Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Si el árbitro se equivoca hay que tener todavía más pasión"

Herrera elude con elegancia los errores del colegiado y pone énfasis en el desplome del equipo tras el empate del Lugo

"Si el árbitro se equivoca hay que tener todavía más pasión"

Paco Herrera no cambió el discurso de la UD Las Palmas sobre la labor de los árbitros y quiso poner el foco en la depresión del equipo en el cuarto de hora posterior al empate del Lugo. "A veces nos pasa, es un problema de nuestro equipo, cuando consideramos que ha habido algo injusto no reaccionamos adecuadamente, y en este caso ha sido irnos del partido", aseguró el entrenador en rueda de prensa.

Incidió el técnico en que no se pueden repetir ese tipo de situaciones, y que reaccionar tras un error arbitral "nos tiene que hacer más grandes". "Cuando el colegiado se equivoca, que se puede equivocar, la única forma de arreglarlo es desde nuestro lado, todavía tener más pasión y más ansia por ganar", comentó, y no se quiso pronunciar sobre la acción del penalti. "El árbitro ha tomado la decisión que ha tomado, ellos han hecho gol y nosotros, si somos los líderes, tenemos que tener la capacidad de pelear el partido y de remontarlo. Al final lo hemos intentado y casi conseguimos empatarlo. No quiero hacer otro tipo de valoración porque sería de cobardes. Somos nosotros los que tenemos que sacar esto adelante", insistió.

"Hemos estado mal a raíz del penalti y desde ahí hasta 15 ó 20 minutos después no hemos estado en el partido que nos convenía. Después del primer palo nos hemos ido un poco del partido y la jugada del segundo gol es así, una situación que no se nos había dado nunca en defensa. El rematador estaba solo cuando nosotros tenemos unas obligaciones que respetamos siempre y todo ha sido a raíz del penalti", analizó.

Pese a todo, se mostró satisfecho con el esfuerzo de sus jugadores y desveló la charla después del partido: "Al entrar al vestuario otra vez casi me quedo sin voz. Pero no matando a nadie, sino al revés, diciéndoles que seguimos líderes, que somos los mejores y que la semana que viene le tenemos que dar la vuelta", comentó el técnico catalán, que indicó que la consigna es la de "no perder un partido más, esa debe ser nuestra meta".

Y es que recordó las innumerables oportunidades de gol que tuvo la UD, sobre todo en el tramo final de encuentro: "Como mínimo hemos merecido el empate. Todas las ocasiones de gol han sido nuestras, a pesar de que habido ese momento en la segunda parte de descontrol. Después nos hemos calmado y hemos hecho un palo, han sacado tiros de debajo de los palos y no hemos sido capaces de marcar", afirmó Herrera.

Compartir el artículo

stats