Los acrobáticos insectos de ‘OVO’, del Circo del Sol, invaden Gran Canaria

Personajes y artistas del espectáculo, que llega el 12 de agosto, graban un reportaje promocional para sus redes en enclaves turísticos icónicos de la Isla 

Los acrobáticos insectos de ‘OVO’, del Circo del Sol, invaden Gran Canaria. La invasión de Gran Canaria por parte de insectos acrobáticos ya ha comenzado. El artista Kilian Mongey, ataviados con un original vestuario en tonos verdes y amarillos que simula la estructura de un grillo, personaje al que da vida en el espectáculo OVO del Circo del Sol, que estará del 12 al 20 de agosto en el Gran Canaria Arena, tomó posesión del salón de plenos del Cabildo de Gran Canaria entre saltos y miradas hipnóticas. Le acompañaba el también artista y acróbata Jann Masia, en su caso enfundado en una especie de mono enterizo en tonos rojizos encarnando a una peculiar hormiga.

Ellos son solo dos de lo 52 artistas y acróbatas que forman parte del elenco, aunque ellos prefieren autodenominarse familia, que da vida al espectáculo OVO que llega por primera vez a la Isla coincidiendo con el 25 aniversario de la compañía canadiense. 

Elenco

Cuenta con artistas de 25 nacionalidades procedentes, entre otros, de Australia, Reino Unido, Mongolia, Brasil, Moldavia, Ucrania o Taiwan. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, fue el encargado de recibirlos en el salón de plenos de la Casa Palacio junto a Janie Mallet, portavoz de OVO del Circo del Sol. Morales mostró su agradecimiento por haber elegido una vez más la Isla para acoger este montaje, siendo el tercero que realiza en Circo del Sol en Canarias.

«Además simboliza a la perfección con lo que defendemos para Gran Canaria. El respeto a la naturaleza y el valor de la biodiversidad», expuso Morales.

Tras este breve recibimiento, emitieron dos vídeos uno promocional de la Isla, titulado La isla de mi vida, y otro del propio espectáculo OVO, del Circo del Sol. 

El montaje esté enmarcado en la citada campaña con la que comparte el lema «no es todo lo que tenemos, es todo lo que nos da» que reflejan los mismos valores compartidos de respeto por la biodiversidad y el cuidado de la naturaleza, los animales y la sostenibilidad.

Promoción

Estos días visitarán los enclaves más emblemáticos e importantes de la Isla, como el casco histórico de Vegueta o las Dunas de Maspalomas dentro de un tour promocional para grabar un reportaje y hacer una extensa sesión de fotos para promocionar el espectáculo y la Isla en sus redes sociales. Unos perfiles con una repercusión mundial. Esta idea busca además dar a conocer a nivel mundial la celebración de OVO, que contará con nueve funciones desde el 12 al 20 de agosto.

«Estamos deseando recalar en la Isla con todo el elenco del espectáculo. Estamos muy felices de venir y celebrar aquí los 25 años del Circo del Sol en España», adelantó Janie Mallet, portavoz de OVO del Circo del Sol.

Desde el estreno de este montaje, en 2009 en Montreal, más de siete millones de personas en 155 ciudades de 26 países diferentes han vibrado con la experiencia. Ahora le tocará sentirla a los canarios. Durante su estancia en la Isla los artistas, además de hacer disfrutar al público con su espectáculo, aprovecharán para conocer Gran Canaria, su gastronomía, sus costumbres y lugares más emblemáticos. 

«Nos encanta descubrir los sitios que vamos visitando. No paramos de viajar y de conocer países», apuntó Mallet.

Historia

El ciclo vital de la vida, el nacimiento de numerosos insectos y el amor es el hilo conductor de este espectáculo, el tercero de la compañía que recala en Gran Canaria tras Dalion, en el verano del 2014 y Totem entre julio y septiembre de 2019. 

«Gran Canaria ha jugado un papel importante en la historia del arte a lo largo de nuestra vida como pueblo. El circo ocupa también un lugar singular en esta trayectoria con ejemplos como la familia Segura o Pinito del Oro», apuntó Morales. En esta ocasión, una hermosa mariquita llama la atención de un extraño e inusual insecto que acaba de mudarse a ese animado barrio y ambos se enamoran al instante. 

Grillos saltarines, con acrobacias impensables sobre camas elásticas, valientes mariposas surcando los cielos y hasta una araña contorsionista conforman un espectáculo que llevará la imaginación del público hasta confines nunca soñados. «El vestuario es hermoso y está lleno de colores. Además, la música es de Brasil, así que les darán muchas ganas de bailar durante todo el espectáculo. Es una historia fácil de entender y que le encantará a todos los públicos», adelantó el artista y acróbata Kilian Mongey.  

Para él que da vida al grillo OVO y que en tres días cumple 29 años, está será su segunda vez en Gran Canaria ya que estuvo de vacaciones hace años. 

«Llevo siendo parte del Circo del Sol desde 2016. Empecé con la gimnasia deportiva y las acrobacias con tres años y con ocho años en mi especialidad», apuntó.

Para poder hacer las acrobacias, saltos mortales y peripecias increíbles que realiza en OVO, Mongey y el resto de artistas tienen que tener una excelente condición física. Algo para lo que trabajan sin descanso y con el mayor de los esfuerzos con el objetivo de divertir y dejar boquiabiertos al público. 

«Debes ser bueno en tu especialidad. Además tienes que tener una formación artística, que puedas bailar y adaptarte porque cambiamos de país y de ciudad de forma constante. Es algo muy exigente física y mentalmente», explicó el artista.

Gran familia

Una de las claves, según confiesa, es el buen ambiente y el compañerismo existente entre los 52 artistas del elenco y el centenar de personas que conforman esta peculiar familia. «Es mi segunda familia. Viajo todo el tiempo con ellos y nos llevamos muy bien», explicó.

Una extensa familia para una gran producción que cuenta con más de medio centenar de camiones para poder trasladar todo el material necesario para montar la infraestructura. 

Está cuenta con un muro de más de 19 metros de altura por nueve de alto que ejerce de pantalla donde se proyectan imágenes durante todo el show. Además cuenta con un huevo hinchable de ocho metros de ancho por siete de alto. La estructura acrobática sobre la que desafían a la gravedad los artistas de OVO se encuentra a 45 grados del suelo y pesa más de diez kilos. El suelo del escenario está formado por 225 paneles.

Las entradas para las nueve sesiones de este espectáculo sin comparación ya están a la venta y la compañía ha activado una campaña de descuentos y promociones especiales que finaliza el próximo lunes 26 de junio. 

«La respuesta del público de esta Isla será como siempre extraordinaria. Les deseo muchos éxitos y estaremos atentos para poder reservar las entradas, comprarlas y estar allí disfrutando del espectáculo», comentó Morales.