Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Natación Larga distancia

Un récord nacional para Raúl Santiago

El joven grancanario se proclamó campeón de España de 5.000 metros y paró el crono en 52.50.96

Raúl Santiago, nadador del CN Metropole. LP / DLP

Raúl Santiago, a sus 19 años, acumula en sus brazos numerosos kilómetros nadados tanto en la piscina como en aguas abiertas. Desde la travesía a nado entre Lanzarote y La Graciosa hasta campeonatos con la selección española. Hace un año dio un giro radical a su vida y puso rumbo a Cataluña, para dedicarse en cuerpo y alma a la natación. En el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat se emplea a fondo para obtener sus objetivos y el esfuerzo ya comienza a dar sus resultados.

El pasado fin de semana en la piscina del CN Mataró se proclamó ganador de una batalla contra el crono, como él lo define. "Los 5.000 metros en piscina es una prueba que entre más la nadas, mejor la nadas. A diferencia de las competiciones en aguas abiertas, aquí es una batalla contra el crono", explica. Una competición cuya clave está en el entrenamiento. "Nuestro día a día se compone de entrenar de siete a diez de la mañana, después desayunamos y hasta las doce estamos en el gimnasio. Cuando terminamos, comemos y descansamos. A las 15.30 regresamos a la piscina hasta las siete, en que finalizamos el entrenamiento". Una vida dedicada a la natación y en retos que se establecen a corto plazo. "Lo hago porque me gusta. No me importa sacrificarme de esta manera".

Son muchas horas y muchos días de rutina, que, como señala Raúl, "hay momentos en los que te saturas, pero en esos momentos intentas desconectar". Y si hay algo que no intenta descuidar son los estudios. "Estoy estudiando ingeniería química. Me sirve de distracción y poco a poco la voy sacando. Me gusta tener la mente ocupada". Unos retos que van más allá de la piscina, aunque reconoce: "No le dedico tanto tiempo como a la natación".

Compite en varias modalidades y a pesar de que le cuesta decantarse por una, señala que, "como fondista que soy, los 1.500 metros se me da bastante bien". Trabaja en metas a corto plazo y su reto más complicado lo tuvo el año pasado cuando intentó clasificarse para el preolímpico. "Fue un reto bonito y complicado, aunque era muy joven, me faltaba experiencia y lo sabía. Era ambicioso, pero mi entrenador y yo decidimos marcarnos esa meta aunque no la pudimos alcanzar".

De toda caída se saca un aprendizaje y él reflexiona en voz alta. "Lo que aprendí es que hay que dedicarle más horas de entrenamiento". Raúl Santiago lo tiene claro, sin trabajo no hay recompensa y para alcanzar las metas de este año ya se emplea a fondo junto a su entrenador.

Su próximos retos ya los tiene marcados en rojo en el calendario. "Dentro de tres fines de semana tengo la Copa del Mundo de Abu Dabi. Y después, en abril, el Open de Primavera, donde tenemos que hacer las mínimas para el mundial de verano. En junio tengo el clasificatorio de aguas abiertas de 5 y 10 kilómetros", retos para los que entrena día sí y día también.

Dos pruebas muy distintas entre ellas, "en la piscina dependes de ti mismo, las condiciones son siempre las mismas, mientras que en aguas abiertas dependes de factores externos, como el estado del mar o los rivales, pero no sabría decantarme por una u otra", señala.

El joven grancanario también valora la situación actual de la natación canaria, tras la celebración el pasado fin de semana del Campeonato Regional Infantil y Júnior. "Es una competición bonita. Están nadando muy rápido, lo que falta es que una vez que crezcan más continúen manteniendo el nivel y el ritmo de entrenamientos, que es lo que suele fallar", señala.

Raúl Santiago es uno de los muchos nadadores que trabaja en el silencio de una piscina persiguiendo sus retos. Entre brazada y brazada, busca mantener la cabeza ocupada, pero no quiere dejar de visualizar la meta que se ha marcado y por la que se emplea a fondo, porque "sin entreno no consigues nada".

Compartir el artículo

stats