Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Playoff de ascenso a Segunda B

"Es la final del técnico canario, es hora de reivindicar nuestra valía"

Chus Trujillo, entrenador del Tamaraceite, y Mingo Oramas, técnico del San Fernando, se miden mañana en El Hierro por una plaza en 2ª B - "Es el partido de nuestras vidas"

Los entrenadores Chus Trujillo -i- y Mingo Oramas, ayer, en el Parque de la Música, junto a la Fuente Luminosa. PACO CABRERA

Un ascenso, dos amigos. Rivales y artesanos de talento en el División de Honor de la UD de Viera y Vitolo (2008). Mingo Oramas -técnico del San Fernando- y Chus Trujillo -preparador de la UD Tamaraceite- están a noventa minutos de la Segunda B. Y de escribir su nombre con letras de oro. Mañana, en el Campo Municipal de Frontera de El Hierro (11.00 horas, Footters.com), se cruzan a tumba abierta. Es el desafío a muerte de dos estrategas de moda.

"Chus es un trabajador nato, solo hay que mirar al 'Támara'. Conozco su trayectoria y preparará el partido como merece. Los protagonistas son los futbolistas, pero reivindico a los entrenadores canarios. Hay muchos y muy buenos, solo hay que cotejar el nivel de la Tercera. Él está entre los mejores del Archipiélago", realza Mingo, al que le vale el empate por el ascenso.

Trujillo, campeón de Tercera (2019) y que acarició la Segunda B el pasado curso, le devuelve las flores. "En el caso de Mingo, no entrena en la categoría de bronce porque no hay equipos [canarios].Cuando los hubo, siempre tiran de él. Lo lastimoso es que se recurra el entrenador canario cuando el equipo está desahuciado. También reivindico al canario. Estamos igual de preparados que cualquiera, solo falta que se apueste (...) El 'Sanfer' tiene pocos puntos débiles, tendremos que estar muy avispados para que salgan a relucir. Es un encuentro de futbolistas,de cómo se encuentren y gestionen su emociones. Todo se decide en varios micropartidos".

Chus fue segundo de Mingo en el División de Honor Juvenil de la UD. Ahora el balón junto a un empírico -el del Támara- con un registro más volcánico -tumbó al Tenisca con un recital, apadrinado el 'Mingazo'-. Ser amigos poco importa. La gloria carece de sentimientos.

"El fútbol es parte de nuestras vidas, pero sobre todo las vivencias que dejas con Chus, Pachi Castellano. La amistad está por encima, es lo que queda. Espero que sea un punto de inflexión, no solo para nosotros, sino para los clubes. Así como para los técnicos isleños".

Trujillo no quiere hablar de su futuro. No mete presión al presidente Héctor Ramírez. "Los protagonistas son los futbolistas, lo que pase conmigo carece de importancia. No me toca decidirlo, eso es para las jerarquías. Llega un día inolvidable, lo puedes disfrazar de normalidad pero es distinto".

Para el estratega del conjunto sureño, que tienen a Maikel, Pablo o Abraham como rostros franquicia, la final "es el partido de nuestras vidas (...) Somos de escuchar a los futbolistas. Hay que tener precaución, generar confianza. Analizar todas las situaciones de juego; durante el partido habrá fases de angustia. Debes provocar que el futbolista encuentre el camino. Dotarles de herramientas para lograr el triunfo".

El arquitecto del Támara tiene un ejército galáctico: David García, el búfalo Asdrúbal, David González...Huye de los epítetos. "Estoy cansado de repetirlo, los nombres hacen muchísimo pero no ganan nada (...) Yo pensé que sabía entrenar hasta que vi a Mingo [en 2007 en aquel juvenil]".Mañana, se vuelven a ver. Les aguarda la eternidad.

Compartir el artículo

stats