que tras pasarse al Grupo Mixto conservaron las presidencias de las comisiones».

Consultas ciudadanas

Sobre el otro punto polémico relativo a la ruptura con Sumar, que es el referido a que la decisión se adoptó sin consultar a las bases cuando sí se hizo para integrarse, Santana también niega la mayor: «no es cierto».

«En noviembre llevamos a cabo una consulta ciudadana sobre la autonomía de la ejecutiva del partido en todo lo referente a una nueva hoja de ruta, que cosechó un 86% de apoyos, y la consulta de junio no fue para integrarse en la coalición, sino para negociar».

Si bien es cierto que el 86,6% de las personas inscritas que participaron en la consulta del pasado mes de noviembre respaldaron a Podemos, lo cierto es que solamente fueron 30.883 en todo el país y que la pregunta era un tanto alambicada: ¿Apruebas la nueva hoja de ruta de Podemos en la que se establece su autonomía, su fortalecimiento como organización y la articulación de acuerdos preelectorales cuando estos sean útiles y siempre que las listas se configuren mediante primarias y sin vetos?

Tampoco hay que olvidar que esta consulta del mes pasado cosechó menos participación que la del mes de junio (52.829) referida a negociar y, «en su caso, acordar una alianza electoral entre Podemos y Sumar».

Desde que se fundó el partido, la formación morada recurrió hasta en nueve ocasiones a consultas ciudadanas referentes a distintos asuntos, que fueron desde la permanencia de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente del partido tras las críticas que recibieron por su chalet en Galapagar (hasta la fecha la más multitudinaria, con una participación de 188.176 personas) hasta si impulsar o no una moción de censura contra el PP en 2018 en la que participaron 75.310 inscritos.

De hecho, la consulta que esgrimen desde la dirección de Podemos para avalar su pase al Grupo Mixto es, de lejos, la que menos participación ha tenido.

En Canarias, también la formación morada usó este mecanismo de consulta a las bases y, por ejemplo, el 91,9% de los votantes (1.597 personas) apoyaron la coalición con Izquierda Unida Canarias (IUC) y Sí se Puede (SSP) de cara a las elecciones autonómicas, insulares y municipales del pasado mes de mayo.

Previamente, también se llevaron a cabo consultas para suscribir el propio pacto de las flores que gobernó Canarias de 2019 hasta el pasado mes de mayo, la formación del gobierno insular con NC en el Cabildo de Gran Canaria o para apoyar la moción de censura presentada por el socialista Pedro Martín al nacionalista Carlos Alonso en el Cabildo de Tenerife.

[object Object]

La que fuera líder de Podemos Canarias y exconsejera de Derechos Sociales del Gobierno del pacto de las flores es contundente al asegurar que «no somos tránsfugas», ya que la formación morada era parte de una coalición electoral «que puede disolverse en cualquier momento tras los comicios», por lo que este caso no es comparable con la expodemita Meri Pita, «que personalmente decidió abandonar el partido, irse al Mixto y luego fundar otro partido distinto». Para Santana, está claro que «el sujeto político es Podemos y su propia ejecutiva decidió abandonar la coalición; yo sería una transfuga si hubiera desobedecido a la ejecutiva de Podemos y me hubiera quedado en Sumar, pues habría roto la disciplina de mi formación». Además, recuerda que «nadie llamó tránsfuga a Pedro Quevedo» cuando el entonces diputado de NC fue coaligado en las listas del PSOE y pasó al Mixto.