Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cory Jefferson y su vida en el ostracismo

Pedro Martínez no cuenta con el americano y ya le ha desplazado en los entrenamientos

Cory Jefferson, a la izquierda, bota el balón desde la línea de triple ante la defensa de Emircat Kosut, del Darussafaka.

Cory Jefferson, a la izquierda, bota el balón desde la línea de triple ante la defensa de Emircat Kosut, del Darussafaka. q.curbelo

El actual dorsal 34 del Herbalife, Cory Jefferson, está a años luz de ejercer el artículo más famoso atribuido a dicho número: "Hago lo que quiero, cuando quiero, donde quiero y como me da la gana", que popularizó el añorado comentarista Andrés Montes al 34 de los Lakers, Shaquille O'neal. Porque Jefferson, a pesar de haber sido reclutado para apuntalar el juego interior amarillo, le han adelantado por la derecha los júniors del club.

Pero no solo es cuestión de que Pedro Martínez no esté contando con el pívot americano casi para las convocatorias de los partidos con transcendencia, es que el técnico insular ha llegado a desplazarlo en algunas sesiones preparatorias junto al grupo de jugadores integrantes de los entrenamientos.

El jugador interior llegó junto a Jacob Wiley el 22 de febrero y, apenas un mes después y nueve partidos disputados después de su contratación, acumula 74 minutos en pista, muchos de ellos en partidos intranscendetes de Euroliga como los que supusieron las palizas recibidas ante el Zalgiris Kaunas (18 minutos) o el Maccabi Tel Aviv (19 minutos).

Pero ya las dudas de la fiabilidad de Jefferson llegaron con Víctor García aun al frente del banquillo. Antes de ser destituido el entrenador, ya le había dejado fuera de la convocatoria para afrontar el derbi ante el Iberostar.

Y es que a Jefferson se le fichó para reforzar el juego interior, pero lo que ha demostrado el estadounidense durante los minutos que ha jugado, es que parece que la pintura le de alergia, pues vive constantemente fuera del arco de triple. 206 centímetros desaprovechados cerca de los aros.

Pero no es la primera vez que Cory Jefferson tiene que pasar por una situación parecida, pues como transmitió durante el día de su presentación como jugador del Gran Canaria, tuvo que abandonar el Armani Milan por "una relación complicada con el entrenador (Simone Panigiani)", ya que según el pívot, "no congeniábamos" y esta cuestión derivó en su salida del equipo lombardo con apenas 13 partidos disputados en la Euroliga.

Involucrado en este escenario, el número 34 insular ha tenido que ver como Pedro Martínez le ha dado mayor confianza a los juniors del club, Olek Balcerowski, un fijo ya en las convocatorias, y recientemente a Khalifa Diop, que dejó fuera de la lista precisamente a Jefferson en el último encuentro de Liga ante el Valencia.

Alerta Radicevic

Otro de los jugadores que está atravesando por una situación parecida es Niko Radicevic. El base serbio no ha llegado a estar apartado de los entrenamientos, pero ya ha tenido que ver algún que otro partido sentado.

Ante el Unicaja Martínez le dio el primer toque de atención y lo dejó fuera de la lista de 12; contra el Andorra solo disputó cinco minutos y en el último partido de Liga contra el Valencia se quedó sin saltar a pista a pesar de estar convocado para la disputa. En la Euroliga, en los cuatro duelos con Martínez promedia 15 minutos por partido.

Compartir el artículo

stats