Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pergamino de Clío

Napputi y Ninu, las primeras químicas

Napputi y Ninu, las primeras químicas LP / DLP

Napputi y Ninu fueron dos perfumistas del rey babilonio Tukulti-Ninurta I. En torno al 1.200 a.C. estas dos mujeres comenzaron sus primitivas prácticas en el mundo de la ciencia, dando los primero pasos del camino que recorrerían posteriormente hacia la química moderna.

La fuente que nos habla sobre ellas procede de una tablilla con escritos cuneiformes en la que se nombra a Tapputi-Balatekallim y otro nombre que se encuentra casi borrado terminado en -ninu. La tablilla narra que ambas se dedicaron a hacer perfumes para el Rey. Balatekallim hacía referencia a una supervisora de palacio, seguramente Ninu fuese su ayudante, pero figura como coautora de los perfumes.

Al estar hablando sobre perfumes, ¿podemos considerar que fueron los primeros pasos hacia la química moderna? Debemos tener en cuenta que en la época de la que hablamos, la magia y la ciencia se entrelazan. Los perfumes contaban con un sentido mucho más amplio que el que concebimos ahora.

Las fragancias hechas por Tapputi y Ninu eran sustancias olorosas, pero con fines medicinales y religiosos y seguían un estricto protocolo de medidas y tiempos. Los aceites, plantas y flores se mezclaban con precisión y se requerían procesos químicos como la sublimación para conseguir los valiosos aromas.

En la tablilla, Tapputi describe los pasos para preparar el ungüento del rey. Los primeros ingredientes son flores, agua y aceite de cálamo. Se hervían para liberar las esencias y se condensaban en forma de gotas en las paredes de un alambique. Curiosamente, en esta tablilla se documenta el uso de este objeto por primera vez. Estas gotas eran posteriormente diluidas en agua y alcohol.

No sabemos mucho más de estas dos mujeres. La información sobre ellas es limitada y sus nombres podrían ser pseudónimos asociados a alguna fábula. Lo que sí sabemos es que había mujeres trabajando como científicas en Babilonia y jugaron un papel importante en la sanidad de su época. Sus experimentos y sus trabajos supusieron el comienzo de la andadura de la química tal como la conocemos hoy.

Compartir el artículo

stats