Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Tracy Chevalier

"Las mujeres tienen más interés que los hombres"

"He pasado la cuarentena en Londres con mi marido y mi hijo, que tuvo que volver de la universidad", destaca la escritora

La escritora Tracy Chevalier. JOAN CORTADELLAS

¿Cómo le afecta la crisis del coronavirus como escritora?

He pasado la cuarentena en Londres con mi marido y mi hijo, que tuvo que volver de la universidad. Pasé por todas las fases: shock, ansiedad y al fin resignación hacia esta nueva normalidad. Ahora es quizá más complicado porque cuando estábamos confinados no teníamos que tomar decisiones. Ahora tomar un café o viajar en coche es casi una cuestión ética. Además como escritora todo mi trabajo se me antojaba irrelevante. Me costaba mucho concentrarme en la Venecia del siglo XV en la que transcurrirá mi próxima novela. Porque no solo está la Covid, la muerte de George Floyd nos está recordando que la pandemia no es lo único que pasa en el mundo y vamos a tener que pensar profundamente en ello.

¿Por qué le interesó la catedral de Winchester?

La visité y había una exposición sobre Louisa Pesel que dirigió el trabajo de las costureras que bordaron los cojines y reclinatorios en los años 20. Me gustaba la idea de oponer el trabajo de los hombres que construyeron las catedrales, con sus vitrales, sus tallas y sus piedras, con la delicadeza de la labor femenina. Me gusta escribir sobre mujeres, las encuentro más interesantes que a ellos. Y me gusta que las mujeres de las que hablo sean comunes y corrientes.

La mayoría de sus novelas tiene ese tema de fondo.

Es una forma de darles voz. La mayoría de la gente experimentan la gran historia de una forma ordinaria. No son reyes ni reinas ni toman decisiones importantes. Por ejemplo, el coronavirus: me interesan mucho más las historias personales de los enfermos y sus enfermeras que las decisiones de los grandes políticos.

Su novela trata de los orígenes de la integración de las mujeres en el mercado laboral.

Sí, cuando empezó la guerra muchas mujeres coparon los puestos de trabajo de los hombres que se habían ido a combatir y cuando estos volvieron fue muy duro porque se las relegó. Además el conflicto hizo que hubiera dos millones más de mujeres que de hombres y muchas no pudieron casarse. En los años 20 solo se podía ser enfermera, profesora o empleada y se les pagaba sueldos miserables.

Tanto 'La joven de la perla' como esta novela están hablando de la pervivencia del arte frente a las pequeñas vidas. Aunque en esta ocasión, el arte sea, solo, un bordado.

Aunque sean considerados artesanía, los bordados de Winchester son muy hermosos y artísticos. También pueden ser muy útiles. Para mis mujeres son importantes porque ellas saben que están haciendo algo que durará 100 años.

En la catedral de Winchester está enterrada Jane Austen. Me pregunto si esta es su novela más 'austensiana'.

No intenté imitarla conscientemente, pero es verdad que sus libros tratan sobre las relaciones de las mujeres con sus familias y por lo general cómo escapar de ellas a través del matrimonio Para Violet, el matrimonio no es una opción, pero es verdad que su madre puede parecerse a la señora Bennet de Orgullo y prejuicio aunque no sea tan graciosa.

Cómo fue su trabajo de campo para la documentación.

Entre otras cosas, caminé sola, como mi protagonista, los 42 kilómetros entre Winchester de Salisbury y como ella también sentí inquietud por los peligros que podía encontrar en el camino. Creo que 80 años después, eso no ha cambiado mucho para las mujeres.

¿Le dejaron tocar las campanas de la catedral ?

Hasta los años 30 no hubo campaneras en las catedrales británicas. Hoy hay bastantes. Me relacioné con el grupo de Winchester, fui al pub con ellos y ellas . Al final me dejaron tocar una, pero no tenía badajo y la sensación fue muy extraña.

No sé si es una experta bordadora...

No, en absoluto. Aprendí un poco para poder describirlo con autenticidad. Es algo que me permiten los libros. Ahora estoy aprendiendo a soplar vidrio para la novela en la que estoy trabajando.

¿Escribir es como bordar?

Ambos requieren concentración y atención al detalle.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats