El Guaguas queda tocado, pero no hundido en la Champions

Los hombres de Sergio Miguel Camarero caen en el CID por 1-3 ante el SVG Lüneburg alemán

La derrota del Ceske Budejovice por la vía rápida deja a los amarillos terceros tras la segunda jornada

Wallyson Souza se eleva para intentar superar un doble bloqueo alemán.

Wallyson Souza se eleva para intentar superar un doble bloqueo alemán. / CV Guaguas

El Centro Insular de Deportes recibía anoche un duelo de la Champions League 28 años después de la última vez y lo hacía con un partido marcado por el reencuentro de Matt Knigge con la que fue su afición hasta el curso pasado. Al igual que le sucediera en la jornada inaugural ante el subcampeón de Europa, el Jastrzebski Wegiel polaco, en el que a pesar de competir en cada uno de los sets, el Guaguas de Sergio Miguel Camarero terminaron claudicando ante un equipo con mayor presupuesto. La diferencia es que en esta ocasión, los grancanarios consiguieron ante el tercer clasificado de la pasada Bundesliga, el SVG Lüneburg alemán, sumar un set a su favor (1-3), lo que les ha servido para colocarse terceros por encima de su próximo rival, el Jihostroj Ceske Budejovice checo, al caer derrotados ante los polacos por la vía rápida.

La derrota no obstante coloca a los grancanarios contra las cuerdas a efectos clasificatorios ya que los dos primeros ya les sacan dos triunfos y su única opción para clasificarse sería ser uno de los mejores terceros de los cinco grupos, lo que confiere al choque con los checos de una importancia vital a efectos clasificatorios.

El partido comenzó con mucha intensidad, con ambos equipos exhibiendo un alto nivel en ataque y defensa. El equipo de Sergio Miguel Camarero, jugando en casa, tomó la delantera (10-7) gracias al poderoso servicio de Nico Bruno. Sin embargo, los alemanes remontaron amparados en su sólida defensa y un bloqueo decisivo de William Elser, culminando el primer set 20-25 a su favor tras otro bloqueo de Erik Röhrs.

La segunda manga fue un reflejo del primero en su arranque, con el equipo grancanario tomando una ventaja temprana de cuatro puntos (11-7) gracias a un remate de Martín Ramos. Pero el SVG Lüneburg reaccionó, reduciendo la diferencia a un punto (11-10). Tras un intercambio equilibrado de golpes, el asalto se inclinó hacia los visitantes gracias a un bloqueo del examarillo Matt Knigge, terminando 23-25 y poniendo el marcador global en 0-2.

Un halo de esperanza

Conscientes de que no podían permitirse más errores, en el tercer set, el equipo amarillo incrementó su ritmo ofensivo. A pesar de la presión alemana, el Guaguas logró una ventaja crucial (21-18) gracias a un bloqueo de Juan Pablo Moreno, cerrando el set 25-21 con un remate de Martín Ramos, avivando así la esperanza de una remontada ante los teutones.

El cuarto asalto mantuvo la paridad, con ambos equipos luchando en cada punto. A pesar de un arranque equilibrado, el Lüneburg se adelantó (16-20), gracias a una defensa férrea y bloqueos efectivos y finalmente, un remate de Jesse Elser selló el set y el partido 20-25, colocando el definitivo 1-3 en el luminoso del CID.

Una final en toda regla es la que le esperará a los hombres de Sergio Miguel Camarero el 13 de diciembre en el CID, en el tercer partido del grupo D en el que necesitan afianzar su tercera plaza derrotando al subcampeón checo, exequipo del colocador del Guaguas Io De Amo, para poder aspirar a estar entre los mejores terceros.