Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mejor Silva en el mejor City

El grancanario, protagonista del mejor comienzo en la historia de la Premier, visita hoy al United

David Silva celebra el gol anotado al West Ham la pasada jornada.

David Silva celebra el gol anotado al West Ham la pasada jornada. RUSSEL CHEYNE

David Silva está más de moda que nunca. El grancanario está firmando un arranque de temporada espectacular en la Premier League, algo que ya no sorprende. La principal novedad en este comienzo de curso es que sí le está acompañando su equipo. Y es que el Manchester City está protagonizando el mejor arranque en la historia de la competición con 14 victorias, un empate y ninguna derrota. Pep Guardiola, tras un año que se convirtió en transición -no ganó ningún título por primera vez en su carrera-, está por fin dejando su sello en Inglaterra, superando, al menos de momento, el obstáculo que muchos creían inalcanzable.

Pero el catalán está demostrando que, aunque con muchos millones de euros de por medio, su filosofía de posesión de balón puede cuajar también allí donde el ritmo de juego es eléctrico e imparable. Tras quince jornadas son líderes con ocho puntos de ventaja sobre el Manchester United y once sobre el Chelsea, que tiene un partido más. Así, el derbi de este domingo en Old Trafford (16.30 horas) se antoja clave ya que los 'citizens' podrían ponerse once puntos por encima. Una barbaridad.

En este arranque monstruoso del Manchester City ha sido protagonista el mediapunta de Arguineguín, que lleva un 2017 para enmarcar ya que en la selección española también ejerce de líder. El grancanario es el eje de Pep Guardiola en la mediapunta del equipo junto a Kevin De Bruyne. Son los dos cerebros del equipo, los que ocupan el rol de Xavi e Iniesta en aquel Barcelona sobrenatural que alcanzó la excelencia durante varios años, con Leo Messi siempre como referencia. Con dos goles y nada más y nada menos que ocho asistencias, más otras dos en la Liga de Campeones, firma un inicio demoledor también en el aspecto individual.

Los piropos de Pep

"Admiro muchísimo a Silva. Encaja perfectamente en el fútbol español pero está aquí, a pesar de la velocidad de juego y el tiempo, el viento y las duras condiciones... y ha sobrevivido mucho tiempo. Me gustan chicos que son fuertes y quieren jugar, pero me gustan todavía más los que no tienen miedo de jugar todo el tiempo". Son palabras de Pep Guardiola, que no para de elogiar el trabajo de David Silva en cada rueda de prensa. Es su nuevo ojito derecho. "Lo que ha hecho por el Manchester City quedará escrito en los libros de historia", insiste el catalán, que tiene en Silva a uno de sus hombres de confianza, si bien esta temporada está mejor acompañado que nunca gracias al altísimo nivel de Agüero, Gabriel Jesús, Fernandinho, Leroy Sané o Raheem Sterling. Una colección de cromos que, esta vez sí, está cuajando en el Etihad.

Una renovación astronómica

Este magnífico rendimiento del de Arguineguín ha provocado que la semana pasada renovara su contrato, también millonario, hasta el 2020. En caso de cumplirlo permanecería diez temporadas en el club y acabaría su vínculo en el City con 34 años. "Estoy increíblemente orgulloso de lo que he conseguido durante mis siete años y medio aquí, y con Pep al mando, siento que tenemos opciones de ganar trofeos esta temporada y las que vienen", aseguró entonces el mediapunta.

Con dos Premier League (2012 y 2014), una Copa (2011) y dos Copas de la Liga (2014 y 2016), Silva avanza en una temporada en la que tiene muchas opciones de ampliar su palmarés. El Manchester City no solo es favorito para la Premier League sino que parece ya preparado para dar el salto en la Liga de Campeones. Firmó una gran fase de grupos en la que se clasificó como líder del F, por delante de Shakhtar Donetsk, Nápoles y Feyenoord y solo perdió un partido, el último en Ucrania, en el que hizo rotaciones porque ya habían logrado el liderato. Así, es uno de los 'cocos' del sorteo de octavos de este lunes (11.00 horas), ronda en la que podrían enfrentarse a enemigos tan potentes como el Real Madrid, Bayern Múnich o Juventus, o a otros menos complicados como Sevilla, Oporto o Basilea.

Pero antes buscará dejar la Premier encarrilada en Old Trafford en lo que será un choque de altos vuelos con Pep Guardiola y José Mourinho acaparando todos los focos durante la semana. No se habla de otra cosa en el fútbol inglés, que tiene hoy al plato más esperado de la temporada. Y es que desde aquellos enfrentamientos a pecho descubierto entre Real Madrid y Barcelona, con la tensión por las nubes, el catalán y el portugués no se cruzaban en un contexto tan relevante. Queda mucha Premier por delante, pero lo de esta tarde está considerado casi una final anticipada.

En boca de Pep y Mou

Esta semana David Silva ha estado en medio del último pique entre ambos entrenadores. Unas molestias musculares hicieron que se perdiera el duelo de Liga de Campeones y el catalán admitió que el grancanario era duda para el choque de Old Trafford. "Siempre tienen problemas, pero luego, están listos para jugar", afirmó Mourinho el pasado martes. "Va a jugar. Los doctores me dijeron a comienzos de semana que había dudas, por eso dije lo que dije, pero está bien y va a jugar", admitió el catalán en la jornada de ayer.

Su relevancia en los planes de Guardiola se apreció sin ir más lejos en ese último partido en el que sufrió las molestias. Marcó el gol de la victoria frente al West Ham a falta de siete minutos para el encuentro gracias a un remate acrobático dentro del área tras una gran asistencia de De Bruyne.

El comienzo del Manchester City es para pensar que si gana hoy en Old Trafford tiene más de media Premier en el bolsillo. De hecho, si logra la victoria igualará la mejor racha en la historia de esta competición. Ese récord tiene dos protagonistas: el Arsenal de la temporada 2001-02, con Henry y Vieira en su máxima expresión, y el Chelsea de la temporada pasada, la de la apisonadora de Antonio Conte con Diego Costa, Hazard, Cesc y Pedro Rodríguez imparables. Esos dos equipazos alcanzaron las 14 victorias seguidas y este City está a solo una de equipararse a esas dos superpotencias. Pero de por medio está el United. Y está José Mourinho.

Compartir el artículo

stats