Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Deportes

"No puedes dar al jugador una patada en los cojones y luego sentarte a negociar"

Pedro Bravo, presidente de la Asociación de Agentes, pide a LaLiga "aplicar el sentido común" para ampliar los contratos que acaban el 30 de junio y jugar en el verano

El representante Pedro Bravo Jiménez, presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas, en una imagen de archivo. LA PROVINCIA / DLP

Pedro Bravo, presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas (AEAF) y que en la actualidad representa a Mantovani, Raúl Fernández o Cristian López, advierte que la FIFA o LaLiga no pueden ampliar de forma unilateral los vínculos contractuales que finalizan el 30 de junio. Con el boceto de jugar hasta agosto y modificar los ventanas fichajes, Bravo reclama "disponer del acuerdo del futbolista" como punto clave.

"Lo que dicta FIFA es una recomendación.No puede unilateralmente renovar contratos. Reina la desinformación.LaLiga, RFEF y AFE lucen su desacuerdo. Pero, la ley es la ley: nadie tiene el derecho de ampliar un contrato sin el 'OK' del futbolista. Si se extingue el 30 de junio, y no hay acuerdo con el club, quedo libre en julio. Es una realidad palpable (...) Escucho voces que aseguran que los contratos duran hasta que termine la temporada. De ninguna manera, el Real Decreto 1006/85 puntualiza que ostentan una duración. Día de inicio, día de final".

¿Pone sobre la mesa " acuerdos individualizados". Ejemplo práctico: "Pacto con la UD una ampliación a octubre por tres meses hasta que acabe la Liga. Mientras tanto, mi agente busca destino para la próxima 2020-21".

Es preciso disponer de un seguro de lesiones y acordar el salario. "Un acuerdo con el 'dinerito' y hasta luego". Bravo analiza el caso de un jugador cedido hasta el 30 de junio. "No vale con tener el 'OK' del futbolista, debes llegar a un acuerdo con el club de origen. Pero existe un tercer caso: el que termina contrato y desde el 1 de julio pertenece a otro equipo. Tengo un precontrato con el Valladolid desde febrero. Sin el permiso del club vallisoletano no puedo renovar para seguir en Las Palmas".

Reducción de salario

Tras tres décadas en los despachos, receta la fórmula del "diálogo". Sin amenazas, ni obligaciones. Decide el gladiador del balón. ¿Y si llegan injerencias de LaLiga?

"El derecho al trabajo es inalienable, está recogido en la Constitución. Nadie me puede obligar a trabajar más allá de mi contrato. ¿Por un Real Decreto? No hay posibilidad sin la vía del visto bueno del protagonista [el futbolista]. Ya veremos qué se les ocurre a los iluminados; no creo que sean capaces [de imponer por la fuerza]. Hay que emplear el sentido común. No puede decirle a un tío, te hago el ERTE y te jodo el 70% de dos meses de tu sueldo. Luego, mira que te vamos a renovar porque vence tu contrato. Es decir, primero me das una patada en los cojones y me emplazas a negociar o ampliar el contrato. Espera, te devuelvo la patada y hablamos".

Marcar prioridades y afrontar en primer lugar, la problemática de los jugadores que extinguen su vínculo el 30 de junio. "Sellar un acuerdo con los que terminan en dos meses y no ir por libre".

El presidente de los agentes pide no tratar al futbolista como un saco de papas. No son mercancía. "Hay gente que sin ser vocal del bloque de su comunidad ocupa puestos de responsabilidad. Hacen lo previsible: cagarla. Los jugadores tienen un cabreo con AFE de cojones. Y con toda la razón".

En relación a la lluvia de ERTEs en el fútbol nacional, detalla que "todo son elucubraciones. El terreno que se pisa es resbaladizo, cuando se levante la bandera de salida y suba el telón, debemos contar con las herramientas administrativas en este escenario".

No dar por muerto el concepto actual de fútbol de masas y de millonarios. "Con el fútbol no puede nadie, ni pudo el ébola, ni nada. Me criticaron porque dice que 'era una auténtica vergüenza pagar más de 100 millones por Neymar, que eso es lo que vale un hospital'. Y lo mantengo. Es una barbaridad, una vergüenza terrible. Ni Lehman Brothers, ni el Covid-19...Nadie puede con el fútbol. Se levantará y se pagarán esas cifras. Es el circo. Si se paga es porque alguien lo cobra, pone la mano".

Compartir el artículo

stats