Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Copa del Rey

La Copa del proletariado

Uday González y Felipe Quintero, del Panadería Pulido, combinan su profesión con la pasión por el fútbol, se codearán por un día con la élite en el torneo del ‘KO’ ante la Real

Uday González. | LP/DLP

Uday González y Felipe Quintero, la viva representación del futbolista de categorías humildes que tienen que compaginar su pasión por el esférico con su vida laboral en el día a día. Tienen ante sí la oportunidad de escribir sus propios versos épicos de los proletarios del balón en la Copa del Rey en una eliminatoria histórica para el Panadería Pulido San Mateo, ante la Real Sociedad. La élite del fútbol contra los obreros.

La FA Cup tiene el orgullo de ser reconocido como el torneo de fútbol más antiguo del mundo, con 150 años de historia, pone a competir a los equipos de siete divisiones entre Inglaterra y Gales. Innumerables son las historias heroicas en las que equipos amateurs han conseguido batir a los grandes clubes de las Islas. Ahora, bajo esa filosofía, la Copa del Rey intenta escribir sus propios versos épicos en los proletarios del balón consigan tumbar a la élite del fútbol español.

En el ambiente de la Vega de San Mateo, los 7.660 habitantes censados en el municipio del Centro, sueñan a lo grande. Mañana van a emprender su trashumancia particular hasta el Estadio de Gran Canaria para vivir su gran noche frente a la Real Sociedad (20.00 horas, DAZN). Las peticiones de entradas y el reparto de invitaciones está siendo incesante para un club de 28 años de historia y que así lo atestiguan dos de sus estandartes sobre el terreno de juego, los centrocampistas Uday González y Felipe Quintero.

Ambos jugadores, además de compartir vestuario todos los fines de semana y ser partícipes de la gesta heroica de la temporada pasada cuando consiguieron el ascenso a Segunda RFEF, se atienen a sus labores profesionales por las mañanas. «Este ritmo se aguanta por amor a nuestro deporte», comentan ambos sobre tener que compaginar el horario de sus jornadas laborales en la oficina y por la tarde con los entrenamientos semanales, además de los traslados a la Península cada quince días para disputar la Liga.

El balón y el coche

González, trabajador del departamento comercial de la empresa Vending FSV en Gran Canaria, especializada en máquinas expendedoras de alimentación, se levanta todas las mañanas a las 6.00 horas para trasladarse hasta el Polígono Industrial de Las Majoreras y aguantar hasta las 15.00 h., cuando concluye su jornada. «Después vuelvo a casa para recoger a la niña del colegio, entre una cosa y otra, hasta las cuatro no llego a casa, para después estar en el entrenamiento en San Mateo, que normalmente suelen ser a las seis», relata el jugador, que acumula ocho temporadas en varias etapas con la camiseta naranja en el pecho.

Situación parecida vive Quintero, que tiene su cargo de auxiliar técnico en electrónica en la empresa Televés. «Yo me puedo permitir estar contratado a media jornada porque al ser un trabajo con unos estudios especializados percibo una renta que combinada con lo que percibo en el club me da para vivir bien», indica el jugador, que se une al cálculo que señaló su compañero sobre lo que ganan al mes. «Unos 1.500 euros entre las dos cosas», subrayan.

Felipe Quintero. LP/DLP

Pero si hay un ejemplo dentro del vestuario veguero, ese es Pedro Viera. El central de Valsequillo se dedica a la distribución de fruta y entre sus compañeros raro es el día que no le gasten una broma en la que le soliciten el furgón para llevar a cabo alguna idea.

«Él lleva montón de años en el club, desde los filiales, es el ejemplo del club porque a lo mejor se despierta un sábado a las 5 de la mañana para recoger piñas y después viene con el equipo», resaltan sus compañeros.

El lujo por unos días

El equipo dirigido por Juan Carlos Socorro, con experiencia en estas lindes coperas en sus años como jugador de la Unión Deportiva Las Palmas, tiene la premisa de su entrenador de «disfrutar de estos días» y tomarse la eliminatoria «como un premio», pues el caraqueño hasta ayer no les permitió hablar en exceso de la Copa para concentrarse en la Liga, donde consiguieron desquitarse y lograr su primer triunfo del curso contra el Antequera (1-2).

Si bien este premio le ha supuesto un peaje a Uday, pues sufrió una microrrotura en el isquio que le obligó a retirarse lesionado en el minuto 40’, por lo que les manda el mensaje a sus compañeros de «intentar la machada» para poder tener una nueva oportunidad en una hipotética segunda eliminatoria en caso de batir a la Real Sociedad mañana.

«Sabemos que tenemos la ilusión de todo un pueblo apoyándonos detrás, se vive en las calles, todo el mundo nos lo dice y sabemos que mañana en el Estadio de Gran Canaria van a estar con nosotros», remarca Felipe, que además de querer entrar en la historia del torneo del KO le encantaría rendirle el triunfo a Juanma, que se lesionó de gravedad al principio de temporada y «está en la recta final de su recuperación».

Ambos jugadores hubiesen querido jugar en San Mateo ante su público, pero son conscientes de que pisar el Gran Canaria y entrenar en Barranco Seco hoy es un «regalo» con el que disfrutar.

David Silva no estará presente en Siete Palmas

Uno de los pensamientos que salieron a la luz cuando se dio a conocer el resultado del sorteo de esta primera ronda eliminatoria de la Copa del Rey al enfrentar al Panadería Pulido San Mateo contra la Real Sociedad fue el de relacionar a David Silva, jugador del conjunto txuriurdin con su Isla natal. Pero si en las entrañas del vestuario veguero comenzaron las elucubraciones sobre quién podía pedirle la camiseta de juego a la estrella de Arguineguín en el partido copero, esa disputa ha quedado en agua de borrajas, pues Silva no estará presente mañana en el Estadio de Gran Canaria debido a una lesión en el sóleo de su pierna derecha que se produjo durante el duelo de la fase de grupos del pasado jueves ante el Mónaco. Así pues, el mediapunta no podrá regresar a un feudo en el que solo ha jugado un partido oficial, el que disputó la selección española contra Irlanda del Norte en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2008. Por último, en 2018, Silva recibió un homenaje a su carrera en el amistoso de España frente a Bosnia en Siete Palmas. | D. R.


Compartir el artículo

stats