Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El rival

La penúltima piedra en el camino

El Valladolid, levantado para el ascenso, es el primer obstáculo en la promoción para la UD

Formación del conjunto blanquivioleta

Formación del conjunto blanquivioleta EL NORTE DE CASTILLA

Era tan poca la trascendencia que tenía la última jornada de Liga para el Valladolid que Rubi, técnico de los castellanos, se permitió alinear a tres canteranos del Promesas como titulares en la zaga de su equipo. Iván Casado, Carmona y Brian son nombres fugaces. Este miércoles, ese trío, como tantos otros jugadores que ayer estuvieron ante la Llagostera en Pucela sobre el césped, desaparecerá.

Porque poco se parecerá el Real Valladolid que sucumbió por 4-2 contra el conjunto catalán a lo que se verá en el José Zorrilla el próximo miércoles. Sin reservas ni experimentos, Rubi intentará alinear un once de garantías, con sus mejores efectivos en el campo. Un dibujo maestro que se le ha resistido al entrenador catalán en la últimas jornadas. Cambios de futbolistas y variantes tácticas en busca de agotar sus opciones de ascenso directo que se trasformaron en una promoción. El tiempo de conjeturas se ha acabado para todos. Con el margen de error más reducido que nunca, todo parece indicar que Rubi apostará por un 4-2-3-1 para intentar alejar a la UD un año más de la Primera División.

Por líneas, en la portería, tiene el sitio fijo Javi Varas. Campeón de la Europa League (2014) y de la Copa del Rey (2010) con el Sevilla, el meta andaluz firmó este verano con el Valladolid tras rescindir en el Pizjuán. Un seguro en el tercer equipo menos goleados de la categoría (40 tantos en contra).

En la defensa, lejos de otras pruebas con tres centrales y dos carrileros que ha marcado Rubi durante el curso, la línea de cuatro es segura. Carlos Peña -jugador de campo con más minutos de la plantilla- tiene su espacio ganado en el costado izquierdo. En el lado contrario, el ex del Espanyol y Betis, Chica, se encarga de subir y bajar la banda. En el eje de la zaga, el Valladolid contará con la baja casi segura de Marc Valiente. El canterano del Barça es el único futbolista con el que Rubi, presumiblemente, no podrá contar en el partido de ida del playoff. Sin embargo, en Pucela confían en que el central esté disponible en el partido de vuelta. Una ausencia sensible que de momento compensará Jesús Rueda, mediocentro reconvertido al eje de la zaga. Junto a él, Samuel Llorca forjará la muralla violeta.

En el centro del campo aparece otra de las dudas del once del Valladolid. Timor o Leao, esa es la cuestión. El primero, posee un excelente golpeo del balón que demostró el pasado curso con el Girona y antes en Osasuna. El segundo, todo un hombre de la casa con galones y buen manejo de la salida del balón. En el medio, el portugués André Leao es inamovible.

La contención y equilibrio del doble pivote da paso al desate. La Copa América no llamó a la pareja que forman el colombiano Johan Mójica y el paraguayo Hernán Pérez. Ninguno de los dos futbolistas fue incluido en la lista final de sus respectivas selecciones. Un hecho que hubiera imposibilitado a los dos extremos actuar en la fase de ascenso a Primera División.

Enganchando el centro del campo con el hombre ancla que usa el Valladolid como delantero, está Óscar. El futbolista salmantino lleva toda la vida en la entidad pucelana. Debutó en el 2000 en el primer equipo y tras un paso por Zaragoza y Olympiacos regresó a su casa. 16 goles avalan la última temporada de Óscar con la camiseta blanquivioleta.

En punta, Roger es el hombre clave. Lesionado al comienzo de temporada, se recuperó para el tramo decisivo de la campaña. Cuatro goles -de siete en lo que va de curso- en su regreso en las últimas diez jornadas. Una media de un tanto cada 185 minutos.

En el banquillo, Rubi tiene más dinamita. Jonathan Pereira, Jeffrén, Óscar Díaz o Pablo Alfaro dan más juego al Valladolid. Calidad para un equipo que, a pesar de no llegar de la mejor forma posible con dos derrotas en tres partidos, atesora una plantilla confeccionada con un sólo objetivo: subir a Primera División como sea.

Compartir el artículo

stats