Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

El Olímpico vence 3-1 al Haris y quiere su primer título

Vence en el tercer duelo de la semifinal al conjunto tinerfeño y se clasifica para la final de la Liga Iberdrola

Partido de voleibol entre el Olímpico y el Haris (4/04/2021) David Rodríguez

Arrancó con ciertas dudas el 7 Palmas. Todavía pesaban las dudas de la resolución del segundo partido disputado ayer en el CID y que llevó al tercer y definitivo de la serie esta mañana. Todo el ambiente que se respiraba en la cancha era de derbi, por las jugadoras que celebraban cada punto como si se tratara de un título, al igual que los nervios que se palpaban desde la línea de banquillo.

Pascual Saurín, más comedido que Juan Diego García, no le tembló el pulso a pesar de que sus jugadoras comenzaran el duelo por detrás en el marcador prácticamente casi todo el primer set. Salvo el momentáneo 10-9, las amarillas tuvieron que trabajar duro en todo el periodo para lograr la remontada con el 18-17, llegando a estar cuatro puntos por debajo en el tanteador (12-16).

A base de fe y gracias a los cañonazos de Lisa Arbos, reconvertida a opuesta y encontrando su mejor versión como profesional. La francesa sumó 7 puntos en el primer set para que su equipo se apuntara el 1-0 después de un apretadísimo 25-23. El júbilo entre la directiva del Olímpico fue máxima, soltando los puños al aire por acercarse un pasito más a la primera final liguera del club.

Confianza que sí comenzó a tener Saurín con el arranque del segundo cuarto. 8-4 para abrir boca. El desayuno se le estaba atragantando a las chicharreras y González pedía tiempo muerto para recomponer moral y piezas. La imponente Wagner se iba a descansar para coger aire de cara a aportar los remates que firmó en el primer periodo.

El primer duelo por el título, a falta de oficializarse, será el sábado a las 16.00 horas en el CID

decoration

Aprovechó el viento a favor el 7 Palmas para navegar como un auténtico torbellino hacia el 2-0. Los cañonazos de Saray Manzano, recuperada para la causa después de que no pudiera jugar los puntos clave en el partido de ayer debido a que Saurín decidió no dejarla en cancha para resolver la semis, volvieron a la pista que le ha forjado como una de las mejores receptoras de España.

Comandando de cabo a rabo el set, las insulares se pusieron a un solo punto de la primera final liguera de su historia, la segunda tras la que alcanzó con la Copa de La Reina en febrero, tras sentenciar por 25-20 la segunda entrega del tercer partido de la eliminatoria.

La capitana amarilla continúo por la senda de los remates desde el lado izquierdo de la pista para hundir poco a poco al Haris en el tercer set. 5-2 de inicio y García no podía dejar pasar más tiempo viendo como se le escapaba la opción de colarse en la final conquistando el CID.

Helia González, que cuenta con un palmarés infinito a sus espaldas, puso la calma en la plantilla amarilla. Necesitaba experiencia en el momento clave para sellar el partido el Olímpico y la capitana de la Selección comenzó a conectar balones para romper los dedos de las tinerfeñas.

Si bien manejó los primeros puntos con el marcador a favor el 7 Palmas, el Haris tampoco iba a entregar la cuchara tan fácilmente. Confiaron en su calidad y le dieron la vuelta con el 8-9, a lo que Saurín pidió tiempo muerto para que no perdieran la cara al set.

Reacción inmediata de las locales y de nuevo cogieron la delantera, aunque la alternancia de puntos se iba a suceder a medida que avanzaba el periodo. Eso sí, las tinerfeñas siempre por delante en el marcador hasta el 19-24, con el que las grancanarias aguantaron con orgullo hasta el 21-25, obra de Wagner con un remate desde lo más alto del CID que hizo sonar a las Walkirias en un intento de remontada con el 2-1.

Sentencia sin nervios

Detectó el conjunto amarillo que a Lisa Jeanpierre le empezaba a flaquear la moral después de un par de remates fallidos y dos recepciones mal conectadas que basó todo su ataque en el cuarto set por el costado de la francesa del Haris para alcanzara la primera cota de los diez puntos con dos de ventaja sobre las rivales.

La igualdad imperó hasta el 19-16 con el que se pidió tiempo muerto para afilar la puntilla amarilla con la que resolver el set en el momento clave de la semifinal. Aparecieron las estrellas de Saurín para defenderse como gatas panza arriba y torpedear los bloqueos rivales a cada oportunidad.

Gesto deportivo entre las jugadoras de ambos equipos, compartiendo abrazos al final

decoration

23-19 y tiempo muerto de González para intentar la heróica que nunca apareció y tras un punto interminable en el culmen del partido, Lisa Arbos se encargó de firmar el 3-1 y sacar el billete a la final de la Liga Iberdrola Voleibol.

Ficha técnica:

CCO 7 Palmas 3 Sanaya Libby’s 1

CC0 7 Palmas: Ariadna Priante (1), Helia González (16), Lucrecia Castellano (4), Lisa Arbos (26), Saray Manzano (24), Lucía Varela (12) y Alba Sánchez (L). Ana Flavia Galvao y Nancy Carrillo.

La Laguna: Patricia Aranda (1), Lisbet Arredondo (22), Jenelle Ola Jordan (10), Patricia Suárez (5), Lisa Marie Jean Pierre (13), Jessica Wagner (11) y Patricia Llabrés (L). Nira Pérez, Silvia Araco y Emma Ordóñez (4).

Parciales: 25-23; 25-20; 21-25 y 25-19.

Árbitro: María Souto Jiménez y Ángel Romero Martínez.

Campos: “Un momento inolvidable”



Juan Manuel Campos, alma mater del CV Olímpico, no podía reprimir sus lágrimas de emoción cuando el primer equipo del histórico club grancanario, el CCO 7 Palmas, conseguía el pase a la final de la máxima categoría del voleibol femenino nacional por primera vez en la historia: “He vivido un momento inolvidable, aunque juegue 20 finales más, no lo olvidaré nunca este día. Por el club, por todas las niñas que han pasado por la entidad y especialmente por Lucre, por Saray y por Claudia que llevan aquí desde que eran pequeñitas. Ocurra lo que ocurra ante el Alcobendas, estamos haciendo un temporadón”. El dirigente de las olimpilocas tuvo palabras especiales para el técnico Pascual Saurín. “Esta plantilla la hizo él junto a Danny y Armando. Es algo más que un entrenador, maneja muy bien el grupo, llega con mucha facilidad a las jugadoras, además no recuerdo en los 18 años que hemos estado en la Superliga a un banquillo animando a sus compañeras todo el tiempo, como si se tratase de un equipo juvenil o de cadetes”, apuntaba, para añadir que “me ha emocionado ver a jugadoras como Sulián o como Nancy, que lo han ganado todo, tan entregadas; esos significa que hay un grupo y el principal responsable de ello es el técnico”. | D.R.

Compartir el artículo

stats