Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El campo merece su aplauso

“Si se recupera el turismo volveremos a ser la hermana pobre”, dice el empresario agrícola Iván Bethencourt

El campo merece su aplauso

El campo merece su aplauso

Iván Bethencourt es un ingeniero informático de Tenerife, de 44 años, propietario de la empresa agrícola Fincas Bethenalva. “He vivido con miedo de si las decisiones que iba tomando eran las correctas para que la empresa siguiera teniendo viabilidad”, dice el empresario sobre la evolución del sector durante la crisis. “Las dos primeras semanas de la cuarentena fueron frenéticas, con pedidos desorbitados. Luego paró y después lentamente se fue recuperando un poco, pero no para llegar a los niveles anteriores”, explica Bethencourt Álvarez.

Opina que la sociedad ha puesto en valor la actividad del sector primario. “Se ha dado cuenta que si no producimos no se llenan las estanterías de los supermercados. La cadena alimentaria, que empieza en el campo y en las granjas siguió funcionando y fuimos de los pocos sectores, a parte del sanitario y policía (esenciales) que no paramos ni un solo día para poder surtir”.

“Si tardamos mucho en recuperarnos”, prosigue, “y la crisis se acentúa, seremos como en las anteriores crisis refugio de muchos que buscan trabajo en el sector, ya que seremos de los pocos que seguiremos trabajando, mucho o poco, pero seguiremos porque hay que alimentar a la población. Si se recupera pronto y volvemos a tener unos niveles de turismo aceptables, seguiremos siendo la hermana pobre”.

“Hay una parte de productos que van a un sector que toca directamente con el turismo que si se ha notado la merma”, dice sobre los efectos del Covid. “Pero también es cierto que se habían cerrado acuerdos con otras cadenas de supermercados antes de empezar la pandemia, para empezar a comercializar con ellos en abril y mayo, y la cadena ha respetado dichos acuerdos y nos ha permitido paliar un poco la merma del otro sector”.

“Debemos querer, valorar y cuidar lo nuestro”, dice sobre el aprendizaje que debemos sacar de esta situación. “El agrícola y ganadero son sectores esenciales y hay que ponerlos en valor. Debemos ser cada vez más auto suficientes pero para lograrlo debemos ser más exigentes y pedir más producto local”, concluye.

Compartir el artículo

stats