Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Granca, ante su mejor inicio de los tres últimos cursos

Desde la campaña 2017-2018, el equipo amarillo no firmaba un 3-1 de entrada

Dylan Ennis y Porfi Fisac se saludan el pasado domingo tras la victoria frente al Joventut. | |

Si hay algo que diferencia el incio de este CB Gran Canaria con el de la temporada pasada es su comienzo en calma. Una tranquilidad dada, de momento, por los resultados positivos que acumula el equipo claretiano en las primeras cuatro jornadas de la Liga Endesa. El balance de 3-1 deja al Granca en el cuarto puesto y un registro que no se veía desde hace tres temporadas en el club amarillo.

Hay que remontarse al último curso de Luis Casimiro en el banquillo del Granca para recordar un inicio de temporada tan bueno a nivel de resultados. De eso hace ya cuatro años (2017-2018). Por entonces, el Granca, con el núcleo duro compuesto por Eulis Báez, Albert Oliver o Xavi Rabaseda y los puntos de Marcus Eriksson o DJ Seeley, acumulaba un 3-1. Todo gracias a las victorias en casa ante Gipuzkoa y Baskonia y la foránea contra el Zaragoza. La derrota cayó en la cuarta jornada a manos en Andorra, precisamente el próximo partido del Granca (domingo, 11.30 horas). Aquella fue la campaña donde el equipo amarillo se metió en la Euroliga.

El gran mérito de estos números en esta campaña, sobre todo, está en las dos victorias lejos de Siete Palmas del equipo de Porfi Fisac. Por un lado, con prórroga en su visita al Urbas Fuenlabrada (87-92); por el otro, el triunfo sobre la bocina ante el Unicaja con la canasta de Chris Kramer (79-80).

A estas alturas de la Liga Endesa, tanto en la temporada pasada como en el curso 2018-2019, el Granca calcaba sus números: un pobre 1-3. En la temporada 1-3, con Salva Maldonado en el banquillo y la vorágine de la Euroliga, el equipo claretiano había caído frente a Barça, Obradoiro y Unicaja. Solo salió ganador ante el Breogán en un año que se convirtió en tortura.

La pasada temporada, la racha fue igual de nefasta de entrada: unos meses más tarde la sangría era tremenda. Del 1-3 se rozó el fondo con el 2-10 en un Granca que tuvo que remontar un mundo para llegar al Playoff de la Liga Endesa, tras un tramo final de temporada soberbio. Burgos, Zaragoza y Real Madrid ya habían acabado con el Granca a estas alturas.

El equilibrio es para Fotis Katsikaris y su temporada 2019-2020, la que se cortó por la pandemia y volvió para cerrar el capítulo del griego en el Granca. Victorias ante Manresa y Andorra y derrotas frente a Zaragoza y Estudiantes.

En estas últimas cuatro campañas, solo en esta se ha repetido entrenador en el banquillo. Al fondo de esta primera vuelta, el primer gran reto del Granca: volver a estar por méritos propios en la Copa del Rey, algo que hace tiempo que no se huele en el club.

Compartir el artículo

stats