Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un fondo de armario justito

Con las bajas de Okoye y Albicy, contagiados por Covid-19, la rotación de Fisac ante al Mornar fue corta, con Shurna, Beirán y AJ Slaughter actuando unos 30 minutos

Matt Costello intenta entorpecer la entrada a canasta de un jugador del Mornar Bar, en el choque del pasado martes. | | EUROCUP

Matt Costello intenta entorpecer la entrada a canasta de un jugador del Mornar Bar, en el choque del pasado martes. | | EUROCUP

A Porfi Fisac se le han caído dos piezas claves de su plantel –del que le queda todavía en nómina– con las bajas de Stan Okoye y Andrew Albicy, ambos contagiados por Covid-19 y con diferentes plazos de recuperación. Sin dos de sus hombres de confianza, el fondo de armario del conjunto insular ahora empieza a quedarse pequeño, a pesar de la retahíla de jugadores que han pasado por el vestuario del Arena este curso. Paradojas de la vida.

Con el choque ante el Estudiantes en Liga Endesa que se juega mañana en el pabellón de Siete Palmas (17.00 horas, Movistar Deportes 2), el técnico segoviano vuelve a verse en la misma tesitura de manejar la plantilla de la que dispone para intentar alcanzar la novena victoria de la temporada.

En la rueda de prensa previa al partido europeo ante el Mornar Bar que se resolvió con victoria amarilla el pasado martes (81-85), Fisac desveló que iba a contar con los jugadores del equipo filial del Herbalife, Rubén López De la Torre y Javi López en la dinámica de entrenamientos de la primera plantilla, pero en la primera oportunidad que tuvo para contar con ambos jóvenes en un partido, el castellanoleonés no contó con ellos para la convocatoria del duelo en Montenegro.

Hasta Bar se llevó a diez efectivos, en un duelo en el que se lo jugaba a todo o nada en cuanto a continuar en la Eurocup y no es precisamente que fuera salomónico en cuanto al reparto de minutos con sus hombres.

La salida de Wiley se defiende por la eclosión de Olek y Diop, pero estos jugaron poco en Bar

decoration

A partir del tercer cuarto, Fisac decidió que tenía que exprimir a los jugadores en los que mayor confianza deposita y los mantuvo en pista el mayor tiempo posible hasta que los pulmones se lo fueron permitiendo. De esta forma, AJ Slaughter alcanzó los 33 minutos y medio, Javi Beirán sumó 31 y John Shurna, 29 y medio –además de los 26 de Sean Kilpatrick, un jugador que en la Liga Endesa promedia 17 minutos en las siete noches que ha jugado con la elástica amarilla–.

Por tanto, con esta carga de minutos, dejó claro que la rotación que va a emplear sin Albicy y Okoye se manejará en su guardia pretoriana. Fabio Santana se quedó en 6 minutos –metió un triple–, en un día en el que se le iba a presentar la oportunidad a Fisac de ver cómo gestionaba al canterano insular en su equipo. De momento, poco protagonismo.

Al igual que pasó con Khalifa Diop –cuatro minutos–, como con Olek Balcerowski –13 minutos–, que por mucho que transmita que es la apuesta del club por la vio con buenos ojos la salida de Jacob Wiley, la presencia en pista, al menos contra el Mornar, no le ayuda a convencer con sus decisiones.

“¿Estáis viendo cómo está jugando Olek y Khalifa?”, transmitió Fisac al respecto de la cesión de Wiley a Zaragoza. Tiene una nueva oportunidad mañana ante el Estudiantes para que, a quién le transmita ese mensaje, tenga la posibilidad de verlos en cancha.

Compartir el artículo

stats