Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un año de 'Ponte al Día'
Adrián Cordero Presentador

«Nunca me había sentido tan querido como en Canarias»

Adrián Cordero. LP/DLP

Adrián Cordero Fernández, nacido en Avilés (Asturias, 1988), arrancó su carrera profesional en Telemadrid ya como presentador del tiempo. En 2013 se incorporó al equipo de laSexta Meteo, hasta de 2021, cuando pasó en 2022 a formar parte del equipo de Ponte al Día. Hasta la actualidad.


Un año ya de su canariedad. ¿Satisfecho?

Es un absoluto privilegio la forma en la que esta tierra me ha acogido. Tanto es así que ahora mismo no me planteo mi vida lejos de Canarias. Suponía que la calidad de vida iba a ser buena, pero nunca imaginé hasta qué punto. Más allá del clima, todos los canarios deben ser conscientes del tremendo privilegio que es vivir aquí.

Usted cada vez ha ido ganando minutos ante la cámara y ahora hablar de Ponte al día es hablar tres presentadores: Wendy, Pedro y usted. ¿Esperaba esa aceptación?

En la vida uno nunca sabe qué esperar, pero supongo que todo lo que ha sucedido con Ponte al día ha superado mis expectativas. Como profesional, nunca me había sentido tan querido. Ni por jefes, ni por compañeros, ni por la audiencia que sigue nuestro trabajo. A veces, lo reconozco, siento que no merezco tanto cariño. Ponte al día es, sin lugar a dudas, la mejor experiencia profesional de mi vida.

Por cierto, ¿nota en la calle el aprecio de los espectadores? Los y las canarias somos muy de agradecer...

Es increíble. Lo he compartido mil veces con los más cercanos: lo que me ha pasado aquí no me había pasado en la vida. Recuerdo una noche en Carnaval, yo iba más o menos reconocible y creo no exagerar si digo que unas doce o quince personas me pararon por la calle para saludarme. Para agradecerme el trabajo que estábamos haciendo. Para felicitarnos. Para agradecerme que hubiera venido a Canarias. En mi vida había tenido la sensación de salir a la calle, una noche de fiesta, y tener que comportarte porque todo el mundo sabe quién eres. El cariño recibido es algo increíble y que yo jamás había vivido.

¿Cuáles cree que han sido las claves del éxito de Ponte al día?

El talento y el esfuerzo. El equipo que se montó en Ponte al Día fue impresionante desde los cimientos. Lo mejor de cada casa está en Ponte al Día. Tenemos los mejores presentadores, un equipo técnico que en mi vida había tenido, la mejor realizadora con la que he trabajado. Una redacción envidiable, una dirección brillante y empática. Tenemos a una persona que dispone de la mayor agenda de contactos de este territorio. Un coordinador con un talento inmenso, unos cámaras que son auténticas figuras del audiovisual. Y, para colmo, además de profesionales, son todos ellos las mejores personas que uno se pueda echar a la cara. Nada, absolutamente nada con este equipo podía salir mal.

Uno de los contenidos que más valora el público es precisamente el relacionado con la información meteorológica. Curioso en un lugar que se caracteriza —o caracterizaba— por una especie de monotonía climatológica. ¿Es sencillo vender la información del tiempo en nuestra región?

Desde fuera yo lo veía como un reto, y tenía claro que la sección no podía girar solo en torno a la meteorología. Una vez aquí, entendí que la realidad climática de Canarias era mucho más compleja de lo que había imaginado. Pero, más allá de eso, Canarias tiene una gran riqueza en todos los elementos que componen esta sección.

Tiene enormes retos medioambientales, tiene una biodiversidad única, una sensibilidad social frente a estas cuestiones que no existe en el resto del país. No es difícil, sino todo lo contrario: hacer lo que hago en Canarias es mucho más fácil que en cualquier otro lugar, porque en ningún otro sitio que yo conozca existe un apego por el medio, por lo natural, por lo ambiental como el que existe en Canarias. Vaya usted a Madrid a hablar de ecosistemas, de endemismos, de protección del territorio y verás la aceptación que encuentra…

¿Cómo ha sido su paso a otros asuntos de diferentes temas dentro del programa?

Un privilegio. Yo soy periodista y siempre quise ampliar mi rango. Fue, de hecho, una de las cosas que pedí cuando me incorporé al proyecto. A mí me fascina la agricultura, el medio natural, la sociología, el urbanismo, la cultura y el arte, la política, la economía… Me sentía encasillado en «el tiempo», y es un lujo haber podido ampliar el rango.

¿Ha habido algún momento en este año que recuerde con especial cariño? ¿Y alguno que le haya sobrepasado?

Nunca olvidaré el día que despedimos la primera temporada, cuando entraron mis padres en directo en el programa. Desde un punto de vista profesional, la semana de Hermine fue inolvidable, creo que hicimos una labor de servicio público increíble y la sensación de estar cumpliendo esa función no tiene precio. Ha habido sustos, también. Días malos en los que las cosas no salen bien. Pero forma parte de esta profesión.

¿Qué papel cree que juega el dinamismo de Ponte el Día en que se haya convertido en un espacio de referencia diaria dentro de la sociedad canaria? Es un formato que no se había explotado demasiado en las Islas.

Es su principal virtud. Si uno analiza los formatos habituales de la mañana, comprobará que en realidad se trata de programas que responden a una estructura en bucle, no están pensados para ser vistos de principio a fin.

En Ponte al día teníamos claro que no queríamos eso sino que alguien podía ver las dos horas y media del programa sin aburrirse, sin ver un solo contenido repetido. Eso retiene la audiencia y hace que tengamos muy pocas fugas a lo largo de la mañana. Es una de las claves del éxito, impulsada sobre todo en esta última etapa.

¿Cree que celebramos juntos el segundo aniversario en 2024?

Creo que el programa va a seguir, de eso no me cabe duda. En lo personal, a día de hoy no puedo comprometerme a nada. No se trata de una cuestión profesional, tengo claro que en ningún sitio voy a estar mejor que aquí en ese sentido.

Pero atravieso un momento personal complejo que me hace ser muy prudente a la hora de pronunciarme sobre mi futuro. Eso sí, estoy seguro de que conmigo, o sin mí, este formato no terminará nunca porque es muy difícil inventar algo en televisión y, sin embargo, Ponte al Día lo ha conseguido. Por mi parte, solo puedo estar agradecido por la oportunidad, y orgulloso de haber formado parte de algo tan grande.

Compartir el artículo

stats