Estrellas fugaces en el Granca

La renuncia del Dreamland Gran Canaria a la disputa de la Euroliga conlleva la salida de las dos joyas de su corona, Khalifa y Olek

Apenas tres temporadas de protagonismo en la élite

Khalifa Diop (izd.) y Olek Balcerowski

Khalifa Diop (izd.) y Olek Balcerowski / José Carlos Guerra / LOF

Santiago Icígar

Santiago Icígar

La estructura del Dreamland Gran Canaria, en todos sus estamentos, era consciente de que la renuncia a la disputa de la Euroliga, aunque lógica desde un punto de vista cerebral, iba a conllevar un peaje, una serie de daños colaterales más allá de tener que renunciar a disputar la segunda mejor liga de baloncesto del mundo. Khalifa Diop, quien ya había renunciado la temporada anterior a abandonar la Isla para jugar en el Valencia, y Olek Balcerowski, las dos joyas de la corona del club claretiano, pasan a ser dos estrellas fugaces que ponen el punto y final a su historia de amor con el Granca para jugar en dos grandes de Europa. Defenderán los colores de dos históricos como son el Baskonia vitoriano y el Panathinaikos griego, respectivamente.

Por su parte, la afición, la gran perdedora al final del camino, se queda con la sensación de no haber podido disfrutar plenamente de sus dos niños mimados teniendo un rol importante más de tres temporadas en la élite, pero que ha sido tiempo más que suficiente para tirar abajo la puerta de los grandes del continente y, de paso, mirar de reojo a la NBA, destino futuro que parece casi ineludible para los dos canteranos.

Ambos, defendiendo los colores del Granca, recibieron el premio al mejor joven de la Eurocup

Khalifa Diop llegaba con sólo 15 años de edad a la cantera amarilla, no tardando en brillar con luz propia en las competiciones nacionales e internacionales. Esto le llevó a debutar con el primer equipo del Granca, de la mano de Pedro Martínez, en marzo de 2019 en la visita de los insulares al Maccabi, en la Euroliga; tenía 17 años. 

En sus cuatro campañas en el primer equipo amarillo, Diop ha jugado un total de 103 partidos de ACB, en los que el interior senegalés ha crecido temporada a temporada, partiendo de una valoración de 1 en su primer curso (2019-20), para llegar a ser uno de los jugadores más importantes del equipo en las tres siguientes campañas, en las que obtuvo una valoración de 14, 18 y 17, respectivamente. 

Además de ser clave en la consecución del primer título continental del club, lograba ser el mejor joven de la Eurocup, además de ser incluido en el mejor quinteto joven de la Liga Endesa en los dos últimos cursos.

Diop y Balcerowski llegaban muy jóvenes al club, con 15 y 14 años, respectivamente

Si el paso de Khalifa puede calificarse de fugaz por el equipo profesional del Granca, no lo es menos el de su amigo del alma, el polaco Olek Balcerowski, quien recalaba en la cantera claretiana en el verano de 2015 con apenas 14 años, en categoría cadete. Su integración meteórica a nivel deportivo y personal, aprendiendo el idioma en un tiempo récord, le ayudó a coleccionar éxitos en las categorías de formación.

Debutó oficialmente con el primer equipo de la mano de Luis Casimiro. Fue ante el Real Madrid un 3 de diciembre de 2017, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia -17 años y 14 días- del club hasta ese momento en jugar de manera profesional, superando al grancanario Roberto Guerra, si bien Jovan le arrebataba el récord en diciembre de 2017 -16 años y 98 días-. 

Desde entonces, en sus seis cursos en el primer equipo, Olek ha jugado 90 partidos, destacando la valoración lograda en sus tres últimas campañas (17, 6 y 19), regresando con fuerza de su cesión hace dos cursos en el KK Mega, para ser uno de los referentes del juego interior amarillo. En la temporada 2020-21, recibió el premio al mejor joven de la Eurocup. Es una de las estrellas de Polonia junto a AJ Slaughter.