Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Guardo silencio, hablaré tras el veredicto del Comité"

Nauzet, sancionado por dedicarle un gol a su padre, Tito, y a su hija Paula, se desmarca de la polémica de la canillera

"Guardo silencio, hablaré tras el veredicto del Comité"

El testimonio del francotirador de Las Mesas. En el centro de la polémica por una injusticia, Nauzet Alemán -que suma siete dianas en su mejor campaña de amarillo- da un recital de señorío y está a la espera del veredicto del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol -que fallará sobre las 12.00 hora insular-. Se desmarca del conflicto de la canillera. "Toca callar y esperar la resolución del Comité de Competición de la RFEF. Poco sentido tienen ahora mis palabras. Solo queda ser paciente por unas horas", valora a este medio el talentoso jugador de Las Mesas.

El reglamento -artículo 91 del Código Disciplinario- explica que las celebraciones con mensaje en las camisetas son motivo de castigo -amarilla y hasta 3.000 euros- pero no hace referencia a las protecciones de fibra de carbono.

"Si llego a saber que mi celebración era motivo de sanción, no lo hubiese hecho. Tengo la conciencia muy tranquila y lo único que quería era brindarle el gol a los míos -a su padre Lorenzo 'Tito' y a su hija Paula-", determina sobre su celebración, mostrando la espinillera de la pierna izquierda a una de las cámaras de Canal Plus, tras batir a Dani Mallo con un soberbio lanzamiento de falta que supuso el 0-1 ante el CD Lugo.

El guiño de Javi Guerrero

La sanción del árbitro asturiano Areces Franco provoca un daño colateral, y es que el atacante está apercibido de sanción -ahora está con cuatro amarillas- si no prospera el recurso que presentó el área jurídica de la entidad. La celebración de Nauzet ha dado la vuelta al país. Se ha convertido en la imagen de la jornada. El periodista radiofónico Paco González, de la cadena Cope, catalogó de "tremenda injusticia" la sanción de tarjeta. Además, el extremo podría ser castigado con 3.000 euros.

En referencia a esta polémica, Javi Guerrero, miembro técnico del banquillo amarillo, y que fue sancionado con 2.000 euros por celebrar un tanto con la UD mostrando un mensaje en una camisa interior [en apoyo al exjugador Tote, que estaba lesionado] fue categórico: "A mí me metieron 2.000 euros por la celebración y fue una tontería. Hay cosas en el césped más importantes que eso. Y más cuando se dedica un gol por una causa positiva, porque era para su hija -Paula-. No había ninguna reivindicación política ni de otra índole (...) Sí, tuve que pagar la multa. Al final van evolucionando, poco a poco, y ojalá lo de Nauzet quede en nada", sentenció el exdelantero. Inocente o culpable. Se espera una sentencia.

Compartir el artículo

stats