Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artes escénicas

La revolución de Shirley Valentine

La actriz Mari Carmen Sánchez protagoniza esta adaptación del texto original de Willy Russell

La actriz Mari Carmen Sánchez en una imagen promocional del montaje ‘Yo amo a Shirley Valentine’.

La actriz Mari Carmen Sánchez en una imagen promocional del montaje ‘Yo amo a Shirley Valentine’. La Provincia

El Teatro Pérez Galdós acoge mañana el estreno absoluto del montaje ‘Yo amo a Shirley Valentine’, protagonizado por la actriz Mari Carmen Sánchez bajo la dirección de Juan José Afonso.

Cuando Shirley Valentine, el célebre personaje escrito por Willy Russell en la comedia teatral homónima, toma un avión con rumbo a las Islas Griegas, su verdadero destino es un viaje al centro de sí misma. Desde Pauline Collins a Amparo Moreno o Verónica Forqué, múltiples actrices de distintas latitudes se han adentrado en la piel de esta ama de casa feminista en el Liverpool de los años 80, que revienta los corsés de un sistema de vida patriarcal bajo la convicción de que «no hacemos lo que queremos, sino que hacemos lo que creemos que tenemos que hacer y nos convencemos de que es lo que queremos».

A esta nómina se incorpora la actriz Mari Carmen Sánchez, una de las intérpretes más destacadas y queridas de Canarias, que borda este monólogo emancipador en clave de humor y ternura a lo largo de 80 minutos a solas en el escenario. El Teatro Pérez Galdós acoge mañana el estreno absoluto de Yo amo a Shirley Valentine, una adaptación dirigida por Juan José Afonso a partir del texto original de Russell, que actriz y director presentaron ayer acompañados por Encarna Galván, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria; y Tilman Kuttenkeuler, director de la Fundación Auditorio y Teatro.

Sánchez protagoniza este monólogo emancipador durante 80 minutos a solas en el escenario

decoration

«Me siento absolutamente feliz y emocionada por representar este texto en el teatro por excelencia de mi ciudad», manifestó ayer Mari Carmen Sánchez, quien confesó que afronta este reto «con un vértigo importante, pero convencida de que el público se enamorará de Shirley Valentine como yo me he enamorado». En esta línea, la actriz señala que el éxito mundial de este montaje, adaptado a la gran pantalla por el cineasta Lewis Gilbert en 1989, reside «en que su protagonista es casi un ser humano de carne y hueso».

«El público va a disfrutar de una obra con un toque feminista pero, sobre todo, con un personaje muy humano, real y empático, que apuesta por volver a enamorarse de ella misma y salir de esa vida rutinaria que siente que está desperdiciando para poder seguir sus sueños», añade Sánchez.

Proceso creativo

Asimismo, tanto la actriz como el director se internaron en el proceso de construcción del montaje sin consultar un solo referente teatral ni cinematográfico previo, con el fin de dibujar su propia mirada, sin contaminantes, en el lienzo en blanco. Sánchez describe el sendero como «un proceso de trabajo largo, comprometido pero fácil, donde el director y yo hemos trabajado juntos mano a mano hasta llegar hasta aquí».

Por su parte, Juan José Afonso añade que «hemos tratado de dar nuestro punto de vista sobre este texto maravilloso de Russell y creo que no deja indiferente nunca porque, lo que ocurre en el escenario, ocurre en la vida». En este sentido, ambos coinciden en que la revolución interior de Shirley Valentine sigue siendo contemporánea, como la Nora de Ibsen o la Tristana de Galdós.

«Esta obra es una comedia rompedora que, en los años 80, fue una pequeña revolución y una ayuda enorme para la liberación de la mujer, que además ha sido representada en casi todos los países del mundo por las mejores actrices de todo el mundo y que siempre ha sido un éxito, por lo que la responsabilidad siempre es máxima», expuso Afonso.

Por otra parte, el director recordó que la trama del montaje sigue una arquitectura sencilla a través de un soliloquio que ahonda en la brecha social de género en los carriles de la comedia, lo cual favorece la implicación del público asistente. «Lo que sucede con las comedias es que hay que ponerlas en el escenario para ver cómo respiran, pero tenemos mucha confianza con respecto a su acogida aquí porque sabemos que el público de Canarias es muy de teatro», reflexionó.

«No deja indiferente porque lo que ocurre en el escenario, ocurre en la vida», apunta Afonso

decoration

Por lo pronto, Yo amo a Shirley Valentine brinda una función única mañana en el teatro capitalino, enmarcada en el programa Cultura en acción, impulsado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. No obstante, la producción ya ha cerrado distintas plazas en la isla de Tenerife y garantiza su regreso a Gran Canaria a partir del próximo septiembre. En este sentido, tanto Sánchez y Afonso como los representantes institucionales destacaron el mérito de levantar este espectáculo en el filo de la temporada y en el contexto de las restricciones impuestas por la pandemia, por pura amor al teatro.

Las entradas pueden adquirirse en la web del Teatro Pérez Galdós www.teatroperezgaldos.es y en la taquilla del Auditorio Alfredo Kraus en su horario habitual de 16.00 a 21.00 horas, toda vez que, mañana, día de la función, la taquilla del Teatro permanecerá abierta desde dos horas antes del inicio del espectáculo.

Compartir el artículo

stats