Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniela Medina Ortega: «La mariposa del traje es un símbolo de libertad y transformación»

«Estamos en un momento de cambio, soy la reina de la nueva normalidad, como me han dicho ya»

Daniela Medina Ortega: «La mariposa del traje es un símbolo de libertad y transformación»

Daniela Medina Ortega, Reina del Carnaval 2022 La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Daniela Medina Ortega, Reina del Carnaval 2022 Adzubenam Villullas

Perseguía abrazar un sueño y lo logró. Daniela Medina Ortega (Las Palmas de Gran Canaria, 1994), se alzó este viernes como Reina del Carnaval capitalino en representación de El Gusto por el vino y Dormitorum; con una fantasía de Juan Carlos Armas, el mismo diseñador que llevó al olimpo de la fiesta a su hermana en 2007.

El nombre de su fantasía era ‘Abranzado un sueño’. ¿Lo ha cumplido?

Sí, lo he terminado de abrazar como digo yo.

¿Qué significa para usted cumplir este sueño?

Significa mucho para mí. Vengo de una familia carnavalera y era un sueño que tenía desde muy pequeñita. No ha sido algo que el diseñador me diga venga, vamos a presentarte y soy alguien externo. No, soy alguien que ha mamado el Carnaval desde niña y sé lo que significa esta fiesta para el pueblo canario. Así lo siento, muy afortunada la verdad.

Una de las claves ha sido la complicidad en el equipo.

Estábamos todos en sintonía. Todo iba rodado. Detrás de las puertas estábamos saltando, cantando antes de yo salir al escenario. Somos una familia al final, eso es importante.

Hay que tener en cuenta que el diseñador Juan Carlos Armas es el mismo que hizo lo propio cuando su hermana, Silvana Medina Ortega, fue coronada reina en 2007.

Exacto. Hace 15 años de aquello, cuando le diseñó la fantasía Alma de cristal. Teníamos confianza plena en él y él en nosotros. Y al final era un secreto a voces que quería presentarme.

17

Coronación de Daniela Medina, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022 Efe

Aquella vez fue la primera vez que este diseñador tinerfeño se presentaba en Gran Canaria y, encima, ganaba. ¿Apostar por usted era como una especie de amuleto?

Podría decirse que sí. Él es un amuleto para nosotros, para mí y para toda mi familia. Y nosotras para él. De hecho, mi hermana fue su última reina, estuvo unos años sin presentar candidata y yo soy la que recoge la corona.

¿Cómo ha sido la reacción de su hermana?

Lo vivió. Estaba mucho más nerviosa que yo. Estuvo detrás con el equipo en todo momento acompañándome, dándome consejos, que estuviera segura, que al final era algo que había soñado toda la vida entonces estaba preparada para ello. Para afrontarlo. Que saliera con esa seguridad y lo disfrutara. Cuando subió al escenario tras la coronación, las dos cogimos el cetro de la mano y nos hicimos fotos así, con las bandas.

Dos hermanas reales.

Dos hermanas de la monarquía, mis padres pueden decir que tienen dos coronas en casa.

¿Qué sintió al cruzar la puerta del escenario?

Que tenía que transmitirle al público lo que yo sentía. Emoción, alegría, diversión. Salí a disfrutarlo, principalmente, y a que lo disfrutaran conmigo.

¿Y lo disfrutó o hubo algún momento complicado?

Nada. Sorprendentemente, soy súper nerviosa e insegura. Pero ayer [este viernes] estaba como una balsa. Todo el mundo me decía pero qué te pasa. Se preocupaban y sorprendían de que estuviera tan tranquila. Tuvimos un ensayo previo y ese fue el que me dio la seguridad que necesitaba para el día de la gala. Ahí sí que estaba muy nerviosa, pero como vi que podía con el traje, hacerlo girar y demás. Se me fueron todas las inseguridades. Además, hubo muy buen ambiente con el equipo, con el resto de candidatas en el backstage. De aquí creo que me llevo amigos. Conocí alguna, especialmente a Norma, Drag Noa. Así que ha sido un sueño hecho realidad.

Sin complicaciones.

Realmente los tres minutos se me hicieron cortos. Me dije ¿Ya se acabó? No hubo momentos de tensión, cuando más nerviosa me puse fue cuando llegué a casa y me acosté, ahí me llegaron los nervios y me afloraron las emociones. Es verdad que con este sistema de puntuación no tenía claro, ni estaba contando, pero con la votación del público vinieron las cámaras hacia mí y estaba ya hiperventilando. Seré yo o no.

¿Cuál ha sido la clave?

Creo que todo. El vestido, la música y obviamente yo, que transmití que lo estaba disfrutando. Y la fantasía, que era muy mágica, muy angelical con esas alas de mariposa que me representan al 100%. Un símbolo de libertad y transformación que al final era lo que queríamos transmitir.

¿Su parte preferida o más simbólica del traje?

Al final la mariposa se convierte en eso tras ser crisálida. Estamos en un momento de cambio. Soy la reina de la nueva normalidad como me han dicho ya. Transformaciones, pero que espero sean para bien siempre, positivas.

Justo su antecesora ha estado dos años en el trono.

Con un año me basta. Espero disfrutarlo mucho eso sí.

30

Gala de la Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria Andrés Cruz / Juan Castro / Tony Hernández

¿Cómo quiere afrontar esta nueva etapa como reina?

No me ha dado tiempo de pensarlo. Lo haré con muchas ganas, estaré disponible para todas las cosas en las que se requiera de mí o en las que pueda colaborar de manera simbólica o ayudando. Estoy dispuesta llevar la corona de nuestro carnaval con orgullo.

Vive en Barcelona. ¿Cómo piensa compaginar su profesión como médico con el reinado de la fiesta?

Siempre he sabido organizarme. En la clínica donde trabajo han sido muy buenos en este sentido. Me han dado días libres como ahora, que no los tenía previsto. Creo que es posible. Igualmente he estado dos meses viniendo en avión, con muchas horas de cansancio; de trabajo profesional y aquí con el traje. Pero ha valido la pena, lo sabía.

También participó en su día en una gala de la Reina Infantil.

Iba más insegura y claro, era un niña. Me recordó, pero mucho más a cuando mi hermana fue reina, porque estuve con ella en el backstage. Cuando me presenté en la Infantil me sentí sola al subir al escenario y ahora no, estaba súper arropada por todo el equipo.

Ahora que ha cumplido este sueño. ¿Tiene otras metas por delante?

Tengo muchas metas siempre. Creo que siempre hay que soñar, porque a veces se hacen realidad. Ahora toca trabajar duro, me gustaría en un futuro abrir una clínica propia. Pero para eso queda mucho, todavía soy joven, con constancia y perseverancia se consigue.

A lo largo del Carnaval distintas personas han dado mensajes de apoyo a Ucrania. Ahora que es embajadora de la ciudad. ¿Qué les diría?

Mi apoyo está con todos los ucranianos. Es una realidad muy triste. De hecho, un compañero mío en la clínica, un doctor, es de allí y estamos colaborando ayudando a quienes han venido de asilo. Con lo que se pueda porque vienen sin nada.

¿Y es que ser reina es más que hacerse fotos?

Somos representantes y somos una figura visible, entonces tenemos que hacer sentir al pueblo orgulloso de nosotras.

Compartir el artículo

stats