Voleibol

El Hidramar Gran Canaria apela a la heroica para sumar el segundo título liguero de su historia

Las grancanarias derrotan al Tenerife Libby's La Laguna en el 'tie-break' cerrando la final con un 3-1 en el Pablos Abril de Taco. Sulián Matienzo, MVP de la final

Santiago Icígar

Santiago Icígar

El segundo título de liga ya es una realidad en las vitrinas del Hidramar Gran Canaria, tras un partido épico de ambos equipos, en el que las pupilas de Marcos Dreyer fueron capaces de sobreponerse al factor ambiental y a la derrota sufrida ayer ante el Tenerife Libby's La Laguna, para cerrar la final en el cuarto partido, tras imponerse por un 2-3 que terminaba de hacer justicia para las grancanarias que cerraron la temporada regular como líderes indiscutibles de la liga regular.

El cuarto partido vivido en la serie final por el título de la Liga Iberdrola, ha sido una montaña rusa de juego y de sensaciones, que arrancaba con el triunfo de las amarillas en el primer asalto. Sin embargo, la reacción lagunera las llevaba a completar la remontada con un 2-1, que obligaba a las grancanarias a reaccionar en el cuarto set para poder forzar un quinto asalto, en el que el Olímpico terminaba por dar el definitivo golpe de gracia para imponerse por 2-3 en el partido y en la final.

Sulián Matienzo recibía el premio a la MVP de la gran final, viendo recompensado su gran aportación al cuadro amarillo, siendo fundamental en la histórica victoria del club presidido por Juan Manuel Campos.

El Hidramar Gran Canaria afrontaba el cuarto partido de la final de la Liga Iberdrola con la lección del tercer partido bien aprendida, en un Pablos Abril hasta la bandera que se reponía a la buena puesta en escena del Tenerife Libby's La Laguna, con Arredondo y Lengweiler poniendo en ventaja a las laguneras. Ale Álvarez del Burgo, la directora de orquesta grancanaria cambiaba de plan, dejando de buscar con insistencia a sus centrales para buscar a Saray Manzano y Sulián Matienzo, junto a Sara Dias, que arriesgaban en el saque y buscaban las líneas para desordenar a las laguneras que veían como cambiaban las tornas y tomaba el mando en el electrónico.

El técnico lagunero, Juan Diego García, se veía obligado a consumir sus dos tiempos muertos para intentar frenar las buenas sensaciones de un Olímpico implacable en ataque y sólido en defensa, que confirmaba su buen momento, haciéndose con el primer asalto del partido por un claro 19-25, que dejaba a las amarillas a dos sets del título liguero.

La clásica reacción del Haris

El breve descanso entre asaltos le servía a las tinerfeñas para resetear lo sucedido en el primer asalto, ajustaban su defensa y encontraban a Arredondo y Bely por las alas para comenzar mandando en el reinicio del juego. El Hidramar, volvía a la carga, con Saray Manzano descargando su brazo a la más mínima oportunidad para recortar la diferencia, entrando el partido en un ida y vuelta, sin un dominador claro en el que las amarillas, cedían algunos errores propios que eran aprovechados por las laguneras para abrir una pequeña brecha en el marcador de tres puntos (13-10).

El bloqueo de las laguneras se le atragantaba a un Olímpico, que sufría en recepción ante el buen saque del Haris, optando Marcos Dreyer por detener el partido con un 16-12 en el electrónico, ante el cambio de dinámica en el partido.

Bely se echaba el equipo lagunero a sus espaldas, junto al poderío de Wolowics por el centro de la red, causando estragos en la defensa de un Olímpico que pasaba por su peor momento en el partido. Pero las grancanarias se resistían a caer, apareciendo en escena la joya de la corona grancanaria, Saray Manzano, que intentaba contrarrestar la efectividad de un Haris que tenía que pararlo ante la reacción de la capitana amarilla, con Julia de Paula al saque (22-18).

El movimiento de pizarra de Juan Diego García daba sus frutos y las laguneras firmaban un nuevo empate en el choque, al adjudicarse el segundo set por un claro 25-19.

