Previa del Dreamland Gran Canaria-Zunder Palencia: el principal enemigo está en casa

El Granca recibe mañana en el Arena a los palentinos que ocupan el último puesto de la tabla, con un solo triunfo (12.00, ‘M+ Deportes’)

Pasecniks y Benite vuelven con los palentinos, cuyo entrenador es el grancanario Marco Justo

Miquel Salvó conduce el balón en el derbi canario mientras le persigue Joan Sastre.

Miquel Salvó conduce el balón en el derbi canario mientras le persigue Joan Sastre. / Juan Castro

Santiago Icígar

Santiago Icígar

El Dreamland Gran Canaria afronta mañana al mediodía en el Arena (12.00 horas, M+Deportes) uno de esos partidos en los que el principal rival es uno mismo. La condición de recién ascendido del Zunder Palencia, unido a su balance de una victoria y diez derrotas que le sitúa como farolillo rojo de la tabla clasificatoria de la Liga Endesa, invitan al exceso de confianza en las filas claretianas, lo que puede ser aprovechado por los necesitados palentinos para coger por sorpresa a los amarillos. Si alguien está convencido de que el principal enemigo es la mentalidad de sus jugadores, ese es Jaka Lakovic, quien se encargaba de advertir que en la ACB no existen los partidos fáciles.

Tampoco está precisamente el Granca en condiciones de hacer regalos tras su derrota dolorosa ante el Lenovo Tenerife en la última jornada, que le dejaba provisionalmente fuera de las plazas de acceso a la Copa del Rey, aunque los resultados de hoy les devuelven a la octava plaza. Los locales figuran ahora con un balance de seis victorias y cinco derrotas, con el quinto peor basket average de la ACB; esta circunstancia propicia que, además de la necesidad de ganar, debe hacerlo por la mayor diferencia de puntos posible, para así rebajar el -34 que tienen en su casillero después de las 11 jornadas que se llevan disputadas.

Como toque de atención, el Dreamland Gran Canaria debería de recordar lo que sucedió no hace mucho en su duelo de Eurocup ante el Slask Wroclaw, en el que un exceso de relajación en el cuarto final redujo lo que hubiera sido una holgada victoria (81-77).

Día de reencuentros

La visita del Zunder Palencia también tiene también un cierto componente emotivo por el regreso de dos exclaretianos al Arena. Por un lado, Anzejs Pasecniks, que defendió cuatro campañas la elástica del Granca (2015-19); el letón ya sabe lo que es enfrentarse a los amarillos, pues lo hizo en su etapa en el Betis. Se trata del único jugador del plantel palentino que supera los dobles dígitos en su valoración media (11), con un promedio por partido de 9,5 puntos y 4,5 rebotes por choque.

El otro ex del Granca que vuelve es Vítor Benite, quien a pesar de jugar solo una campaña en la Isla dejó huella en el vestuario claretiano. Y eso que deportivamente sus números no acompañaron, en parte por unas lesiones que le mermaron en su rendimiento. Sin embargo, su peso en la caseta resultó fundamental en un equipo muy joven en el que aportó experiencia para llevar a los amarillos a conquistar la primera y única Eurocup de su historia el curso pasado. El italo-brasileño registra este curso con el Zunder Palencia una valoración media de 8,1, siendo con 11,4 puntos el máximo anotador del equipo, además de aportar 2,2 rebotes y 1,7 pases de canasta.

Brussino marca el camino

Si Jaka Lakovic puede estar tranquilo, en parte, ante la visita del Palencia es por el compromiso que demuestra su jugador franquicia, Nico Brussino, en una temporada en la que está pulverizando todos sus registros en la ACB y asumiendo un liderazgo natural que contagia a sus compañeros. El alero argentino tiene como lugartenientes a Slaughter y Albicy; la vieja guardia claretiana muestra a los más inexpertos el camino que debe llevar al equipo a estar en la próxima Copa del Rey.

Esos jóvenes valores como Roko Prkacin, Jovan Kljajic y Rubén López de la Torre también tienen mañana una nueva oportunidad de demostrar su calidad en un partido que parece propicio para hacer rotaciones en cancha.

Marco Justo, el aprendiz aventajado de Vidorreta

El entrenador grancanario Marco Justo, a sus 43 años, está viviendo su primera experiencia en la élite como primer entrenador del Zunder Palencia tras cerrar su etapa como asistente en el Tenerife de Txus Vidorreta, probablemente el entrenador que mejor conoce y más daño le ha hecho hasta el momento al Dreamland Gran Canaria de Jaka Lakovic. El ideario de juego del técnico del conjunto lagunero se vislumbra en parte en el libreto del isleño, si bien las piezas con las que cuenta en su equipo poco o nada se pueden comparar con el plantel del conjunto canarista, al que ayudó a lograr dos títulos de la Basketball Champions League y tres de la Copa Intercontinental. Su trayectoria en su debut como primer entrenador en la ACB no es de momento la mejor en cuanto a balance (una victoria y diez derrotas), aunque fue capaz de poner contra las cuerdas en casa al Barça en la segunda jornada (83-84), al BAXI Manresa en el Nou Congost (92-91) y de derrotar al Río Breogán en la sexta jornada (74-59), un aval para que la directiva palentina le respalde, por el momento.