Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Final por el ascenso a Segunda RFEF

Tino y Almeida, el otro duelo

Los entrenadores del San Fernando y del Tenisca reconocen que la final por el ascenso a Segunda RFEF llega marcado por la polémica, pero ceden el protagonismo a los jugadores

Fuli, de la UD San Fernando, conduce un balón perseguido por Agoney González, grancanario de la SD Tenisca.

Fuli, de la UD San Fernando, conduce un balón perseguido por Agoney González, grancanario de la SD Tenisca. UD San Fernando

La final por la última plaza en la Segunda RFEF –cuarta categoría– la próxima temporada se presenta caliente. Los saben ambos entrenadores, Tino Déniz, el de la UD San Fernando, y José Juan Almeida, el de la SD Tenisca, aunque ambos quieren restar importancia a la polémica a falta de la cita de mañana (12.00 horas, Footers). Ellos, por otra parte, protagonizan el enfrentamiento de la experiencia en los banquillos.

Pero mandan las secuelas del duelo que ambos equipos disputaron el pasado 31 de mayo en el mismo recinto, tras el que el técnico grancanario del conjunto palmero denunció insultos por parte de gente ligada al club sureño, e incluso una agresión a un familiar que celebró uno de los goles del choque que concluyó 3-2 después de una remontada local –el partido iba 0-2–. Y esta semana Almeida se encargó de recordarlo en varias comparecencias en los medios.

«Hacer comentarios y entrevistas que se salen de tono o se llevan adonde no se tienen que llevar hace que luego haya respuestas por otras partes y que se tergiverse todo, por ese picantito que le gusta a la gente, pero al final esperemos que todo sea normal y se dispute un buen partido de fútbol», comenta Déniz a este medio.

Se refiere, entre otras cosas, a unas declaraciones de Almeida en las que aseguraba que sería «un gustazo» subir en Maspalomas. Las palabras del técnico del cuadro palmero no cayeron en balde, ya que gobiernan el vestuario del San Fernando en forma de papales pegados a las paredes desde hace días.

«Sé que están utilizando eso. Es un gustazo subir donde sea porque no ha subido nunca. Es cierto que sería un gustazo ascender en Maspalomas, pero también en la Cochinchina», matiza Almeida. «Esto empezó en la liguilla. Cuando algunos equipos ven que no van a llegar adonde quieren sacan mil cosas. Creo que todos, porque todos somos iguales, pero no se puede ir tirando la piedra y escondiendo la mano», agrega.

Ambos técnicos prevén un duelo igualado mañana en Maspalomas y llaman a la cordura

decoration

En cualquier caso, tanto Tino Déniz como José Juan Almeida, más allá de la polémica a la que quitan importancia pero que no olvidan, coinciden en que son los jugadores los que a la postre decidirá quién sube a Segunda RFEF y quién se queda en Tercera.

«Sobre todo hay mucha ilusión. Es verdad que los nervios por el compromiso y la responsabilidad es palpable, pero bueno, tenemos que quitar hierro y pensar que es un partido más aunque no lo sea y que al final se va a decidir jugando», asegura el técnico local.

«Tenemos que desligarnos y centrarnos en lo que pasa en el terreno de juego. Los auténticos protagonistas son los futbolistas. Siempre les he dicho que vamos a llegar hasta donde ellos quieran. He tenido la suerte de dar con chicos como personas son fantásticos», replica el visitante.

Mañana, en Maspalomas, se espera un partido igualado. Al Sanfer le vale el empate concluida la prórroga; al Tenisca, sólo la victoria. «Ya contra el Buzanada demostramos que aun valiéndonos el empate salimos a ganar el partido. Luego los partidos se dan como se dan. El domingo no va a ser diferente. Nosotros no hemos tenido nunca mentalidad de ir a empatar partidos», advierte Déniz.

Su homólogo en el banquillo contrario, por su parte, receta tranquilidad durante la eliminatoria a un sólo partido: «Todos los chicos están motivados, pero hay que regular las ganas para ser competitivos. Toda la rabia que sentimos el día que salimos de ahí hay que convertirla en rendimiento. Si no, no sirve de nada».

Tino Déniz y José Juan Almeida no han hablado esta semana. Saben que el choque llega caldeado, pero también que lo único que dictará sentencia es el terreno de juego. «Es un duelo de maneras diferentes de ver el fútbol y de llevar y motivar los equipos», afirma el técnico local. Pero también es el de la experiencia en los banquillos.

Compartir el artículo

stats