Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arquitectura que se inhala

Entender el espacio liberado de su corsé y capaz de apropiarse de condiciones fenomenológicas

Alcoholic Architecture, de Bompas y Harry Parr. LA PROVINCIA/DLP

Creadores contemporáneos han propuesto una nueva manera de entender el espacio liberado de su corsé físico y capaz de apropiarse de sus condiciones fenomenológicas.

Decían los arquitectos Cristina y Efrén, de amid.cero9, que una nueva construcción mental de la arquitectura debía pasar por romper definitivamente lo que está dentro y lo que está fuera para repensar el espacio como una apasionante secuencia de ambientes, microclimas, envolventes invisibles… «una arquitectura no puramente visual, que pudiera ser percibida a través del resto de sentidos, incluso que pudiera ser inhalada». Y así lo han entendido diferentes artistas y arquitectos contemporáneos, los cuales han propuesto una nueva manera de entender el espacio liberado de su corsé físico y capaz de apropiarse de sus condiciones fenomenológicas.

Martí Guixé creó su PHARMA_ FOOD, una sala de nutrición para un sistema de alimentación a través de la respiración

decoration

El artista Martí Guixé, por ejemplo, propuso en 1999 su PHARMA_FOOD: un sistema de alimentación a través de la respiración. Su proyecto consistía en una sala de nutrición en la que el aire estaba impregnado de sustancias nutritivas de rápida ingestión.

La idea detrás de los alimentos de su instalación era convertir el simple acto de la respiración (en el que estamos acostumbrados a aspirar partículas contaminantes tanto en áreas urbanas como en el interior de nuestros hogares), en una nueva forma de alimentación. El nuevo alimento farmacéutico estaba compuesto por una serie de partículas que se ingerían al respirar y que poseían efectos beneficiosos sobre el organismo. Estas partículas incluían vitaminas, aminoácidos, minerales o micronutrientes, entre otros.

PHARMA_FOOD, de Guixé. . | |

PHARMA_FOOD, de Guixé. . | | LUIS NAVARRO JOVER

Para que las partículas llegaran al estómago y evitaran entrar en los pulmones, Guixé diseñó un elemento llamado «activador de saliva», el cual activaba las glándulas salivales para que las partículas inhaladas se adhirieran a este líquido y llegaran al estómago, donde pudieran ser asimiladas por el sistema digestivo. Resultaba muy curioso descubrir las reacciones de los visitantes, que se sentían con el estómago realmente lleno sin haber probado bocado.

Si Guixé hizo posible que comamos sin masticar, los británicos Bompas&Parr han conseguido que también nos emborrachemos sin beber.

En Alcoholic Architecture, Sam Bompas y Harry Parr, con formación en marketing y arquitectura, diseñaron un bar en el que no se recomienda «beber con moderación» sino «respirar con moderación».

En este local, abierto en 2015 sobre un antiguo monasterio de Londres en la zona de Borough Market, las bebidas alcohólicas son vaporizadas, de modo que el alcohol se incorpora a los vasos sanguíneos a través de nuestros ojos y nariz. El proyecto está concebido como una habitación impregnada de una densa neblina alcohólica (compuesta por tres dosis de tónica por cada una de ginebra) lanzada a la atmósfera a través de unos potentes humidificadores.

Sam Bompas y Harry Parr, en Alcoholic Architecture, han conseguido la borrachera sin beber

decoration

De esta manera, los clientes del bar inhalan el aire y pueden sentir los efectos de la embriaguez un 40 por ciento más rápido con tan solo la mitad de calorías. Esta nube de alcohol, al poseer un 140 por ciento de humedad, prácticamente no permite ver al otro a menos que se encuentre a escasos centímetros de distancia.

En un siguiente nivel, los arquitectos Philippe Rahm y Jean-Gilles Décosterd retomaron investigaciones anteriores para concebir su PARADISE NOW! Basándose en textos de varias religiones reprodujeron los olores del Paraíso mezclando todas las sensaciones descritas por los diferentes credos. El visitante podía experimentar una mezcla de olores y fragancias compuesta por la yuxtaposición de diferentes elementos como el almizcle, el aloe, la leche, la miel y varios perfumes.

En estos proyectos, una potente niebla, una sustancia vaporizada, es capaz de construir un espacio artificial desencadenando reacciones fisiológicas completamente nuevas en nuestro organismo, descubriendo nuevas percepciones y experiencias de nuestro entorno más inmediato. En ellos, sus autores buscaban una arquitectura convertida en estímulos que se ingieren, atmósferas artificiales que interiorizamos, carente de toda geometría, forma, estructura, huella de materialidad y límite; y desarrollada libremente en un formato de alta estimulación sensorial, en la que prima los efectos emanados de la propia arquitectura.

Compartir el artículo

stats