Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El patrocinio de Herbalife en el Gran Canaria se tambalea

La empresa de nutrición, tras casi una década en el club claretiano, plantea su salida del nombre de la entidad - La marca aporta más 600.000 euros por temporada

Enrique Moreno, presidente del Granca, coloca a Carlos Barroso, de Herbalife, la insignia de oro y brillantes del club. | | LP/DLP

Enrique Moreno, presidente del Granca, coloca a Carlos Barroso, de Herbalife, la insignia de oro y brillantes del club. | | LP/DLP

El Herbalife Gran Canaria, bajo esa denominación, está muy cerca de ser historia. La empresa norteamericana de nutrición se está replanteando su relación con el club claretiano, una unión que comenzó en 2012 y que, después de varias prórrogas, ha llegado hasta hoy. Tras casi una década de la mano, la compañía tiene en mente dar un paso al lado y dejar de otorgarle su nombre al Granca, en un patrocinio que se tambalea.

En 2018, Herbalife International España renovó su contrato como patrocinador principal del equipo amarillo por tres temporadas. De esta manera, el acuerdo se extingue al final de esta misma campaña. La directiva del club grancanario quiere mantener a Herbalife en su lista de colaboradores, aunque no sea como espónsor principal. El propósito que busca ahora es que la empresa de nutrición continúe vinculado a la entidad, aunque sea en una menor cantidad a la aportada o apoyando de manera íntegra a los equipos de su cantera.

Herbalife llegó a Gran Canaria en 2012, con Joaquín Costa en la presidencia, Lucas Bravo de Laguna como consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria y bajo la mediación de la empresa de marketing deportivo y de representación de deportistas YouFirst.

Desde entonces, el equipo amarillo ha firmado sus mejores días en la élite del baloncesto nacional y europeo. Un respaldo comprometido y definitivo, tras varios años de vacío desde la salida de Kalise y donde el Granca jugó bajo la denominación de Gran Canaria 2014 –año del Mundial de Baloncesto celebrado en España y donde Siete Palmas fue sede–.

Desde su entrada en 2012, Herbalife ha aportado más ingresos que cualquier otro patrocinador. El acuerdo fijado en 2018 para las temporadas 2018-2019, 2019-2020 y 2020-2021 cifró el acuerdo en más de 600.000 euros por campaña. Un montante similar a la que había puesto en la caja del Granca desde 2015, cuando cerraron la anterior renovación.

La última cifra de la que hay datos en el portal de transparencia del Granca es del curso 2018-19: en total 646.519,00 euros, un 4% más que la campaña anterior (621.544,44 euros ).

Esta pérdida supondría todo un golpe para el club presidido por Enrique Moreno, que hoy tiene consejo de administración. En él ya expondrá lo que era previsible: un desfase en el presupuesto que se presentó al inicio del curso –aunque el servicio de Intervención del Cabildo de Gran Canaria ya avisó con claridad de esta posibilidad real–. En el apartado de ingresos del presupuesto, un buen puñado de euros por cerrar: 500.000 en concepto de ingresos por abonos, 65.000 en venta de entradas o 550.000 en traspasos.

El desfase se acerca a los dos millones de euros, en un total de 8.728.364,03 millones de presupuesto y una falta de liquidez durante el curso que se ha manifestando, incluso, con el retraso en las nóminas a los jugadores del primer equipo. Todo con la sombra de la espantada de Herbalife del nombre del Granca, en un club que se estampó la última vez que quiso negociar un gran patrocinio: el fondo fantasma HMK Holdings.

Compartir el artículo

stats