Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Feo: "No podemos rehabilitar el casco histórico inventándonos el pasado"

Cuatro expertos reflexionan sobre el reciclaje arquitectónico

Manuel Feo: "No podemos rehabilitar el casco histórico inventándonos el pasado"

Manuel Feo: "No podemos rehabilitar el casco histórico inventándonos el pasado"

La rehabilitación se impone como necesidad sobre la construcción de obra nueva, por la ausencia de suelo, lo obsoleto del parque inmobiliario y la demanda en periodo de crisis. Sin embargo, la diversidad de posturas aflora cuando se interviene sobre el patrimonio histórico. "La rehabilitación de la ciudad histórica no puede pasar por inventarnos un pasado que no ha existido", planteó el arquitecto Manuel Feo Ojeda, como parte de la conferencia Maniobras orquestales en la oscuridad que ofreció ayer junto a Claudia Collmar.

La rehabilitación fue ayer el tema central que ocupó la jornada inaugural del ciclo de conferencias El reciclaje arquitectónico, que organiza la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel en colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Gran Canaria y que programa dos ponencias por jornada cada mes del 2016. Ayer arrancó este espacio para el debate y la reflexión en el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), con un programa doble. La primera de las ponencias, (re)Escribir la memoria, corrió a cargo del equipo formado por Sabi Reyes Ortega y Teresa Castellano Bello, del Estudio Crea. Tras estos, llegó el turno de Feo y Collmar.

Los cuatro arquitectos coincidieron a la hora de posicionar la intervención sobre lo ya construido en un territorio creciente por razones medioambientales, tanto de reciclaje de materiales, como de ahorro de suelos. "Entendemos que buena parte de la obra que debemos hacer en los próximos años pasa por mejorar, ampliar y actualizar los edificios ya existentes", señaló Sabi Reyes. Esto incluye la restauración de lo monumental y lo representativo y también sobre edificios sin un alto valor arquitectónico inicial, pero que lo pueden adquirir a través de la intervención. Además, según recoge el documento de presentación del Colegio de Arquitectos, cuando el trabajo va precedido de una actitud cultural, se convierte en una oportunidad para establecer un diálogo entre lo viejo y lo nuevo; entre las preexistencias y las aportaciones; y sobre todo, aparece el juego inteligente con el tiempo, la vida y los momentos del edificio.

"Hay que reinterpretar los espacios a partir de lo intangible de su propia historia", aseguró Reyes. Mientras, Manuel feo expuso que la ciudad histórica es un elemento vivo e inacabado. "Hay procesos constantes de construcción, de borrado, de sustitución, y muchos en los que intervienen estos tres factores", expuso, antes de analizar que esto es una necesidad y también un problema. "La actitud con respecto al pasado es errónea en muchas ocasiones", declaró este.

Manuel Feo denuncia la existencia de muchos casos en los que la rehabilitación se inventa el pasado, se mejora "porque queremos sentirnos en un entorno que al final deriva en el paradigma del parque temático". Este apuntó que existen construcciones en Vegueta que la lanzan a ese terreno del "parque temático" y argumentó su denuncia con un ejemplo contundente. "La Casa de Colón es una reconstrucción ideal de un edificio que nunca existió", expuso para argumentar que en este espacio, -"con una carpintería en la fachada que le es completamente ajena, que viene de Teror y Tejeda y se ha instalado en un edificio del siglo XX"-, se propone a la ciudadanía y a los visitantes "como un elemento de sinceridad cultural cuando en realidad es un gran decorado de cine. Ese es el problema. Ese tipo de intervenciones son erróneas, porque construyen un pasado que no existió".

Por otro lado, éste analizó obras que consideró como "respetuosas o inteligentes" más allá de que se intervenga o manipulen, algo que calificó como aceptable en situaciones de ruina o desuso. "Hay que conocerlo, interpretarlo y manipularlo en la medida de las necesidades del expediente completo". Para ilustrar esta postura, Feo se remitió al Museo Reina Sofía de Madrid, que, en su origen fue un centro hospitalario. Por su parte, Sabi Reyes alabó el trabajo realizado en las Casas Consistoriales de Vegueta y el Castillo de la Luz.

Por último, Feo recordó el primer párrafo del enunciado de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, que prioriza el poder entender de dónde venimos. "La arquitectura nos explica de dónde venimos y nuestra responsabilidad respecto a las generaciones futuras consiste en no borrar las huellas de ese lugar del cual venimos".

Compartir el artículo

stats