Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CB Gran Canaria

El Granca jugará por séptima vez unos ‘cuartos’ de Eurocup

El conjunto claretiano no falta a su cita con la antepenúltima ronda desde que la alcanzara por primera vez en la temporada 2009-10 | Cayó en la eliminatoria en tres ocasiones

Khalifa Diop intenta penetrar a canasta ante la oposición de Kodi Justice, del Slask Wroclaw, durante la eliminatoria de octavos de final de la Eurocup del martes. | | JUAN CASTRO

Una más en la historia del CB Gran Canaria. El escalón de los cuartos de final de la Eurocup se presenta en el camino del conjunto claretiano por séptima vez desde que se estrenara en el torneo continental hace ya diecinueve años –en denominación Copa ULEB–. Ahora, con el nuevo formato de competición, el camino hacia la ansiada final está más cerca que nunca y el MoraBanc Andorra es la próxima piedra en el camino insular, el martes a las 20.00 horas.

Dada su trayectoria en la segunda competición continental, el Gran Canaria, por mucho que a veces no lo reconozcan más allá de las fronteras insulares, es uno de los grande del torneo, no solo por su presencia constante con catorce participaciones –tuvo otras tres experiencias continentales entre la FIBA Eurocup y la Euroliga–, sino por su rendimiento deportivo.

De las seis veces anteriores que alcanzó la eliminatoria de cuartos de final el equipo amarillo, en tres ocasiones cayó derrotado. El primer mazazo ocurrió hace doce años, cuando el Panellinios OPAP Athens venció al Granca en la capital helena por 11 puntos (81-70) y en la vuelta, los de Pedro Martínez no consiguieron levantar la diferencia y se quedó a cuatro puntos de jugar la prórroga en el Centro Insular de Deportes (75-68).

Ya, en la siguiente ocasión que los insulares alcanzaron la cota de cuartos de final no fue para otra cosa sino para catapultarse hasta la única final europea que ha disputado el Granca, en 2015 cuando se vio con el Khimki. Por el camino eliminaron al Cedevita en octavos, al Pinar Karsiyaka en cuartos y al UNICS Kazán en la semifinal.

Tras no poder ganar el trofeo al caer en los dos partidos frente al conjunto ruso, los de Aíto García Reneses volvieron a intentar la gesta al año siguiente, alcanzando la semifinal de infausto recuerdo contra el Galatasaray. Anteriormente venció al Limoges, y al Zielona Gora en cuartos de final.

Las dos siguientes ediciones de la Eurocup supusieron una barrera en la antepenúltima eliminatoria del torneo para el Granca. En la temporada 2016-17 fue el Hapoel Bank Yavah Jerusalem de Amare Stoudemire el verdugo de los amarillos; mientras que en 2018 fue el Lokomotiv Kuban el que dejó en la cuneta a los de Luis Casimiro al ganarle los dos partidos de la eliminatoria –al mejor de tres–.

Cayó en cuartos ese año el equipo amarillo, pero a su vez, consiguió uno de los mayores premios de la historia del club que fue el de conseguir el billete para participar en la Euroliga tras meterse en la semifinal del Playoff de la Liga Endesa al vencer al Valencia.

Experimentó un año convulso el Granca en el torneo que ahora tiene a tiro, a dos victorias más en su camino en la Eurocup. Una experiencia única pero que a la vez le mantuvo la siguiente temporada sin jugar en el Viejo Continente, al que regresó la pasada campaña para volver a una semifinal, donde el Monaco fue la bestia.

La ECA no da descanso


A pesar de que el CB Gran Canaria solicitara a la ECA, el ente organizador de la Eurocup, que el choque contra el Andorra de los cuartos de final se disputara el próximo miércoles por la cercanía de horas que hay con el duelo de la Liga Endesa contra el Monbus Obradoiro este domingo (19.00 horas, Movistar Deportes), los responsables del torneo desecharon en primera instancia la propuesta claretiana. Desde el club insistieron en esta solicitud, pero en la ECA se escudan en que ya hay 48 horas de separación entre los dos encuentros, el mínimo exigido entre dos encuentros. El Andorra por su parte juega el domingo a las 12.30 horas en el Principado. | D. R. P.

Compartir el artículo

stats