Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artes escénicas

El Festival Tara lleva la "cultura viva" a calles, bares, guaguas o azoteas

El evento, que rinde un homenaje al artista Juan Hidalgo, incluye hasta el 22 de mayo un total de 15 representaciones en 13 lugares de la capital grancanaria

La actriz Zuleima Valido y la cantante Laura Suárez, durante un momento de la representación de la pieza teatral ‘Cadáver exquisito’ en el Museo Canario Juan Carlos Castro

El Festival Tara llevará la cultura a calles, bares, guaguas, cafeterías o azoteas de diferentes puntos de la capital grancanaria desde este martes y hasta el 22 de mayo. La segunda edición de este evento, que comenzó con el estreno de la pieza de danza-teatro Vientos y Arrogancias de Lola Jiménez este lunes en el Museo Canario, y que cuenta con un presupuesto de 15.000 euros, financiado por asociaciones y empresas con un aporte del Ayuntamiento, acogerá un total de 15 funciones y 22 artistas en 13 espacios diferentes de la ciudad.

El festival rendirá este año homenaje al artista Juan Hidalgo, por lo que cuenta en su programación con Encuentros Juan Hidalgo compuestos por un taller gratuito de performance impartido por Adolfo Simón en el Centro Cultural Audiovisual del 16 al 18 de mayo, una muestra del resultado del trabajo de investigación del mismo y una conferencia sobre su figura e influencia que serán el día 19.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Empresarios Zona Triana, Carlos Bethencourt y el artista de la exposición Fishing Triana, Oliver Berhmann, han desplegado 2.500 peces elaborados por botellas y garrafas de plástico en la calle Cano, que buscan la reflexión y concienciación, dentro del contexto del festival. La exposición, que cubre la parte alta de dicha zona, y donde permanecerá hasta el 22 de mayo, se nutre eminentemente de botellas y garrafas de agua de cinco y ocho litros que Oliver Berhmann ha ido «pescando» como material para su reciclaje por diferentes puntos de la isla.

Se trata de cientos de objetos plásticos con los que el artista fabricó peces multicolores que flotan por el aire que se complementará con la performance Fishme, que tendrá lugar el 14 de mayo, y que partirá desde la plaza Stagno para luego recorrer Triana y llegar a la misma calle Cano, y cuyo objetivo es concienciar del uso masivo del plástico y la contaminación.

15

Peces en la calle Cano Juan Castro

Para las propuestas escénicas, el festival tiene un bono de 15 euros -un euro por función- para la programación completa o un precio de tres euros para función única, ya a la venta online y con posibilidad de compra en taquilla media hora antes de cada función, y las actividades se desarrollarán en locales como El Purgatorio (Canalejas, 30), Plataforma3 (Isla de Cuba 3), El Bote (Eusebio Navarro, 15), Café d’Espacio Cebrián, 44), El Sótano Analógico (Tomás Morales, 16) o el Estadio López Socas (Ortiz de Zárate). La directora del festival, Patricia Jorge, definió a las obras, durante la presentación de este lunes en el Museo Canario, como un «escaparate de nuevos lenguajes artísticos» que contarán con espacios convencionales y no convencionales para llenar la ciudad de «cultura viva». Dicha presentación contó además con la escenificación de un pequeño adelanto de la pieza teatral Cadáver Exquisito, primera producción del festival apoyada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y Promoción Las Palmas de Gran Canaria que se podrá ver el día 18 de mayo a las 21.00 horas en El Museo Castillo de Mata dentro del marco de La noche de los museos. El extracto de la pieza fue interpretada intensamente en una de las salas del museo por las actriz Zuleima Valido y la cantante Laura Suárez. También se celebrará una galería en movimiento en las guaguas Global, titulada Viajantes que versa sobre videocreaciones, que realiza el propio festival, que expande así el mapa artístico del festival al resto de la isla.

La directora subrayó que este año ha habido «una mayor participación de artistas, de espacios y más representación canaria en nuevos lenguajes artísticos», entre los que destaca el performativo. Jorge subrayó que el festival también apuesta por «obras que se encuentran en proceso de construcción, crudas» y que «se adaptan a los espacios», además de un especial protagonismo al proceso de investigación escénica.

De este modo, la programación incluye propuestas como Cuando las cosas cobran sentido en la que Amaia Bono y Damián Montesdeoca juegan con el doble significado de las cosas y las palabras; la performance Un ensayo sobre la intención de crear donde Mireia Tramunt se cuestiona el proceso de la creación plástica; la exposición y el encuentro de Dudoso Colectivo Secando mi intimidad sobre la diferencia entre el espacio íntimo y privado; la propuesta innovadora Use me, que se celebrará en el Design Plus Bex Hotel en un acto íntimo entre el público y el artista Santi Senso «donde se invita al espectador a entrar de manera individual a vivir la pieza con él durante cuatro minutos y 24 segundos»; la propuesta Karenina Express de la compañía Nino Dada sobre los sueños que está inspirada en la obra de Tolstoi; la danza Ojos para no ver de Cora Panizza; la performance Repilare de Natt Monroy; la mezcla entre vídeo, obra pictórica y encuentro El cotidiano juego de compartir la identidad.

El festival incluirá una reflexión que llevará a la instalación ¿Cuánto cuesta?, donde cada espectador anotará su precio después de la función que ha visto en un ejercicio de conciencia sobre la opinión pública y el coste del arte y la cultura. «El público se tiene que dar cuenta de lo que cuesta la cultura y esta perfomance es como una guía para que ponga en un billetito dorado su precio» y que se convertirá en una performance el próximo año. La directora celebró la buena acogida de la programación, que antes de comenzar ya tiene cubierto el aforo de varias funciones, y que tiene expectativas de alcanzar el 90-95 % de público, tal y como ya ocurrió en la edición pasada con más de 500 espectadores. Un evento que bebe de otros como el Festival de Avignon en Francia o el Fringe de Edimburgo «que se celebra durante todo un mes en diferentes espacios con más de mil propuestas en numerosos sitios de la ciudad ya sea una capilla o un restaurante».

Compartir el artículo

stats