Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Quiero dedicarle el título a mi hija en el día de su cumpleaños"

"A mi madre no le gusta verme pelear, lo pasa mal; me ha llegado a decir que por qué no dejo este deporte", afirma

Lionel Padilla Suárez, delante de un mural con el nombre de su barrio de toda la vida, Jinámar, donde es muy querido y respetado. lp / dlp

¿Cómo se inicia en este mundo de las artes marciales?

Pues de pequeño veía muchas películas de Bruce Lee y de Jean Claude Van Damme; un día, con 12 años, decidí comenzar a entrenar. Primero empecé en el kick boxing y me fui enganchado. En los últimos 11 años me he centrado en las MMA de la mano de Julio Santana en el Taz Jinámar.

¿Por qué cree que los deportes de contacto tienen éxito en Canarias ¿A usted qué le aportan?

Soy una persona que ama el deporte, también practico pesca submarina en apnea. Pero creo que las especialidades de contacto te hacen ser muy disciplinado, entrenar duro cada día y estar siempre activo. Creo que los canarios somos algo tozudos y perseverantes, no damos nada por perdido; eso nos hace fuertes en cada pelea. Creo que esa es la base del luchador canario.

¿Cuál es su motivación diaria para preparar cada pelea?

Mi hija, que tiene 11 años; lo es todo para mí. Ella mueve mi cuerpo y mi mente cada día que me levanto. Todo lo que hago en mi vida lo hago por ella. Le tengo una sorpresa preparada para el día de la pelea; ese día es su cumpleaños y quiero dedicarle la victoria y el título mundial a ella. Puede ser un día que ninguno de los dos olvidemos nunca, si esto sucede. Eso sí, nunca le diré a mi hija que se dedique a esto porque su padre lo practica. Ella debe hacer lo que más le guste, con lo que más a gusto se sienta. Ahora mismo es la música, le encanta rapear.

¿Presencia su familia los combates en los que participa?

Sí, por supuesto, mi familia siempre va a verme. Es un apoyo que agradezco y me da confianza sentirlos en la grada. Mi madre lo pasa mal, no le gusta verme pelear por eso de que me den un golpe y me puedan lesionar, se pone muy nerviosa. A veces me ha llegado a decir que por qué no dejo este deporte. Yo la entiendo, porque si yo viese a mi hija sobre un ring sufriría mucho. Pero este deporte es mi pasión y, al fin y al cabo, a todos los que te quieren les gusta ver que disfrutas con lo que haces.

Es muy conocido y querido en Jinámar, su barrio. Muchos niños lo ven como un ídolo. ¿Cómo se lleva eso de ser un referente para muchos jóvenes?

Es muy bonito y emocionante que a la salida del gimnasio los niños y no tan niños te abracen y te digan que eres su ídolo, a veces me dejan sin palabras. Me he criado en este barrio toda mi vida y me siento muy querido. Me gusta también ayudar y aconsejar a los más jóvenes cuando los veo perdidos, cuando abandonan los estudios y se pasan horas sin hacer nada en la calle. Hablo con muchos de ellos y les propongo que entrenen para que busquen una estabilidad y se propongan metas. Yo lo hice y ahora tengo mi trabajo, mi familia y la pasión que siento por los deportes de contacto.

¿Cómo es su día a día?

Me levanto temprano. A eso de las 7.30 voy al huerto que tengo en casa, donde tengo gallinas y una pequeña plantación de hortalizas y recojo unos huevos para desayunar. Llevo a mi hija al colegio y dejo un poco organizado mi trabajo del día. Soy gerente en una empresa de importación de vehículos. A partir de aquí, voy a entrenar unas dos horas por la mañana hasta el almuerzo. Las tardes dependen de si estoy preparando una pelea. Si es así, como ahora mismo, vuelvo al gimnasio y le dedico unas cuantas horas más. Cuando estoy mas liberado y no tengo que competir me gusta mucho estar con los amigos y disfrutar de la familia; es básico poder compartir tiempo con mi gente.

Defínase como luchador

Entreno para ser un luchador polivalente, quiero sentirme seguro en cualquier tipo de circunstancia que se pueda dar en un combate. Me siento bien peleando arriba o en el suelo. Considero que soy muy completo en todas las facetas y quizás ése sea uno de mis puntos fuertes cada vez que entro a una jaula.

¿Qué sabe de su oponente, el serbio Dragan Pesic? ¿Tiene alguna estrategia en mente para el importante combate?

He visto vídeos de él. Creo que pelea de una forma un poco loca, sin ningún patrón a seguir, a lo que le venga, no puedo decir mucho más sobre él. No tengo ninguna estrategia a seguir, saldré a darlo todo desde el primer segundo. Me encuentro muy bien físicamente y creo que llegaré al combate con mucha confianza para que el cinturón mundial se quede en casa.

¿Qué supone pelear nuevamente en uno de los eventos de MMA con más repercusión en España y uno de los mejores de los que se disputan en Europa?

Es un honor que sus promotores vuelvan a confiar en mí. Estoy muy agradecido de que me hayan dado la oportunidad de optar a un título mundial en una liga de tanto prestigio internacional como es la AFL. En Canarias se disputan las veladas de MMA más importantes de España.

¿Qué supone que en las islas tengan lugar eventos de este nivel dentro de un deporte que en Canarias tiene tanto éxito?

Es muy importante dar salida a todos aquellos luchadores que destacan en cada uno de los gimnasios con competiciones internacionales. Es una manera de que podamos crecer profesionalmente y así aspirar a mayores logros. En la edición anterior, en el AFL-14 Canarias, me enfrenté y vencí a un luchador que había competido en la UFC. Esto supuso para mí un paso importante en mi carrera profesional y una motivación extra. Sin duda, es fundamental tener veladas de este tipo en nuestra tierra. Pero no solo por nosotros, los luchadores, sino también por el gran número de seguidores que hay en nuestras islas.

Compartir el artículo

stats