Artes marciales

Alcorac cambia de planes

El grancanario, obligado a retrasar hasta abril su combate por el título mundial de K1 con Palandre, previsto para el 15 de diciembre

Alcorac Caballero ensaya su patada voladora durante el entrenamiento de ayer, en el gimnasio de Telde en el que se prepara. | | JUAN CARLOS CASTRO

Alcorac Caballero ensaya su patada voladora durante el entrenamiento de ayer, en el gimnasio de Telde en el que se prepara. | | JUAN CARLOS CASTRO / Santiago Icígar

Santiago Icígar

Santiago Icígar

El grancanario Alcorac Caballero, campeón mundial de la International Sports Karate Association en la modalidad de K1, ve aplazado hasta abril su combate con Palandre en Francia, previsto para el 15 de diciembre, por el título mundial interino de la Asociación Mundial de Organizaciones de Kickboxing.

El luchador grancanario Alcorac Caballero recibía esta semana la noticia del aplazamiento del que prometía ser el combate del año para el campeón mundial de la International Sports Karate Association (ISKA) ante el francés Michael Palandre. La pelea, fijada inicialmente para el 15 de diciembre en la localidad gala de Saint Etienne, se ha visto aplazada hasta el mes de febrero por la organización, quien comunicaba a los dos contendientes su intención de incluir el enfrentamiento en un evento con mayor repercusión planetaria.

En esta ocasión, el cinturón mundial que se pondrá en juego sobre el ring será el de la Asociación Mundial de Organizaciones de Kickboxing (WAKO), en la modalidad de K1, en la que el isleño se proclamó recientemente campeón de Europa al vencer a Prewa Padababi. A diferencia del título mundial logrado en el ISKA, el de WAKO está amparado y reconocido por el Consejo Superior de Deportes, por lo que supondría un nuevo paso adelante para Caballero, que se ve obligado a cambiar la preparación que lleva a cabo junto a su preparador Ney Montesdeoca ante el inesperado cambio de fecha.

El que no cambiará es su rival, el francés Michael Palandre. «Se trata de un contrincante que tiene bastante veteranía. Aunque es joven cuenta con experiencia, y compite en el Glory Kickboxing, uno de los eventos más importantes a nivel mundial de este deportes», relata Caballero.

En opinión del propio Alcorac, realmente el salto del IKSA a WAKO, en cuanto al nivel de los contrincantes, «no cambia demasiado, porque son los dos mayores eventos privados que existen en esta modalidad».

Tampoco variará el país en el que va a intentar sumar un nuevo cinturón mundial a su palmarés. «Pelearemos en Francia, en su casa», pero el grancanario se muestra confiado por la imparcialidad de los árbitros. «En este tipo de organizaciones los colegiados en principio no serán franceses, sino que WAKO pone a los suyos propios, que pueden ser de cualquier país y son profesionales», explica el campeón isleño afincado en Bañaderos.

«Lo que más cuesta es recuperarse psicológicamente, porque la preparación es muy dura»

El retraso de su pelea con Palandre no implica, sin embargo, un parón competitivo para Alcorac Caballero. «Me ha salido una pelea en febrero, otra en marzo, ésta por el Mundial en abril y una cuarta en junio, por lo que empezaremos fuerte el nuevo 2024», explica. «De momento estamos descansando del boxeo y centrados en el K1», añade el luchador, que avanza que vendrán sorpresas interesantes con una sonrisa de misterio en su rostro.

A pesar de tener cerradas cuatro peleas en un estrecho margen de tiempo, Alcorac reconoce que «en unas peleas cuesta más recuperarse que en otras, en K1 suele costar algo más que en el boxeo, pero al final lo que más nos cuesta es recuperarnos psicológicamente, porque la preparación resulta muy dura». El aplazamiento no le influye y ahora descansará hasta después del Día de Reyes.

Lo que tiene claro Alcorac es que va a «seguir alternando el kickboxing con el boxeo hasta que me retire, mientras pueda y me respeten las lesiones». «Hay peleas que se ganan con corazón, otras con estrategia y, al final, sea boxeo o kickboxing, uno debe de estar siempre preparado para afrontarlo todo», reconoce.

[object Object]

Si algo caracteriza a Alcorac Caballero es su capacidad para alternar el kickboxing con el boxeo. Fue uno de los púgiles que actuaron en la reciente velada celebrada en el Arena, donde Samuel Cardona conquistó el título continental ante Aramis. El grancanario reconoce que «de momento no hemos cerrado ninguna pelea nueva de boxeo, porque estamos esperando que nos confirmen que podemos hacer el Campeonato de España». El púgil isleño se mostró muy feliz por la respuesta de la afición isleña aquella noche, que agotó las localidades en el evento orquestado por la promotora Premier Boxing Intercanarias: «Hacía tiempo que no se vivía una velada así en un pabellón tan bonito como el Arena, estamos orgullosos de que el público haya respondido». | S. I. M.