Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Televisión | Series

Lily James hace de Pamela Anderson

La cadena Hulu revivirá en unos meses uno de los episodios más controvertidos de la vida de la ‘sex symbol’ que mejor ha lucido bañador a cámara lenta

Lily James, caracterizada para su papel en la serie de la BBC ‘A la caza del amor’, que ahora emite Movistar+. | lp/dlp

Para una actriz, ser elegida para interpretar a uno de los grandes iconos de los años 90 como Pamela Anderson debe de ser un auténtico reto. La cadena Hulu revivirá dentro de unos meses uno de los episodios más controvertidos de la vida de la sex symbol que mejor ha lucido bañador a cámara lenta en una serie centrada en el robo y la difusión del vídeo íntimo de la exvigilante de la playa y su entonces pareja, Tommy Lee, el primer fenómeno viral de la historia. La elegida para el papel es una británica, Lily James, que también lleva en los últimos tiempos una vida amorosa un tanto revuelta, aunque sin llegar a los extremos de la explosiva rubia.

A sus 32 años, esta inglesa nacida en el condado de Surrey tuvo el ejemplo a seguir en casa, con una madre y una abuela actrices (la estadounidense Helen Horton, la voz de Madre en Alien) y un padre músico. Tras debutar en televisión en la serie de la BBC Just William e ir cogiendo experiencia en El diario secreto de Hannah, su primera gran oportunidad le llegó con la exitosa Downton Abbey, a la que se incorporó en la tercera temporada para dar vida a la dulce y rebelde lady Rose MacClare, la prima de lord Grantham, que fue ganando protagonismo poco a poco en la trama hasta convertirse en una de las protagonistas.

Flechazo en el rodaje

Aquí comenzó su idilio con las ficciones de época, que ha ido coleccionando en su currículum. Después de convertirse en la Cenicienta de carne y hueso de Disney, fue sumando títulos como la miniserie Guerra y paz y las películas Una buena receta, Orgullo + prejuicio + zombis, Baby Driver, Mamma Mia! Una y otra vez, Yesterday, el remake para Netflix de la Rebeca de Alfred Hitchcock y La excavación, cada vez con papeles más destacados.

En Orgullo + prejuicio + zombis conoció al actor Matt Smith (Doctor Who), con el que inició una relación en 2014 que duró cinco años, hasta que al intérprete que dio vida al duque de Edimburgo en su época de juventud en The Crown comenzaron a emparejarlo con su reina en la serie de Netflix, Claire Foy. Los tabloides británicos hablaban incluso de la inminente boda de James y Smith, algo que nunca llegó a materializarse.

Después de que la relacionaran con Chris Evans (Capitán América), su gran culebrón televisivo no fue ficción, sino una historia muy real, y lo vivió el año pasado durante el rodaje de A la caza del amor, una miniserie de la BBC dirigida por la también actriz Emily Mortimer que precisamente acaba de estrenar en España Movistar+.

En esta producción ambientada en la época de entreguerras coincidió con Dominic West, actor de 51 años de títulos como 300, Chicago, The Wire y The affair, con el que la prensa británica la pilló en actitud cariñosa en un viaje a Roma. Las comprometidas fotos causaron un auténtico terremoto mediático en el Reino Unido, ya que el intérprete estaba (aparentemente) felizmente casado desde hacía una década con la aristócrata y paisajista irlandesa Catherine Fitzgerald, madre de sus cuatro hijos.

El escándalo se zanjó poco después con una declaración pública de West y su esposa a las puertas de su casa de Wiltshire (Inglaterra) confirmando la estabilidad de su relación. «Solo quiero decir que nuestro matrimonio es fuerte y seguimos juntos», afirmó el actor ante los periodistas congregados antes de besar a su mujer y entregarle a los medios de comunicación un documento que contenía las mismas palabras e iba rubricado con las firmas de ambos.

James, por su parte, quiso desmarcarse del tema centrándose en el trabajo. Después del disgusto ha rodado una comedia con toques de Bollywood con Emma Thompson, What’s love got to do with it?, y ya se la ha podido ver transformada en Pamela Anderson en la grabación de Pam & Tommy junto a Sebastian Stan (Falcon y el Soldado de Invierno), con melena rubia alborotada, pechos mucho más generosos y algún que otro tatuaje. Ahora, igual que legendaria exvigilante de la playa a la que recreará en la pequeña pantalla, la emparejan con todo un señor rockero, en su caso Michael Shuman.

Compartir el artículo

stats