Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El mal momento del pichichi amarillo

La UD se vuelca con Araujo

La entidad facilitó que toda su familia lleve varias semanas con él en Gran Canaria - El cuerpo técnico, la plantilla y el club en general respaldan al punta en su peor momento

La UD se vuelca con Araujo

La UD se vuelca con Araujo

Sergio Araujo está hundido. El delantero de la UD Las Palmas pasa por su peor momento de amarillo -siete jornadas sin marcar-. Tremendamente afectado por su mala racha se presentó ante los medios de comunicación después del entrenamiento de ayer. Y tanto su tono como sus frases lo decían todo. "Cada vez llevo peor la ausencia de gol", comenzó su discurso.

El punta, autor de trece dianas en lo que va de curso, continúa que "en el gol sí siento demasiada responsabilidad". "No sé por qué me pongo nervioso cuando las cosas no me van bien. No me gusta y me angustio. Pero son cosas que tengo que aprender", añadió visiblemente tocado a nivel psicológico.

La ansiedad que sienten los delanteros cuando no marcan goles se multiplica en el caso del argentino. Y por ello la UD Las Palmas está más volcada que nunca en arroparle. De hecho, su familia al completo se encuentran en la Isla desde hace varias semanas gracias, en buena parte, a que la entidad facilitó la gestión. Pese al cariño del entorno el jugador no esconde que "el único lugar en el que me siento relajado ahora es con mi familia. Cuando no marco y llego enojado a casa me tranquilizan", indicó.

Y es que el punta siente "una presión que nunca había pasado, tengo sentimientos encontrados raros", comentó. Fuentes de la entidad aseguran que su confianza en el delantero es total, son conscientes de que le necesitan y se muestran seguros de que volverá a dar su mejor versión.

En la plantilla ha encontrado cariño el argentino durante toda la temporada. La afición le recibió como un ídolo desde que pisó la Isla, y lo continúa siendo. El club le intenta hacer todo más fácil, como los desplazamientos de su familia. Y el cuerpo técnico prueba cualquier opción para volver a enchufarle. El domingo, tras el duelo ante el Tenerife, Paco Herrera dio un toque de atención al punta. "Estamos perdiendo a un jugador que es clave para nosotros", admitió el preparador catalán en referencia a Araujo. A la vez que le avisa, el técnico es el primero en mostrar apoyo hacia el punta en el día a día.

"El míster sabe que se me hace muy complicado llevar siete partidos sin marcar, sin tener una situación clara como antes", valoró el punta, que cree que pese a su mala racha continúa jugando porque "cuando me toca pelear, peleo". Y esa es una de las cualidades que más tienen en cuenta en la entidad, que pese a su ausencia de puntería su garra y su lucha permite dar continuidad a innumerables jugadas y conceder espacios a sus compañeros.

Prueba de todo ello es lo ocurrido en el último derbi: "Hasta que empezó, el derbi fue espectacular. La entrada de la guagua fue increíble, no lo había vivido nunca. Me gustó demasiado", reconoció el punta. "Pero después ya estuve con muchos nervios y mucha ansiedad, que es algo que me juega en contra", prosiguió.

Opción de segundo delantero

Y es que Araujo resume que "la gente piensa que siempre fui un goleador, pero si miras mi pasado nunca hice 13 goles en mi vida. Para mí también es algo nuevo llevar 13 goles", recuerda. El punta explica que en la mayor parte de su carrera ha ejercido de segundo delantero junto con alguien por delante que haga de referencia.

Sin embargo, deja claro que no quiere entrar a condicionar los planes del técnico: "Siempre en Boca o en otros clubes jugué de segundo punta, pero también acá me puso el míster de punta solo y metí muchos goles. Tengo que hacer caso a lo que él quiera y adaptarme a la posición que me toca", afirmó.

Así, admite también que "no llegamos con tanta gente como lo hacíamos al principio, pero creo que el equipo está muy bien", continúa. Dentro del carrusel de opciones que maneja el técnico insular para recuperar la precisión en ataque se encuentra juntar a Ortuño con el argentino. Todo lo que haga falta para que el pichichi vuelva.

Compartir el artículo

stats