Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reinar a medio gas

Sara Cruz, Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, y Borja Casillas, el Drag Queen de los carnavales de Las Palmas de Gran Canaria 2020 hablan de sus atípicos reinados, que no han disfrutado

Sethlas, Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Borja Casillas, Drag Sethlas, monarca Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2020, ha vivido un reinado atípico a consecuencia del Covid 19 y todos los inconvenientes derivados de la pandemia y las restricciones. Sin embargo, este grancanario que repite como ganador del concurso más importante de las carnestolendas de Canarias confiesa con humor estar acostumbrado a vivir reinados convulsos tras las polémicas y denuncias que generaron su victoria en los festejos de 2017 cuando fue demandado por colectivos cristianos. “Hombre, teniendo en cuenta que han sido circunstancias ajenas a mí, pues claro que sí”, dice cuando se le pregunta si vale la pena presentarse a este certamen.” De una forma u otra mis dos reinados se han visto perjudicados por esos dos factores que comenta pero sin duda, el más difícil ha sido el actual. En relación a mi reinado de 2017 fue una situación bastante agobiante y peculiar pero por ejemplo no me faltó el trabajo y actuaciones; en este 2020 obviamente no he podido lucir absolutamente nada y eso es lo que al final más pena me da. Tener el honor de poder pertenecer a la historia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria siempre valdrá la pena”.

Reconoce que de las fiestas de 2020 le queda “sin lugar a dudas un sabor agridulce. Empezó siendo un buen año, concentrado completamente en mi trabajo y ensayando con toda la fantasía. Disfruté de lo poco que hubo de Carnaval pero claro, se vio manchado por toda esta situación. Ya no hablo del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria sino el de las otras islas y pueblos que también es muy bonito y en los que lamentablemente no pude estar”.

“Pues como le digo a mis amigos”, explica sobre cómo ha vivido estos últimos nueve meses, “sobreviviendo. Han sido unos meses difíciles sobre todo emocionalmente pero he intentado aprovechar el tiempo en cosas que quizá en otras circunstancias no hubiera aprovechado así que mirando ese lado, no hay mal que por bien no venga y al final hay que buscar el lado positivo de todo esto porque sino... nos hundimos”, dice Sethlas.

Cuando se le pregunta cómo se vislumbra el futuro desde los 30 centímetros de plataforma; Casillas es claro: “Para este 2021 negro, muy negro lógicamente. Como bien saben no va a haber Carnaval como lo conocemos por lo que para todos los amantes de esta fiesta será un año triste ya que estamos trabajando siempre de un año para otro. Solo espero que el 2022 al menos se pueda recuperar la fiesta como la conocemos a día de hoy”.

“Estoy completamente seguro de que servirá de autoayuda para reformarse y reformularse todos los concursos”, dice sobre el futuro de los festejos. “Este es el año para cambiar, modificar y sobre todo mejorar. Nuestra fiesta y nuestros carnavaleros lo superarán, trabajarán duro y el siguiente Carnaval que tengamos estoy seguro que será un carnaval de diez”.

En octubre de este año la concelaja Inmaculada Medina anunció que Carnaval de Las Palmas de GC suspende la celebración del programa oficial de fiestas hasta 2022, lo que no implica que este año próximo, cuando se recupera la normalidad sanitaria, volvamos a celebrar, aunque siempre con prudencia.

- ¿Volveremos a abrazarnos y desfilar en una cabalgata?

- ¡Espero que sí! Vamos, tengo fe en que así será.

Reinar a medio gas

Reinar a medio gas

"Muchas veces siento que este año no ha transcurrido”

“Este año ha sido bastante atípico dada la situación que estamos viviendo, pero me he mentalizado con quedarme con mi principio de año, en el que pude disfrutar de mi reinado, dentro de lo que cabe me parecería egoísta decir que he tenido un mal año personalmente ya que creo que hay personas a las que esta pandemia si les ha afectado trágicamente y a mi por suerte solo me ha afectado en el desarrollo de mi vida cotidiana, me ha limitado a hacer algunos planes que tenia en mente, y quizás la parte más negativa es que eso me ha generado un poco de frustración, pero me parece que frente a los problemas que hay en el mundo ahora mismo tengo que estar feliz y agradecida a la vida y ver qué realmente hay personas que por desgracia no han tenido tanta suerte y han sufrido grandes desgracias a raíz de esta pandemia”, cuenta Sara Cruz, Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2020, sobre un año tan complicado y un Carnaval casi que inexistente.

Esta belleza tinerfeña dice que su recuerdo de las carnestolendas de 2020 lo resume con “una sensación extraña, ya que muchas veces siento que este año no ha transcurrido, es decir parece que es una pesadilla y que no he despertado, ya que nunca me había parado a pensar que esta situación podría darse y la verdad que me pilló un poco de imprevisto. De hecho para mi este año en mi cabeza realmente no cuenta como uno más si no como una pausa que nos ha tocado vivir, adaptarnos a ella e incluso como un pequeño aprendizaje de la vida para cuidar más lo que nos rodea y hasta aprender a cuidarnos a nosotros mismo. Siempre he pensado que de todo lo malo se saca algo bueno y siempre lo he aplicado en mi día a día y me ha servido de mucho; aunque se que es complicado ser optimista en una situación así creo que el optimismo es el motor que ahora mismo necesitamos que nos impulse para seguir adelante y poder salir de todo esto”, dice la joven Sara Cruz.

“Me acuerdo de cada detalle de ese día, estuvo lleno de emociones, sin duda creo que seguramente sea de los días más bonitos y emocionantes que he vivido”, dice sobre la noche de su coronación, en el lejano febrero. “Se me ponen los pelos de punta cada vez que veo el vídeo del actuación y sobre todo de la coronación, cuando escucho mi nombre parece que lo vuelvo a vivir , soy muy afortunada de poder haber vivido la experiencia y encima ser nombrada reina me dio muchas cosas buenas, desde amistades hasta confianza en mi misma, que me hacía bastante falta”.

Dice Sara Cruz que pese a la pandemia y dentrro de lo que cabe en el ámbito personal “he tenido suerte ya que no han habido cambios drásticos en mi vida. En cuanto a sentimientos hacia toda esta situación, aunque a mi no me haya tocado la peor parte, el miedo y la tristeza evidentemente me han acompañado todos estos meses, tristeza por todas las vidas que está pandemia de ha llevado y el vacío que esto ha causado en la vida de muchas familias y la destrucción que se está produciendo en la economía, ya que se ha llevado muchas ilusiones y sueños de personas que han tenido que cerrar sus negocios y que a su vez ha producido que muchas familias se vean perjudicadas por el desempleo. Y el miedo a contagiarme o contagiar a algún familiar, es una cosa que me ha rondado mucho por la cabeza. Echo de menos respirar paz”, concluye.

- ¿Cómo va a despedir este año y que le pide a 2021?

“Voy a despedir este año con las personas a las que quiero, aunque siempre lo he hecho este año es especial, la unión hace la fuerza y quiero despedir este año tan malo de una manera bonita y rodeada de mis allegados aunque a causa del Covid no pueda estar con todas las personas que me gustaría, ya tendremos tiempo para brindar y celebrar cuando todo esto termine. Al 2021 le pido lo que creo que vamos a pedir todos este año, y es que todo esto termine y así poder volver a la normalidad y sobretodo para que esta pandemia no se siga llevando vidas por delante, pienso que es lo que todos deseamos en este momento”.

Compartir el artículo

stats