Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mano amiga de Totó

El cantautor José Artiles publica ‘Nos morimos de mentira’, con producción del músico cubano Totó Noriega, y en el que colabora el timplista Germán López

El cantautor José Artiles, a la izquierda, junto al guitarrista Yuniel Rascón, en una sesión fotográfica.

El cantautor José Artiles, a la izquierda, junto al guitarrista Yuniel Rascón, en una sesión fotográfica.

La suerte profesional del cantautor grancanario José Artiles cambió en 2019 durante la prueba de sonido antes del concierto que iba a ofrecer en el Ateneo de Vecindario con motivo de una Feria del Libro. Artiles y su grupo daban la apertura a Taburiente, y con la formación que lidera Luis Morera estaba Totó Noriega, el percusionista y productor cubano afincado en la Isla. “Nos estuvo escuchando durante la prueba de sonido, yo no lo conocía, y al bajar del escenario se acerca, me dice; ¡coño tú eres un poeta! ¡No eres un cansautor! Me dijo que le gustaban mucho las letras de las dos o tres canciones que había escuchado y que necesitaba una buena producción”, recuerda Artiles.

De aquel encuentro surgió la propuesta de grabar un disco con Noriega en la producción, cuyo resultado es el reciente álbum Nos morimos de mentira. “Totó me ha dado la mano y ha seguido ahí, y en lo profesional estoy creciendo”, explica José Artiles acerca de lo que ha supuesto trabajar con el cubano y los músicos que participaron en las sesiones de grabación en los estudios 4 Gigantes, que fundara el timplista José Antonio Ramos.

“Nos llamamos, le mandé un tema y se ofreció a hacer los arreglos junto a Josué Santana, el teclista con el que trabaja, y que si me gustaba nos embarcábamos juntos. Y así fue”. Artiles se plantó en el estudio con diez composiciones para grabarlas a guitarra y voz, y meter los arreglos.

Confianza

“No fue un trabajo lineal ni rápido”, afirma el cantautor, ya que a la situación de pandemia se sumó que Noriega tuvo que desplazarse a Cuba por motivos familiares. “Pero Totó creía mucho en este disco, y me ha hecho confiar en el trabajo, sobre todo cuando se ha grabado con el equipo de músicos que teníamos, solo por los músicos valía la pena”.

Mezclado en los estudios Jesiisma de Gáldar por Ángel Jesús Mendoza y Joel Mendoza, Nos morimos de mentira contó una banda de músicos cubanos y canarios: de un lado, Totó Noriega, el batería Héctor Salazar y el guitarrista Yuniel Rascón; y de otro, el pianista Josué Santana, el bajista Jaime del Pino, el guitarrista Pedro del Rosario, Nira Suárez a los coros, la chelista Dulce María Rodríguez, el saxofonista Fran Suárez, el trompetista Arístides Sosa y el timplista Germán López, quien se retrata en el tema Canción de primavera.

Este álbum permite a José Artiles abrir nuevas puertas desde que comenzara en la música en 1996. “Desde los 14 años hacía mis canciones y la vena creativa estaba ahí, y componer se convirtió en una necesidad, compartir las canciones en público”, reconoce este cantautor del sureste grancanario, al que la Nueva Trova le alumbró el camino. “Fue determinante, con Silvio descubrí que existían otras formas de componer, y aunque hacía versiones de Silvio, de Pablo, de Serrat, porque me gustaban las canciones con mensaje y quería hacerlo yo con mis propias composiciones”.

Camino que no es poco (1996) que fue su debut, al que siguieron los discos Con el mar en los bolsillos (2006) y José Artiles en concierto (2017), y los poemarios Palabras en cuarto menguante y No vale que todo vale, glosan el trabajo de Artiles. Un “escritor que hace canciones”, como se define, y que ahora, y de la mano de Totó Noriega, presenta un nuevo álbum con amalgama de estilos entre country, rock, reggae, balada, bachata, “un abanico que hace que el disco no aburra”, según el autor.

“Siempre me han gustado diferentes estilos”, afirma Artiles, si bien todo en su música suena distinto. Por ejemplo, piezas como el reggae Luz del alba, o Con una voz, que se había grabado a guitarra y chelo, “muy sencilla”, se transformó en una bachata. Fue Totó Noriega quien lo sugirió, y según el cantautor, “fue un acierto, uno de tantos que ha tenido en este disco”. En Youtube ya están disponibles los dos primeros temas lanzados como singles: Luz del alba y Canción de primavera.

La presentación del disco, si la pandemia lo permite, está prevista el 11 de junio en el Teatro Víctor Jara, en Vecindario, además de otras fechas en agenda en verano.

Compartir el artículo

stats