Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

‘Symphony’, viaje inédito al corazón de la música bajo la batuta de Dudamel

El proyecto impulsado por la Fundación La Caixa invita al espectador a disfrutar de la música clásica mediante una experiencia inmersiva de realidad virtual

Una imagen de la presentación de ‘Symphony’, en Las Palmas de Gran Canaria. | | LP/DLP

Symphony, el proyecto artístico y audiovisual impulsado por la Fundación la Caixa, invita a a los amantes de la música clásica a embarcarse en un viaje inmersivo punteor de la mano de la tecnología de realidad virtual (VR) para vivir una orquesta desde dentro. Tras su estreno en CosmoCaixa (Barcelona), Symphony llega al Parque San Telmo, en Las Palmas de Gran Canaria, en el marco de una gira que recorrerá un centenar de ciudades de España y Portugal durante diez años.

La película Symphony, pergeñada por la Fundación la Caixa, con la colaboración del célebre director Gustavo Dudamel, ha sido premiada en los Thea Awards, certamen de referencia en la industria del entretenimiento temático, y en el 40 Vancouver International Film Festival (VIFF Immersed 2021) con el Best Cinematic Live Action Award. Además, el proyecto recibió una mención especial a finales de septiembre en el Guanajuato International Film Festival, de México, y en julio quedó finalista en el 74 Festival Internacional de Cinema de Cannes, dirigido a filmes de realidad virtual.

El punto de partida del proyecto, en el que se ha estado trabajando durante más de cuatro años, defiende el poder emocional de la música desde una vertiente divulgativa. En esta línea, la Fundación la Caixa apostó desde el primer momento por la realidad virtual como la mejor forma de explicar esta historia. La tecnología más puntera ha facilitado lo que de otro modo no sería posible: sentarse junto a los violines en una gran orquesta sinfónica mientras interpretan Beethoven. La voluntad es seducir a todo tipo de público, también a aquellos que ya son conocedores de la música clásica.

Symphony está formado por dos unidades móviles que se despliegan y se convierten en dos salas de cien metros cuadrados cada una. La primera exhibe una película panorámica que introduce al espectador en este viaje y le guía solo a partir de sonidos, mientras que la segunda se dedica a vivir la experiencia de realidad virtual.

Cuando el espectador se coloque las gafas, verá cómo, de repente, su entorno ha cambiado. Ahora se encuentra en el Gran Teatro del Liceo, sentado en una silla y el maestro Gustavo Dudamel, alma de la Fundación Gustavo Dudamel, le da la bienvenida. A continuación, se verá rodeado de los músicos de una orquesta sinfónica, en silencio, esperando a la indicación del director, que dará enérgicamente la entrada de la Quinta sinfonía de Ludwig van Beethoven. Las famosísimas cuatro notas que inician esta sinfonía marcan el comienzo de la experiencia.

El espectador verá a los músicos distribuidos por el escenario en su forma habitual, por familias de cuerdas, viento, metal, percusión, y los sentirá muy cerca de una forma real, así como vivirá de lleno la energía y la mirada del director, situado justo delante de él.

Este experimento musical le permitirá girar la cabeza de lado a lado y arriba y abajo para adquirir nuevas vistas y perspectivas de una orquesta sinfónica y sus instrumentistas.

Este proyecto itinerante ideado e impulsado por la Fundación la Caixa, en colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ofrece la oportunidad de entender, a través de la imagen y de la música, cómo, desde la simplicidad de un trozo de madera o de la rudeza de un pedazo de metal, se construye un universo tan sofisticado y bello como el de una orquesta sinfónica. Así, Symphony deconstruye la orquesta para mostrar la sencillez, lo que contrasta con el arco infinito de recursos que ofrece a los compositores para expresar emociones. La vivencia ofrece al usuario una escucha emocionalmente activa: gracias a los cambios de posición de la cámara 360º dentro de la orquesta, el espectador escuchará y sentirá la música de una forma nueva y sorprendente y experimentará las diferentes familias de instrumentos.

Esta experiencia inmersiva tiene una duración aproximada de 40 minutos, repartida en dos tiempos. En total, más de 250 personas han trabajado y colaborado para hacer realidad este proyecto. De estas, un centenar de personas en el ámbito artístico; desde el lutier David Bagué, y bajo la batuta de Gustavo Dudamel, a los 60 extraordinarios mentores de la Mahler Chamber Orchestra y 41 jóvenes artistas de la Fundación Gustavo Dudamel, representando a ciudadanos de 22 países en cinco continentes.

Compartir el artículo

stats