La igualdad volvía a ser la protagonista en el comienzo del tercer asalto, con el Hidramar sufriendo en recepción para contener el saque del Haris, que se encontraba cómodo en el bloqueo y dificultaba la labor de creación de Ale Álvarez del Burgo. A pesar de todo, ninguno de los dos equipos canarios conseguía abrir una brecha en el marcador.

Saray Manzano penalizaba los pocos errores de las tinerfeñas, pero Patri Aranda seguía dando un recital en la dirección de su equipo, en una batalla épica entre ambos representativos canarios, en un ida y vuelta espectacular que añadía más pimienta si cabe al derbi canario.

La conexión cubana entre Laura Suárez y Sulián Matienzo le daba un plus al Olímpico, al igual que el gran estado de forma de Sara Dias en la recta final de la temporada, pero el Tenerife se reencontraba con la mejor versión de Lengweiler y Bely para evitar el despegue grancanario en el marcador.

Sin embargo el bloqueo lagunero y los latigazos de Lisbet Arredondo, con problemas físicos, colocaban al Haris en el camino correcto para completar la remontada al imponerse en el tercer set por un 25-20, que dejaba tocado al cuadro grancanario.

Cambio de tornas definitivo

El Hidramar entraba con buen pie en el cuarto asalto, pero el Tenerife reaccionaba para evitar que su rival pusiese tierra de por medio a las primeras de cambio. El público apretaba, pero eran las grancanarias quienes llegaban a la recta final con mejores sensaciones, desatando los nervios del onubense Juan Diego García tras un zarpazo de Sara Dias y un blockout de Sulián Matienzo que llevaba a las laguneras a congelar el partido con un 16-19 en el electrónico.

Bely se medía en un duelo de cañoneras espectacular con la propia Matienzo, sumándose nuevamente la capitana amarilla, Saray Manzano, en un final de set espectacular que se decantaba en favor de las grancanarias que llevaban el partido por segunda vez consecutivo a la muerte súbita, tras imponerse por un claro 18-25.

El quinto asalto arrancaba con un intercambio de golpes entre las centrales Wolowics y Laura Suárez, en un inicio intenso marcado por el intercambio de golpes, con los dos equipos enchufados. Sara Dias sacaba a relucir su poderoso brazo y Adriana Vilvert se crecía en el centro de la red para dar un poco de aire para el Olímpico de dos puntos. Pero el Haris volvía a encomendarse a la potencia de Bely que devolvía el golpe a las grancanarias.

Ale Álvarez del Burgo volvía a ganarle la partida en la dirección a Patri Aranda en un final que comenzaba a tiznarse de amarillo. Juan Diego García lo paraba con un 6-9 en el electrónico, pero las laguneras pagaban caro un nuevo bajón en su juego en el peor momento. Pero las tinerfeñas demostraban que siempre se levantan y presentaban batalla a pesar de la renta de las grancanarias que las desangraban poco a poco con la contundencia de Saray Manzano, Sulián Matienzo y Laura Suárez.

El técnico lagunero lo paraba de nuevo con un 11-13, pero el Olímpico olía ya un título que terminaba de cerrarlo con un 12-15, que certificaba el segundo título en la historia de la entidad grancanaria.

FICHA DEL PARTIDO

CV TENERIFE LIBBY'S LA LAGUNA 2-3 HIDRAMAR GRAN CANARIA

Tenerife: Nsungumina (22), Wolowics (11), Aranda (5), Arredondo (18), Kanas (6), Lengweiler (13) y Llabrés (líbero) -equipo inicial- Gustafsson, Rodwald.

Hidramar: Álvarez del Burgo (3), Manzano (19), Suárez (14), Dias (14), Matienzo (19), Vilvert (10) y Alba (líbero) -equipo inicial- De Paula (1), Maeda.

Parciales: 19-25, 25-19, 25-20, 18-25, 12-15.

Árbitros: Rubén Sánchez y Carlos Alberto Robles García.