Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guía de visionados

10 películas con imágenes de caballos inmortales

Seleccionamos una decena de filmes en los que, ya sea durante todo el metraje o en secuencias particularmente recordadas, el equino se come al humano en pantalla

Imágenes de ’Ben-Hur’, ’Regreso al futuro 3’ y ’War horse’.

El estreno de ‘¡Nop!’, donde los caballos tienen un especial protagonismo desde las primeras escenas, en las que se evocan los principios de la cronofotografía de Eadweard Muybridge para analizar el galope del animal, vuelve a poner en relevancia la figura del corcel en el cine. Más allá del torneo medieval o del wéstern, género del que podríamos citar cientos de ejemplos destacados en cuanto a caballos y humanos: ‘La diligencia’, ‘Centauros del desierto’, ‘Valor de ley’, ‘Los odiosos ocho’...

El caballo, tan difícil de dibujar -son muchos los autores de cómic que han explicado que su peor experiencia ha sido delinear un caballo en movimiento-, es ideal para ser filmado en formato ancho y cuadrado, al galope, al trote, al paso o en estático. Un animal noble -¿en cuantos wésterns hemos visto a un fornido cowboy llorar al tener que rematar a su caballo porque se ha roto una pata?- del que hemos seleccionado 10 representaciones cinematográficas con un plus de espectacularidad -¡nada de jamelgos quijotescos!-, todas disponibles en ‘streaming’, aunque duele dejar fuera otros títulos significativos como ‘El Cid’, con el héroe medieval muerto sostenido por su caballo Babieca en la playa de Peñíscola; ‘National velvet’, en torno a la carrera del Grand National; el filme de animación ‘Spirit, el corcel indomable’; la rareza islandesa ‘De caballos y hombres’, o 'El viento y el león', con El Raisuni (Sean Connery) en épica lucha con sable a caballo en la playa almeriense de Mónsul.

‘Ben-Hur’ (1959)

Ni en la versión muda de la misma historia, ni en producciones posteriores como ‘Gladiator’, se ha superado la manera de filmar una espectacular carrera de cuadrigas. Caballos blancos y corceles negros tirando de las cuadrigas de Judah Ben-Hur y Messala por la pista del circo romano en una competición convertida en batalla cruenta. Con la fisicidad directa que daba el analógico, y un plus de veracidad: un extra murió durante el complicado rodaje de esta secuencia donde la rapidez de los caballos, y sus aparatosas caídas, dirimen un conflicto a vida y muerte. Disponible en HBO Max y Movistar+.

‘Vidas rebeldes’ (1961)

John Huston, Arthur Miller, Marilyn Monroe, Clark Gable, Montgomery Clift… Un relato de inadaptados (título original: ‘The misfits’)... Pero, sobre todo, una historia de caballos salvajes. Para algunos suponen dinero fresco. Para otros, el símbolo de sus ansias de libertad. Las escenas de captura de los caballos tienen un poso de verdad. Hay otros filmes de rodeo y vaqueros tan importantes como este -‘The lusty men’, ‘Junior Bonner’, ‘The rider’ de Chloé Zhao- pero ninguno tan rotundo al mostrar a los potros como símbolo de lo que nunca podrá ser conquistado. Disponible en Filmin.

‘Grupo salvaje’ (1969)

Más allá de las imágenes crepusculares de los jinetes avanzando malheridos a lomos de sus monturas o las huidas recibiendo disparos a cámara lenta, los caballos en este epidérmico wéstern de Sam Peckinpan son recordados por los planos en los que los animales y sus jinetes rompen las cristaleras de una tienda en la secuencia del atraco al banco. Es una imagen muy icónica, ya vista en ‘Tierra de audaces’ y ‘La verdadera historia de Jesse James’. Disponible en alquiler en Google Play, Rakuten TV y Amazon.

‘Orgullo de estirpe’ (1971)

Este magnífico filme escrito por Dalton Trumbo y dirigido por John Frankenheimer tiene como protagonistas al mejor jinete afgano (Jack Palance) y a su hijo (Omar Sharif). El primero le regala al segundo un caballo de carreras, pero tiene que participar, y ganar, en la difícil prueba del ‘buzkashi’, el deporte nacional de Afganistán. La simbiosis entre hombre y caballo durante la competición es absoluta: el título original del filme es ‘The horsemen’. Para los protagonistas, montar a caballo es una forma de vida. Disponible en alquiler en Google Play, Apple TV y Amazon.

‘Muerde la bala’ (1975)

El tercer y último wéstern que realizó Richard Brooks, con Gene Hackman, Candice Bergen y James Coburn, relata una carrera de caballos de más de mil kilómetros repleta de obstáculos de lo más diverso que genera apuestas millonarias en todo el país. El agotamiento se impone a la épica: tras cabalgadas en línea recta y subidas y bajadas por terrenos abruptos, Brooks filma con todo el respeto posible a los esbeltos caballos repletos de sudor. Disponible en Filmin y Plex.

‘Regreso al futuro III’ (1990)

Para la tercera entrega de las andanzas a través del tiempo de Michael J. Fox, el director Robert Zemeckis ambientó parte del relato en la época del lejano Oeste, así que la presencia de caballos estaba asegurada, pero no la forma en que aparecen en el filme: Fox conduce su coche-máquina del tiempo por los parajes de Monument Valley y, de repente, se encuentra con una partida de belicosos indios que cabalgan hacía él. Cuando ha creído engañarlos, aparecen más caballos, ahora montados por los soldados del séptimo de caballería. Una premonición: los caballos serían sustituidos por los automóviles a principios del siglo XX. Disponible en Prime Video, Fubo TV y Filmin.

‘El Señor de los Anillos. Las dos torres' (2002)

En una secuencia clave del filme de Peter Jackson, Aragorn y compañía arremeten a caballo contra centenares de horcos. Pese al efecto muy digital, es una imagen imborrable: los jinetes abren en canal al ejército de horcos en un estrecho puente de piedra. Cuando las cosas pintan mal, aparece Gandalf a lomos de su corcel blanco seguido de sus guerreros. Disponible en Prime Video y HBO Max.

‘Océanos de fuego (Hidalgo)' (2004)

Montar caballos también puede ser un acto de redención. Hidalgo se llama el caballo de Viggo Mortensen, quien malvive a finales del siglo XIX en los espectáculos circenses de Buffalo Bill. Un hombre y un caballo en el espacio infinito del desierto árabe. El jinete alcoholizado logra superar sus miserias cabalgando el donairoso corcel en una prueba de casi 5.000 kilómetros. Repite Omar Sharif, experto en estas lides, como jeque árabe. Disponible en Disney+.

‘War horse’ (2011)

La historia de un caballo de granja que se convirtió en caballo de batalla de la caballería británica durante la primera contienda mundial. Joey, el corcel en cuestión, es filmado según la característica épica humanista de Spielberg: en pleno combate, cabalgando en las enlodadas trincheras, ayudando a los soldados e incluso infundiéndoles valor. Un caballo en un contexto cinematográfico poco habitual para estos animales. Disponible en alquiler en Apple TV y Rakuten TV.

‘Jappeloup. De padre a hijo’ (2013)

La historia real de Pierre Durand (Guillaume Canet), quien abandonó la abogacía para dedicarse al salto de obstáculos con caballo. Con su montura, llamada Jappeloup, llegó a los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles. Un ‘biopic’ equino con estilizadas escenas de entrenamientos y saltos que realzan la anatomía del caballo. Disponible en Filmin.

Compartir el artículo

stats